Ministerio de Empleo y Seguridad Social. Portal Carta de España.Energía contra destino: Gotarrendura

Carta de España Online Ministerio de Empleo y Seguridad Social. Gobierno de España.

Carta de España Online. Cultura y sociedad

Energía contra destino: Gotarrendura

Gracias a su compromiso con un proyecto común de desarrollo sostenible y eficiencia energética, un pueblo abulense de 170 vecinos ha sido reconocido como "ciudad de la ciencia e innovación".

Gotarrendura, un municipio de la comarca de La Moraña bañado por el arroyo de La Berlana, se presenta, en la web oficial del Ayuntamiento, como “aldea teresiana” y reclama para sí el honor de haber la cuna de Teresa de Jesús. Con ser ello importante, y más en este año del quinto centenario del nacimiento de la doctora de la Iglesia, si hay algo por lo que destaca este pequeño pueblo cerealista es por la apuesta de sus regidores y del conjunto de sus habitantes (62 varones y 108 mujeres en 2014) por diversos proyectos de lo que se llama desarrollo sostenible.

De lo primero sólo queda una muestra tangible: un palomar de “adobe revocado con mortero y mampostería en las esquinas”, nidales semicirculares y tejado a dos aguas, que perteneció a la casa de Doña Beatriz de Ahumada y del que la santa, como heredera del predio, habla en varias cartas a su rentero, Don Alonso Vinegrilla. De lo segundo, decenas de hectáreas de granjas solares con cientos de placas termosolares, amén de las placas fotovoltaicas del tejado del albergue de peregrinos con el que el pueblo contribuye a alojar a quienes recorren el Camino de Santiago del Sudeste y de las instaladas en las viviendas de sus moradores. Esta apuesta por la sostenibilidad y la eficiencia energética ha sido la forma en que Gotarrendura trata de hacer frente a la sangría de población y la lenta condena a la desaparición que parece ser el destino que el signo de los tiempos reserva para estos pueblos castellanos.

Vista aérea de una de las instalaciones de energías renovables.

Vista aérea de una de las instalaciones de energías renovables.

Por todas sus iniciativas innovadoras, Gotarrendura ha recibido diversos premios, tanto a nivel regional: Premio Villalar 2006 a las políticas demográficas, Premio ARPA 2010 al modelo de desarrollo rural sostenible y Premio Ingenio 2011 de energías renovables de Castilla y León; como nacional: Premio IDAE 2008 a la eficiencia energética y sostenibilidad en los municipios españoles, Premio Eneragen 2009 a la mejor actuación en sensibilización y difusión de las energías renovables y la eficiencia energética, Premio Conama 2009 a la sostenibilidad de pequeños y medianos municipios, Premio Iniciativas Estrella 2011 para Pequeños en Población y Grandes en Ideas, Premio Ciudad de la Ciencia y la Innovación en 2011, Premio Territorio & Marketing 2012 en la categoría sostenibilidad-acciones sostenibles y Mención de Honor en los V Premios Eneragen de 2013 por su sensibilidad medioambiental al implicar a toda la población en todos los campos de la eficiencia y el ahorro energético. Incluso en 2011 se le concedió el Premio Livcom a las mejores prácticas internacionales y en 2013 el Certificado europeo a las buenas prácticas en los Premios EPSA con el proyecto GOTA2020.

La iglesia de Gotarrendura al sol del amanecer.

La iglesia de Gotarrendura al sol del amanecer.

Algunos lugares de interés. La iglesia de San Miguel Arcángel, del siglo XVII, destaca por su espadaña de ladrillo, el pórtico de columnas de la portada, el artesanado interior y el retablo barroco del siglo XVIII, obra del tallista Manuel Escovedo. El Museo López Berrón de Arte y Etnografía es una vieja casa en que se puede rememorar los modos de vida del pasado: costumbres, utensilios, herramientas y gastronomía. En la fragua de las afueras se puede apreciar cómo trabajaban el hierro los herreros de tiempos pasados para fabricar utensilios y herramientas. El potro de herrar es una construcción existente en muchos pueblos para herrar las pezuñas de las vacas y bueyes de tiro y de labor.

Junto al impulso del retorno al adobe como material de construcción, la última aventura de Gotarrendura es la de haberse convertido en terreno de pruebas de un innovador proyecto de varios ingenieros abulenses que trata de responder a esta pregunta ¿Qué pasaría si a un molino no le pusiéramos aspas? Estos emprendedores pretenden poner en el mercado en 2016 un nuevo sistema de generación de energía que prescinde de las hélices y funciona con los vórtices, es decir, con los remolinos del aire. Se trata de un aerogenerador sin palas que absorbe la energía cinética del aire a través del mástil y la convierte en eléctrica de forma limpia mediante un alternador situado en la parte baja sin emitir ningún residuo al atmósfera.

En Gotarrendura conviven pues sin conflicto la tradición con la modernidad, el adobe y la matanza con el Protocolo de Kioto, la naturaleza con la tecnología, la escasez en la población con la esplendidez de las ideas. Prueba de ello: es el único pueblo de España que ha dedicado una calle a la escritora irlandesa que quizá más amó y mejor entendió a nuestro país: Kate O`Brien.

J. Rodher

  • Comparte esta noticia en:
  • Compartir en Facebook
  • Compartir en Twitter

Pie de página

© Carta de España Online 2015