Ministerio de Empleo y Seguridad Social. Portal Carta de España.Martín Fiz : ¿España se benefició de mi rivalidad con Abel Antón¿

Carta de España Online Ministerio de Empleo y Seguridad Social. Gobierno de España.

Carta de España Online. Deportes

Martín Fiz : “España se benefició de mi rivalidad con Abel Antón”

Como los viejos rockeros, a sus 53 años Martín Fiz se resiste a dejar de competir, y su última hazaña ha sido alzarse con la victoria en la maratón de Boston en la categoría de veteranos

Campeonato del mundo de Atenas 1997. Fiz y Abel Antón, que ganaría la prueba

Campeonato del mundo de Atenas 1997. Fiz y Abel Antón, que ganaría la prueba

La imagen de este atleta vitoriano llegando primero a la meta en el Campeonato de Europa de Maratón de Helsinki, en 1994, seguido de Diego García y Alberto Juzdado, todavía permanece en la retina de los aficionados al atletismo. Después, en 1995, se hizo con la medalla de oro del Mundial de Gotemburgo y en 1997, en Atenas, logró la plata. El premio Príncipe de Asturias de los Deportes, que recibió en 1997, resultó el mejor refrendo para una carrera deportiva plena de éxitos.

Oficialmente había dejado de competir en 2001 ¿Por qué ha vuelto?
Competir, correr, significa vida y salud. No es como la vuelta de los toreros, porque correr es más relajante, el esfuerzo que hace uno para seguir en forma a los 53 años es grande, pero ya se sabe que “sarna con gusto no pica”. Correr es para mí es un modo de vida y una vez que empiezas es difícil dejarlo. Tras el primer kilómetro vienen los demás.

¿Qué opina la familia?
Está contenta porque todos los días ando entretenido y no me conduzco como un viejo cascarrabias.

¿Cambia mucho pasar de profesional a simple aficionado?
La diferencia con la máxima competición es que ahora uno corre por afición, por hobby, ya no me exijo tanto y compito sin ansiedad.

¿Qué llamó su atención en la maratón de Boston?
Las grandes medidas de seguridad que rodearon la prueba, pero mucho más todavía que tomasen parte cuatro atletas que habían sufrido en carne propia el atentado y que aún conservaban secuelas físicas, algunos corrieron amputados.

Haciendo estiramientos

Martin Fiz haciendo estiramientos

¿Y qué se siente al quedar vencedor como veterano?
Ganar significa, ante todo, que he sabido conducir mi vida deportiva más allá de los 40 años. Si alguien me llega a decir que iba a llegar en tan buen estado a los 53 años, le hubiera tildado de loco. Mi mayor premio es que me siento referencia y abanderado de la gente mayor.

¿Gana o pierde dinero?
Más bien tengo que poner dinero de mi propio bolsillo, pero no lo siento porque otros hacen lo mismo con las vacaciones cuando hacen turismo, viajan. Yo, en lugar de esto, corro maratones.

¿Cuánto tiempo invierte en preparar una maratón?
Me entreno todos los días entre una hora y hora y cuarto. No hago ni la mitad de lo que hacía cuando era profesional.

¿A qué factores achaca las muertes en España de algunos aficionados en las carreras populares?
El número de personas que participa en las pruebas populares se ha incrementado. La gente ha perdido miedo a las grandes distancias y algunos cometen imprudencias entre las que está no hacer un entrenamiento adecuado para afrontar esfuerzos demasiado grandes.

De su feroz rivalidad con Antón ¿qué queda?
Precisamente acabo de hablar con él por teléfono. Llevamos vidas paralelas, somos amigos después de haber sido rivales y hasta enemigos. Ahora, mirando atrás, creo que de algún modo, el país se benefició de nuestra rivalidad.

¿A qué se dedica?
Doy conferencias, colaboro con periódicos deportivos y estoy muy vinculado a la organización de carreras populares.

Una foto histórica: Fiz (de rodillas) y Diego Garcia reciben a Alberto Juzdado. Helsinki 1994

Una foto histórica: Fiz (de rodillas) y Diego Garcia reciben a Alberto Juzdado. Helsinki 1994

¿Cuál es el estado actual del atletismo de fondo español?
Goza de muy buena salud, vuelve a resurgir después de un pequeño bache. Confío en gente como Javi Guerra, Carles Castillejo e Iván Fernández. Hay que darles tiempo. No es como en los años 90, cuando rozamos el cielo. No es fácil escalar posiciones en este mundo.

¿Cree que podemos hacer algo destacado en los Juegos de Rio?
Las medallas no se regalan, pero lo único cierto es que la gente que acuda va a dar guerra y se van a dejar la piel en las pistas.

Los africanos ¿son imbatibles?
Cuando a van a por récords son muy difíciles de vencer, pero la cosa cambia cuando se trata de carreras tácticas como en los Juegos Olímpicos o los Mundiales. En Río de Janeiro tendrán en contra, además, un clima adverso, y eso irá en detrimento de su rendimiento. 

Con 53 años ¿qué retos se marca?
Tras ganar en Nueva York, Tokio y Boston, mis siguientes retos serán las maratones de Berlín (en septiembre) y luego, Londres y Chicago (en 2017). Cuando complete los 6 maratones más importantes del mundo será el momento de plantearme otros desafíos.

P.Z.
 

  • Comparte esta noticia en:
  • Compartir en Facebook
  • Compartir en Twitter

Pie de página

© Carta de España Online 2015