Ministerio de Empleo y Seguridad Social. Portal Carta de España.El libro de segunda mano se pone de moda

Carta de España Online Ministerio de Empleo y Seguridad Social. Gobierno de España.

Carta de España Online. Cultura y sociedad

El libro de segunda mano se pone de moda

Gabriel García Márquez, Noah Gordon, o Carlos Ruiz Zafón son autores cuyos libros se pueden adquirir en buen estado por menos de tres euros.

¿Cómo seguir vendiendo, comprando y leyendo en plena crisis, sin desfallecer en el intento? Corren tiempos de penuria económica, y a los amantes de la lectura no nos queda más remedio que agudizar el ingenio para seguir abasteciéndonos de nuestra droga preferida: la lectura. Muchos son los que han vuelto al préstamo en las bibliotecas, pero para aquellos que siguen aspirando a mantener su propia colección – e incluso enriquecerla- y encuentran prohibitivos los precios a desembolsar por novedades y best-sellers, el camino correcto a seguir es la ruta que siempre han marcado las tiendas de libros usados.

“Claro que notamos la crisis” nos dice Carmen, de la Librería Jiménez Bravo, dedicada a la compraventa de ejemplares. ”Los libros son como cualquier otro producto a la venta y, como es natural, la gente deja de comprarlos cuando se da cuenta de que tiene poco dinero para gastar.

Tik Books

Esta librería de toda la vida, situada en el número 66 de la madrileña calle Viriato, resiste a pie firme los embates de la escasez, mientras otras, nacidas con más pretensiones, doblan la rodilla y cierran sus puertas acuciadas por la pérdida de clientes y la competencia de las grandes superficies. “Las ventas han descendido, es cierto, pero nuestros clientes son cada vez más fieles, y curiosamente los más jóvenes son nuestros mejores compradores en estos momentos”.

Para Carmen, “más que crisis, lo que se observa es un gran desinterés por la cultura en general. Se visitan menos las salas de cine y los museos. Hay menos tiempo libre y la gente prefiere invertir más en ocio y menos en cultura”. Donde quizá más se nota todo esto es en las Ferias, tanto en la de Otoño como en la de Primavera. “Antes, sigue diciendo Carmen, cuando nuestro negocio pasaba por una mala racha se recuperaba con las ferias, pero ahora no.”

Aun así, las librerías dedicadas a dar salida a ejemplares usados, no encuentran motivos para echar el cierre. Facturan menos, cierto, pero no les afecta, por ejemplo, la aparición del libro electrónico y, como tampoco trabajan el mercado de los libros de texto, se libran de las turbulencias que el uso de Internet en los colegios ha supuesto para tantas tiendas. Tampoco parece afectarle demasiado la crisis a Ángel Sanz, al frente de la librería situada en Santa Engracia número 22, un clásico de la compraventa de libros que lleva en pie desde 1940.

“Compramos más que vendemos- afirma Ángel-y en ese capítulo es donde se nota la crisis. La gente se desprende de sus colecciones, pero, por lo demás, seguimos adelante sin muchos problemas y desde luego no tenemos intención ninguna de cerrar, a pesar de que nuestro público pertenece son mayoritariamente personas mayores”.

Sta. Engracia

La oferta de Ángel Sanz a sus clientes rebosa las estanterías y se extiende hasta la acera. “Lo que más se vende son los relatos, las novelas, pero si el libro usado de poesía o ensayo está en buenas condiciones, también tiene salida. No acudimos a las Ferias, es demasiada pérdida de tiempo y trabajo, y no nos compensa el esfuerzo”. Sanz, es de los que piensan que la aparición de librerías que ponen a la venta libros de saldo o de segunda mano en buen estado, es una excelente noticia para los aficionados a la lectura y que, con sus novedosos planteamientos, estas librerías son capaces de sortear la crisis. No le extraña, pues, el éxito de iniciativas como la cadena Bookcenter, cuyas cinco tiendas funcionan bajo el lema “¡Tanto para tan poco¡”

Parte de su receta para el éxito es proceder como una empresa familiar. “Nosotros no vendemos libros usados”, afirma Cristina Puga. Y es cierto. Se mueven como pez en el agua en el mundo de los saldos, las ofertas y los libros de ocasión y no solo venden en las tiendas, sino también en Ferias y hasta en la calle. El cliente que acude a cualquiera de sus establecimientos, abiertos todos los días del año, puede adquirir libros y revistas de calidad a un precio muy asequible para bolsillos en crisis.

Quienes sí trabajan directamente con el libro usado (el rótulo de las tiendas es harto explícito) son los recién desembarcados Tikbooks, una cadena de venta de libros de segunda mano que se ha establecido sin complejos en la capital de España y que vende ejemplares de autores de primera fila desde dos hasta seis euros. Además, el comprador tiene la posibilidad de adquirir cinco libros, en excelente estado, por tan solo 10 euros. Las tiendas de la cadena Tikbooks cuyo lema es “La lectura es la puerta a la cultura” están presentes tanto en el Barrio del Pilar (Avenida de Betanzos, 52) como en la Gran Vía (San Bernardo, número 4, metro Santo Domingo) o en la calle Alcalá 295 (metro Carmen).

La crisis resulta tan palpable que hasta ciertas librerías de postín, ofrecen a sus clientes on line dos opciones a la hora de comprar un libro: nuevo o usado. Todo con tal de seguir funcionando hasta que escampe y lleguen tiempos mejores. Nadie sabe si de la mano del libro electrónico o de bajadas del IVA, porque como tan sabiamente dice Mercedes, de la Librería de compraventa Jiménez Bravo, y refrenda su colega, Ángel Sanz, “más que a una crisis económica, asistimos a una crisis moral”.

  • Comparte esta noticia en:
  • Compartir en Facebook
  • Compartir en Twitter

Pie de página

© Carta de España Online 2015