Ministerio de Empleo y Seguridad Social. Portal Carta de España.El premio Nadal: vivero de la literatura española

Carta de España Online Ministerio de Empleo y Seguridad Social. Gobierno de España.

Carta de España Online. Cultura y sociedad

El premio Nadal: vivero de la literatura española

Desde que Carmen Laforet inaugurara, con su novela Nada, la galería de ilustres laureados con el Premio Nadal, éste no ha cesado de ofrecer cada año gratas sorpresas literarias.

En 1944, las peripecias de la joven Andrea por la Barcelona de 1939 supusieron el ingreso de una bocanada de aire fresco en un panorama literario, el español, condenado a la inanición, y repleto de traumas provocados por una guerra civil que había traumatizado a los protagonistas de uno y otro bando y a la esencia misma de la vida, y por ende, de la literatura. Además, Carmen Laforet, la primera ganadora de un premio con mayúsculas que se empeñó desde el primer momento en desprenderse de las telarañas, las recomendaciones y los chanchullos propios de una época opaca y gris, era joven y mujer: un cóctel novedoso y hasta cierto punto políticamente incorrecto, dado que su elección arrinconaba a algunos escritores varones consagrados que aspiraban al premio recién constituido por la editorial Destino. Gracias a la intuición del jurado, Laforet pasaría a engrosar el anaquel de libros fundamentales de la literatura española surgida después de la sangrienta Guerra Civil.

Y para demostrar que la editorial Destino estaba empeñada en apostar por la buena literatura, tres años después de la novela de Carmen Laforet, el premio Nadal descubrió para el gran publico a un jovencísimo Miguel Delibes, autor de La sombra del ciprés es alargada, una magnífica y demoledora ópera prima de tono intimista que, ambientada en Ávila, retrataba desde los ojos de la infancia una España de color gris, de escaso futuro, que deslumbró a lectores de dentro y fuera de nuestras fronteras.

Miguel Delibes

Miguel Delibes

Siguiendo la estela, en 1955, El Jarama de Sánchez Ferlosio volvió a vindicar el excelente gusto de los jurados que deciden a quién hay que entregar por unanimidad este premio que, sin lugar a dudas, más ha batallado por la dignidad y el prestigio de la literatura en España. Escritas en tercera persona, las 57 secuencias de la novela de Sánchez Ferlosio son consideradas una muestra de cómo se debe estructurar una novela que fue muy aplaudida por los lectores, aunque algún crítico se permitiera tacharla de aburrida.

En la quinta ocasión que el prestigioso galardón recayó en una mujer fue para distinguir a doña Carmen Martín Gaite quien, con su novela Entre visillos, retrata a la perfección a un grupo de señoritas de provincias y disecciona de manera directa y aparentemente sencilla la hipocresía, el aburrimiento, la ausencia de imaginación y el conservadurismo de una pequeña capital como podía ser Salamanca. Tras Entre visillos, se sucedería una catarata de buenos relatos como Caperucita en Manhatan, Retahíla, o Irse de casa, que conforman la obra poderosa, amplia y densa de una escritora que contraería matrimonio precisamente con Rafael Sánchez Ferlosio.

Carmen Martín Gaite

Carmen Martín Gaite

Ana María Matute

Ana María Matute

Otra gran dama de la literatura española con mayúsculas, Ana María Matute, recibiría el Nadal en 1959, por su obra Primera memoria, una parábola de la Guerra Civil, cuya huella indeleble impregna la espléndida novela de quien acabaría por ostentar el grandísimo honor de ser la única mujer que actualmente ocupa un sillón en la Real Academia Española de la Lengua.

En 1968, el premio Eugenio Nadal sirvió para descubrir al gran público hispanolector la excelente prosa del gallego don Álvaro Cunqueiro, periodista, dramaturgo, poeta, novelista y gastrónomo de referencia, quien a lo largo de Un hombre que se parecía a Orestes, juega con humor y maestría con el mito del vengador, su vacilaciones y sus miedos.

Tras Cunqueiro, vendrían nombres como los de Francisco García Pavón, Francisco Umbral, Fernando Arrabal, Manuel Vicent, o Juan José Millás, continuación de una tradición literaria impecable que se interrumpiría en los años 90, cuando la prestigiosa editorial Destino pasó a manos de Planeta y, como es natural, los criterios para la concesión del prestigioso galardón tomaron otros derroteros.

TODOS LOS GANADORES

  • 1944 - Carmen Laforet, por Nada
  • 1945 - José Félix Tapia, por La luna ha entrado en casa
  • 1946 - José María Gironella, por Un hombre
  • 1947 - Miguel Delibes, por La sombra del ciprés es alargada
  • 1948 - Sebastián Juan Arbó, por Sobre las piedras grises
  • 1949 - José Suárez Carreño, por Las últimas horas
  • 1950 - Elena Quiroga, por Viento del Norte
  • 1951 - Luis Romero, por La noria
  • 1952 - Dolores Medio, por Nosotros, los Rivero
  • 1953 - Lluïsa Forrellad, por Siempre en capilla
  • 1954 - Francisco José Alcántara, por La muerte le sienta bien a Villalobos
  • 1955 - Rafael Sánchez Ferlosio, por El Jarama /
  • 1956 - José Luis Martín Descalzo, por La frontera de Dios
  • 1957 - Carmen Martín Gaite, por Entre visillos
  • 1958 - José Vidal Cadellans, por No era de los nuestros
  • 1959 - Ana María Matute, por Primera memoria
  • 1960 - Ramiro Pinilla, por Las ciegas hormigas
  • 1961 - Juan Antonio Payno, por El curso
  • 1962 - José María Mendiola, por Muerte por fusilamiento
  • 1963 - Manuel Mejía Vallejo, por El día señalado
  • 1964 - Alfonso Martínez Garrido, por El miedo y la esperanza
  • 1965 - Eduardo Caballero Calderón, por El buen salvaje
  • 1966 - Vicente Soto, por La zancada
  • 1967 - José María Sanjuán, por Réquiem por todos nosotros
  • 1968 - Álvaro Cunqueiro, por Un hombre que se parecía a Orestes
  • 1969 - Francisco García Pavón, por Las Hermanas Coloradas
  • 1970 - Jesús Fernández Santos, por Libro de las memorias de las cosas
  • 1971 - José María Requena, por El cuajarón
  • 1972 - José María Carrascal, por Groovy
  • 1973 - José Antonio García Blázquez, por El rito
  • 1974 - Luis Gasulla, por Culminación de Montoya
  • 1975 - Francisco Umbral, por Las ninfas
  • 1976 - Raúl Guerra Garrido, por Lectura insólita de "El Capital"
  • 1977 - José Asenjo Sedano, por Conversación sobre la guerra
  • 1978 - Germán Sánchez Espeso, por Narciso
  • 1979 - Carlos Rojas, por El ingenioso hidalgo y poeta Federico García Lorca asciende a los infiernos
  • 1980 - Juan Ramón Zaragoza, por Concerto grosso
  • 1981 - Carmen Gómez Ojea, por Cantiga de agüero
  • 1982 - Fernando Arrabal, por La torre herida por el rayo
  • 1983 - Salvador García Aguilar, por Regocijo en el hombre
  • 1984 - José Luis de Tomás García, por La otra orilla de la droga
  • 1985 - Pau Faner, por Flor de sal
  • 1986 - Manuel Vicent, por Balada de Caín
  • 1987 - Juan José Saer, por La ocasión
  • 1988 - Juan Pedro Aparicio, por Retratos de ambigú
  • 1989 - No se concedió
  • 1990 - Juan José Millás, por La soledad era esto
  • 1991 - Alfredo Conde, por Los otros días
  • 1992 - Alejandro Gándara, por Ciegas esperanzas
  • 1993 - Rafael Argullol, por La razón del mal
  • 1994 - Rosa Regàs, por Azul
  • 1995 - Ignacio Carrión, por Cruzar el Danubio
  • 1996 - Pedro Maestre, por Matando dinosaurios con tirachinas
  • 1997 - Carlos Cañeque, por Quién
  • 1998 - Lucía Etxebarria, por Beatriz y los cuerpos celestes
  • 1999 - Gustavo Martín Garzo, por Las historias de Marta y Fernando
  • 2000 - Lorenzo Silva, por El alquimista impaciente
  • 2001 - Fernando Marías, por El niño de los coroneles
  • 2002 - Ángela Vallvey, por Los estados carenciales
  • 2003 - Andrés Trapiello, por Los amigos del crimen perfecto
  • 2004 - Antonio Soler, por El camino de los ingleses
  • 2005 - Pedro Zarraluki, por Un encargo difícil
  • 2006 - Eduardo Lago, por Llámame Brooklyn /
  • 2007 - Felipe Benítez Reyes, por Mercado de espejismos
  • 2008 - Francisco Casavella, por Lo que sé de los vampiros
  • 2009 - Maruja Torres, por Esperadme en el cielo
  • 2010 - Clara Sánchez, por Lo que esconde tu nombre
  • 2011 - Alicia Giménez Bartlett, por Donde nadie te encuentre
  • 2012 - Álvaro Pombo, por El temblor del héroe
  • 2013 - Sergio Vila-Sanjuán, por Estaba en el aire

Paco Zamora

  • Comparte esta noticia en:
  • Compartir en Facebook
  • Compartir en Twitter

Pie de página

© Carta de España Online 2015