Ministerio de Empleo y Seguridad Social. Portal Carta de España.San Sebastián- Donostia, una ciudad para pasearla, sentirla, vivirla

Carta de España Online Ministerio de Empleo y Seguridad Social. Gobierno de España.

Carta de España Online. Comer y viajar

San Sebastián- Donostia, una ciudad para pasearla, sentirla, vivirla

El Festival Internacional de Cine, más el Festival de jazz, Jazzaldia, junto con un festival de Cine de Terror o el concurso para guitarristas eléctricos "Púa de oro" le han dado proyección internacional. San Sebastián será Capital Europea de la Cultura en el 2016.

En la costa del golfo de Vizcaya, a 20 kilómetros de la frontera con Francia, San Sebastián/Donostia es la capital de Guipúzcoa, en Euskadi. Los atractivos de la ciudad son muchos, especialmente para los turistas: descubrirán una ciudad con encanto. El paisaje urbano está definido por la bahía de La Concha, por el desarrollo arquitectónico iniciado en la segunda mitad del XIX. La ciudad adquirió un aire cosmopolita y aburguesado, propiciando el turismo europeo. Más recientemente, ha logrado su proyección internacional con el Festival Internacional de Cine, con el Festival de jazz, Jazzaldia, con un festival de Cine de Terror y el concurso para guitarristas eléctricos “Púa de oro”. San Sebastián será Capital Europea de la Cultura en el 2016.

Playa de La Concha

Playa de La Concha

El origen de la ciudad está en una villa medieval, fundada por el rey navarro Sancho el Sabio, hacia el año 1180. En la carta puebla o fundacional, redactada en latín, se indica el nombre de Sanctus Sebastianus, que evolucionará hasta San Sebastián y Donostia.

El Kursaal, de Rafael Moneo (vista nocturna)

El Kursaal, de Rafael Moneo (vista nocturna)

El monte Urgull, la isla de Santa Clara y el monte Igueldo son las referencias visuales de San Sebastián/Donosita, una de las ciudades más lluviosas de España en la costa cantábrica. Las playas de la Concha, Ondarreta y Zurriola son los espacios preferentes en los veranos. La ciudad se divide en zonas. El barrio antiguo, núcleo en el que nació la ciudad, es una cuadrícula, un entramado de calles estrechas, a los pies del monte Urgull, donde se concentran todos, vecinos y turistas, en las distintas rutas de los bares de pintxos (pinchos) para degustar desde el changurro a las mejores anchoas.

El Ayuntamiento, antiguo casino, construido en 1887.

El Ayuntamiento, antiguo casino, construido en 1887.

Porque en San Sebastián/Donostia se come bien, increíblemente bien, sin olvidarse de la bebida, incluido el chacolí, que por algo tiene tres restaurantes con tres estrellas Michelín. La playa de la Concha y su paseo marítimo es una zona multiusos, donde unos y otros se dejan ver, donde se pasea y se disfruta de las terrazas o de la playa… más allá de los límites de la playa están los “peines del viento”, de Eduardo Chillida, nuevos símbolos de la ciudad, esculturas integradas en la costa que maravillan: hierros retorcidos erosionados por la salitre marina, indicando una manera de mirar el mar. A los pies del monte Urgull, cerca del casco antiguo, una escultura de Jorge Oteiza, el vacío que provoca diferentes formas escultóricas, según el punto desde donde se mire.

Escutura de Eduardo Chillida, símbolo de la ciudad

Escutura de Eduardo Chillida, símbolo de la ciudad

San Sebastián/Donostia es mucho más: el ayuntamiento, un vistoso edificio que fue el antiguo casino, construido en 1887, junto a los jardines Alderdi, en el inicio de la playa de la Concha; el mercado de la Bretxa, donde abastecerse de toda suerte de productos; tiendas especializadas en hongos, imprescindibles en la gastronomía vasca; la Plaza de la Constitución, que fue el antiguo coso taurino; la iglesia de san Vicente y la basílica de santa María, en el casco antiguo; la catedral del Buen Pastor, edificio religioso del año 1897; los puentes sobre el río Urumea, testimonios de un tiempo; el Kursaal, obra de Rafael Moneo… pero mejor visitar San Sebastián, pasearla, sentirla, vivirla. Puede ser una experiencia única.

Pablo Torres

  • Comparte esta noticia en:
  • Compartir en Facebook
  • Compartir en Twitter

Pie de página

© Carta de España Online 2015