Ministerio de Empleo y Seguridad Social. Portal Carta de España.Guillermo F. López Zúñiga científico y fotógrafo

Carta de España Online Ministerio de Empleo y Seguridad Social. Gobierno de España.

Carta de España Online. Cultura y sociedad

Guillermo F. López Zúñiga científico y fotógrafo

Una reciente donación en custodia del legado del científico, hecha por sus familiares, ha permitido conocer su faceta como uno de los grandes fotógrafos de la Guerra de España. Estuvo en los más importantes escenarios y frentes de la contienda

tropas republicanas

En el año 2011, María Teresa Fernández cedió en custodia a la Asociación Española de Cine e Imagen Científicas (ASECIC), el legado de su padre Guillermo F. Zúñiga (Cuenca 1909 – 2005), etnógrafo, científico, cineasta de la Ciencia y fotógrafo, compuesto por cartas personales, guiones, programas de festivales de cine científico y una gran cantidad de documentos, entre los que había negativos fotográficos: descubrirían una faceta desconocida del científico, como documentalista gráfico de la Guerra de España.

Guillermo F. Zúñiga es un personaje singular, de enorme trascendencia, con una interesante biografía prácticamente desconocida en España. Entre 1919 y 1925, Guillermo F. Zúñiga completa el Bachillerato en el Instituto san Isidro de Madrid, alojándose en el Colegio de Huérfanos de Médicos. En la Universidad Central, ubicada en la calle de san Bernardo, de la capital, completa sus estudios universitarios, licenciándose en Ciencias Naturales en 1932, un año después de la proclamación de la segunda República. Después impartiría clases en el Instituto Escuela de Madrid (actual Ramiro de Maeztu). Participó en el Patronato de las Misiones Pedagógicas hasta 1936.

gente en las calles de Madrid

Alistado en el Ejército de la República para defender la libertad y la democracia, cuando sólo tenía 25 años, trabajó con el Ejército de la República rodando los noticieros “España al día” y “Gráfico de la juventud”, que emitía el Servicio de Propaganda del PCE, partido que organizaba los viajes de los reporteros por los frentes de Guerra, para garantizarles su seguridad.
Biólogo, etnógrafo y cineasta, viajó por distintos escenarios de la guerra: captó imágenes de soldado en la nieve, fumando; en las trincheras, defendiendo posiciones… retrató la Plaza de la Cibeles, en Madrid; o a un grupo de ciudadanos mirando al cielo para ver el paso de los aviones, en Valencia, junto a Correos, en la primavera de 1937; o a brigadistas internacionales en la calle marqués de Molins, en Albacete, en el invierno de 1937; o varios puentes de la Batalla del Ebro, enfrentamiento decisivo que adelantaba el final de la Guerra; o el cortejo fúnebre de Largo Caballero, en París…

Con el apoyo de la Filmoteca Española y el Ministerio de Educación, el Cine Doré (Madrid) organizó una pequeña, insignificante exposición fotográfica de Guillermo F. Zúñiga, con 26 imágenes (Formato pequeño: 18 x 24 centímetros). Las imágenes corresponden a distintos frentes de la Guerra de España. En esas fotos se pueden ver escenas cotidianas de los frentes de guerra: soldados escribiendo cartas a sus familias, subidos a un camión, cocinando…

foto calles de Madrid

Liquidada la República, Guillermo F. Zúñiga tuvo que exiliarse a Francia, junto con miles y miles de españoles, cruzando los Pirineos orientales. El Gobierno francés receló de los republicanos españoles y les confinó en campos de concentración instalados en las playas de Argeles-sur-Mer, en el sur de Francia, en condiciones infrahumanas. También pasaría por los campos de Bram y Gurs. En aquellos centros de internamiento de republicanos, Zúñiga no dejó de fotografiar la durísima vida de los refugiados españoles, abandonados a su suerte, expuestos a la intemperie. Cuando pudo salir del campo de concentración, se trasladó hasta Toulouse, ganándose la vida esculpiendo figuras en muebles de madera. Después se trasladaría hasta París.

Durante la segunda Guerra Mundial, volvió a ser detenido y encerrado en el campo de concentración de Gurs, de donde se fugó. Esa escapada le salvaría la vida: desde ese campo, miles de presos españoles fueron llevados a campos de exterminio alemanes. Desde Francia, Guillermo F. Zúñiga logró emigrar hasta Argentina.

En 1947 sus amigos en Argentina, Gori Muñoz, Alejandro Casona, Rafael Alberti le consiguieron un trabajo en los Estudios Cinematográficos San Miguel. En 1951 participó en “Las aguas bajan turbias”, película clásica del cine argentino durante el periodo peronista. Esos estudios fueron cerrados por las políticas del general Perón. Zúñiga se planteó volver a España. En Argentina dirigió “Las Abejas” (1951). En el país sudamericano esperó hasta 1954 para poder reunirse con su familia. Entre 1953 y 1956 impartió clases de “Producción cinematográfica” en el Instituto Argentino de Arte Cinematográfico, de Buenos Aires.

soldados

En 1957 regresó a España, llevando una vida política discreta. Fue nombrado director gerente de la productora UNINCI, en la que estaban Paco Rabal, Juan Antonio Bardén, Luis García Berlanga… entre 1967 y 1972 fue profesor de Cine científico en la Escuela Oficial de Cinematografía de Madrid. A partir de 1964, la productora Zúñiga Film realiza documentales científicos, obteniendo numerosos premios nacionales e internacionales. En 1966 impulsó la creación del ASECIC (Asociación Española de Cine e Imagen Científicos). La presidió hasta el 2005, años de su fallecimiento a los 96 años

Se conocía la faceta científica de Zúñiga, especialmente después de la publicación del libro de María Luisa Ortega Gálvez, editado por la UNED, “Guillermo Zúñiga. La vocación por el Cine y la Ciencia”. Pero la faceta de Guillermo F. Zúñiga como fotógrafo de guerra apenas se conocía. Algunas de sus fotografías habían circulado por librerías de viejo y anticuarios. El Centro Documental de la memoria Histórica (Salamanca), por ejemplo, compró unos 300 negativos en el 2011. Pero su trabajo gráfico apenas tenía reconocimiento. La Guerra de España tenía como grandes fotógrafos a Robert Capa o Agustín Centelles, relegando a otros excelentes fotógrafos: su obra gráfica no se conocía. Ahora se sabe que Guillermo F. Zúñiga está en la élite de los fotógrafos que captaron grandes imágenes de la Guerra de España.

Pablo Torres
Fotos: Centro Documental de la Memoria Histórica

  • Comparte esta noticia en:
  • Compartir en Facebook
  • Compartir en Twitter

Pie de página

© Carta de España Online 2015