Ministerio de Empleo y Seguridad Social. Portal Carta de España.Molina de Aragón, la gélida Edad Media

Carta de España Online Ministerio de Empleo y Seguridad Social. Gobierno de España.

Carta de España Online. Comer y viajar

Molina de Aragón, la gélida Edad Media

Plaza estratégica situada entre Castilla y Aragón, Molina es el centro de una de las comarcas más despobladas de España, de las más frías en invierno y también una de las más ricas en vestigios medievales

Panorámica del Castillo de Molina

Panorámica del Castillo de Molina

Situada al noroeste de la provincia de Guadalajara, Molina de Aragón cuenta actualmente con unos 4.000 habitantes. Si bien su pasado se pierde en la noche de los tiempos, es en la Edad Media cuando entra en la historia. Arrebatada al rey moro Abelgalbon por Alfonso I el Batallador a principios del siglo XII, el rey cristiano cede las tierras y dota de fueros y privilegios a los señores de Lara, dinastía que tornará en linaje de los Molina y gobernará en la frontera durante varios siglos.

Molina de los Caballeros cae en manos de Aragón y toma su apellido de este reino en el siglo XIV, pero no lo perderá al pasarse a Castilla en la siguiente centuria. Aunque famosa por hechos de armas de la Guerra contra el francés en 1810 y la fratricida contienda carlista en 1875, Molina es sobre todo ciudad medieval y así lo atestiguan sus nobles piedras.

El castillo, finalizado cuando todavía la pólvora no tenía fuerza para derribarlo, extiende sus 800 metros de perímetro por la loma que da sombra a la villa. Bien conservado y visitable, el recorrido por esta propiedad municipal el capaz de trasladar la dureza del medievo a los huesos del visitante. Por fortuna, a la orilla del Río Gallo, caudaloso y fuerte por las recientes lluvias, la ciudad se allana y permite el disfrute de su puente románico, del Palacio del Obispo, de las Iglesias de San Felipe, San Martín o San Gil, del palacio del Virrey de Manila, de la calle de Las Tiendas, de la Calle Larga, la de Arriba, la Judería, el antiguo convento de San Francisco y la Plaza de España, donde se encuentra la Casa Consistorial, en cuya fachada luce una placa alusiva a la concesión del título de “Ciudad”, otorgado por las Cortes de Cádiz en 1812 por el valeroso papel de Molina en la Guerra de la Independencia.

La estirpe de los Lara y los Molina, cuyo árbol genealógico rebosa de títulos y honores, tanto civiles como militares y eclesiásticos, también dejó su impronta en otras ciudades como Úbeda, Murcia, Málaga o Sevilla, pero no se quedaron ahí pues tan ilustres apellidos cruzaron al otro lado del mar, extendiéndose especialmente por Centroamérica y el Caribe, donde también arraigaron, pese a venir de la ciudad más fría de España.

Carlos Ortega

Molina de Aragon - Judería

Judería

Casco histórico

Casco histórico

Plaza de España

Plaza de España

Antigua Iglesia de San Miguel

Antigua Iglesia de San Miguel

  • Comparte esta noticia en:
  • Compartir en Facebook
  • Compartir en Twitter

Pie de página

© Carta de España Online 2015