Ministerio de Empleo y Seguridad Social. Portal Carta de España.O'Grove, lugar inolvidable

Carta de España Online Ministerio de Empleo y Seguridad Social. Gobierno de España.

Carta de España Online. Comer y viajar

O'Grove, lugar inolvidable

Hay un lugar en el mundo que resulta inolvidable, no solo por sus paisajes sino también porque guarda el secreto de tantos emigrantes que en una época han tenido la necesidad de abandonar esta tierra escapando de la pobreza y la falta de oportunidades. Ese lugar se llama "O Grove" y está situado en Pontevedra, Galicia.

“O Grove” lleva en su aroma ese olor tan característico de los golpes fuertes de agua salada y de viento bravo. Pueblo de pescadores y gente de mar que nunca tuvo miedo al trabajo. Lugar de leyendas que siguen transmitiéndose de generación en generación…como aquella famosa leyenda del Meco, señor de horca y cuchillo con el que el pueblo hizo justicia al estilo Fuente Ovejuna…

En los pueblos del Grove, como por ejemplo Meloxo, se conocen todos, y no hay forma de pasar desapercibido. La gente mayor sigue caminando tanto como hace 70 años y es frecuente tomar la carretera andando a pie hasta el centro del Grove o La Toja.

Los jóvenes ya no lo hacen. A pesar de la crisis económica y laboral prefieren no deshacerse de sus autos y van con ellos a todos lados.

La gente mayor también suele tener alguna tierrita para cultivar, y quizás algunas gallinas. Y no se olvidan de los tiempos duros donde el simple hecho de tener una tierra para sembrar los ayudaba a no pasar hambre.

34

Muchos jóvenes del Grove trabajan en las fábricas de pescado al igual que lo hacían sus abuelos. Y los que estudian en la Universidad de Santiago de Compostela o en otros lugares esperan tener días libres para volver a pisar las playas de su infancia.

El Grove es un lugar especial y se nota su nostalgia de isla en esa forma de protección que le da el mar por todos sus rincones. Las aguas de la Ría de Arousa bañan sus costas, excepto en la parte sur, que da al inmenso Océano Atlántico.

Las riberas norteñas del municipio están presididas por playas como As Pipas, Area de Reboredo, Mexilloeira, A Bodeira, Area Grande e O Barreiro, mientras que en el sur comienzan en A Barrosa, pasando por Burato de Londea, Seixeliños, Area de la Cruz, Raeiros, Sanatorio e La Lanzada. En el centro urbano está la playa de Confin, la de Rons, Lavaxeira o las de la isla de La Toja. La playa de La Lanzada es sin dudas la más famosa de sus playas y su posición abierta al mar la hace ideal para la práctica de deportes de vela.

El monte Siradella se alza como un mirador natural sobre el istmo de A Lanzada y la marisma del Bao, Zona Húmeda Protegida, desde allí se puede ver también la Isla de Ons, la otra orilla de la Ría de Arousa o los pueblos costeros de la comarca do Salnés. Hay también miradores artificiales como el de Con da Hedra, construido en una antigua cantera de piedra, y desde el cual se puede ver toda la costa de O Grove.

Durante la primera quincena de octubre, se celebra la “Festa do Marisco”, que ofrece los deliciosos mariscos que se capturan en la Ría de Arousa. En esta fiesta tradicional se instalan carpas con stands de venta en las que se pueden degustar todo tipo de mariscos a precios de promoción. Desde hace unos años la fiesta se completa con una extensa programación de actos culturales, deportivos y de ocio, como conciertos, exposiciones, regatas de dornas, etc.

24

24

Además de sus playas, sus reservas naturales, sus miradores con vistas pintorescas, sus rincones turísticos (A Toxa, Porto Meloxo, O Barreiro, San Vicente do Mar) también resulta de gran atractivo la visita a su acquarium, único en Galicia, situado en Punta Moreiras y el recorrido por sus ermitas como la Parroquial de San Martín, la de San Vicente y la Capilla de San Caralampio en la isla de A Toxa, recubierta de conchas de vieira.

En el centro de la villa se encuentra el inolvidable Monumento a la familia mariscadora, junto al puerto. Allí están representados todos los grovenses, no solo los que permanecieron y permanecen en la comarca sino también los que han tenido que partir y aún mantienen a la distancia la morriña de ese pedazo de tierra que los sigue emocionando cada vez que sienten olor a mar.

Silvina di Caudo

  • Comparte esta noticia en:
  • Compartir en Facebook
  • Compartir en Twitter

Pie de página

© Carta de España Online 2015