Ministerio de Empleo y Seguridad Social. Portal Carta de España.Quinientos años de Trinidad

Carta de España Online Ministerio de Empleo y Seguridad Social. Gobierno de España.

Carta de España Online. Españoles en el mundo

Quinientos años de Trinidad

La ciudad cubana de Trinidad. en el centro sur de la isla, ha cumplido este mes de febrero quinientos años. Desde 1988 es Patrimonio de la Humanidad de la Unesco

La Villa de la Santísima Trinidad fue la tercera villa fundada por la Corona española en Cuba, a principios de 1514. La villa se fundó con la presencia del Adelantado Diego Velázquez de Cuéllar, y fue evolucionando con rapidez, lo cual le posibilitó ser una de las más prósperas de la mayor de las Antillas, ya que era la última etapa hacia México y su conquista. Por aquí anduvieron Hernán Cortés y fray Bartolomé de las Casas

La ciudad de Trinidad se halla ubicada en la región central de Cuba, específicamente en el sur de la provincia cubana de Sancti Spíritus, y es la capital del municipio del mismo nombre.

Tras su fundación en el siglo XVI, la zona gozó de cierta prosperidad, pero con el paso del tiempo, al estar únicamente conectada por mar, la ciudad entró en franca decadencia hasta su definitivo abandono. Paradójicamente, gracias a ese olvido la ciudad conservaría su esencia, y a partir del siglo XVIII fue repoblada y reconstruida al convertirse en un emporio azucarero con la llegada de las familias Iznaga, Borrell y Brunet hacia la mitad del siglo XIX.

Sus habitantes, hasta el día de hoy, se han afanado en mantener su estética colonial y paisajística incólume. Sus calles empedradas, sus viejos tejados, sus fachadas coloristas y sus maravillosas ventanas de fierro forjado han merecido la catalogación de Patrimonio de la Humanidad por la Unesco.

Desperdigados por la ciudad, pequeños palacetes albergan una oferta de museos y salas de exposiciones sin parangón. Entre ellos destaca el Palacio Cantero, también declarado Patrimonio Cultural por la Unesco y que retrata a la perfección la historia de Trinidad, en especial durante los tiempos en que fue emporio azucarero.

La ciudad cuenta también con otros emblemas museísticos, como es el caso del Museo de Arqueología, en que se muestran objetos de las comunidades aborígenes precolombinas, como el Museo Romántico, que recrea el estilo de vida y el lujo de los hacendados, o como el Museo de Arquitectura Colonial, un repaso por la evolución urbanística y constructiva de la ciudad.

La labor de conservación y restauración emprendida por los especialistas de esta zona del centro sur de Cuba propició que sea una de las ciudades coloniales mejor conservadas no sólo de Cuba, sino también de América, e inscribirse en la Lista del Patrimonio Mundial de la Humanidad por la Unesco junto al Valle de los Ingenios en 1988, una zona donde prosperó la industria azucarera

Esta producción azucarera, que enriqueció a los dueños de esos ingenios, hizo que surgieran tanto en Trinidad como en el Valle, casonas y palacetes que hoy son orgullo de la cultura cubana.

Carlos Piera
Fotos: UNESCO

  • Comparte esta noticia en:
  • Compartir en Facebook
  • Compartir en Twitter

Pie de página

© Carta de España Online 2015