Ministerio de Empleo y Seguridad Social. Portal Carta de España.Cervantes y el convento de las Trinitarias

Carta de España Online Ministerio de Empleo y Seguridad Social. Gobierno de España.

Carta de España Online. Cultura y sociedad

Cervantes y el convento de las Trinitarias

Tras una intensa búsqueda, un equipo de arqueólogos y forenses antropólogos, dirigidos por Francisco Etxebarría, ha localizado los restos de Miguel de Cervantes, autor de "El ingenioso hidalgo don Quijote de la Mancha", enterrado en el Convento de las Trinitarias de Madrid el 23 de abril de 1616.

Cervantes fallece el 22 de abril de 1616 en Madrid. Quiso ser enterrado en la iglesia del Convento de las Trinitarias, orden religiosa que pagó su rescate y el de su hermano Rodrigo, prisioneros en Argel

En 1605, Cervantes publica “El ingenioso hidalgo don Quijote de la Mancha”. En 1613, cuando ya tiene reconocimiento literario, ven la luz las “Novelas ejemplares”, doce narraciones breves de gran calidad. En 1615 se edita la segunda parte del Quijote.

Féretro con los restos de Cervantes. (Foto: Exposición del Museo de Historia de Madrid).

Féretro con los restos de Cervantes. (Foto. Exposición del Museo de Historia de Madrid)

Los trabajos arqueológicos y antropológicos se iniciaron en junio del 2014. En marzo del 2015, los investigadores creen que es posible que entre los fragmentos óseos localizados en la cripta del Convento de las Trinitarias están los de Miguel de Cervantes, autor de “El ingenioso hidalgo don Quijote de la Mancha”. Para tener una certeza al cien por cien, se deberían hacer pruebas de ADN, aunque no hay material genético con el que cotejarlo: “No podemos hacer una verificación matemática en términos absolutos, por eso somos prudentes y al mismo tiempo estamos muy ilusionados internamente –manifestó Francisco Etxebarría, forense y director de la búsqueda de los restos de Cervantes–. Estamos convencidos de que en esos fragmentos hay algo de Cervantes”. El árbol genealógico del escritor es complejo: su hermana Luisa está enterrada en el Convento de las Carmelitas Descalzas de Alcalá de Henares (Madrid), en un osario junto a cadáveres de centenares de monjas. Remover todos esos restos llevaría mucho tiempo, además de tener que invertir grandes sumas de dinero en el proyecto.

Las conclusiones del equipo científico indica que “A la vista de toda información generada de carácter histórico, arqueológico y antropológico, es posible considerar que entre los fragmentos de la reducción [osario] localizada en el suelo de la cripta de la actual Iglesia de las Trinitarias se encuentren algunos pertenecientes a Miguel de Cervantes”. Los expertos señalan la “localización” antes que la “identificación”. Hay huesos dispersos en tres estratos en el subsuelo de la bóveda conventual: los pertenecientes al siglo XVII están bastante deteriorados.

En los registros parroquiales de la iglesia de San Sebastián se indica que entre 1609 y 1630 fueron enterradas en las Trinitarias 17 personas (incluidos seis niños). En el subsuelo de la cripta, donde fueron trasladados los restos mortales desde la iglesia primitiva en una fecha no posterior a 1730, han aparecido huesos, en algunos casos “diminutos” comidos por la humedad, de 15 personas (10 adultos y 5 niños). En las conclusiones del trabajo de los científicos, marcados por las “coincidencias”, se dice que es probable que los huesos de Cervantes estuvieran bajo la bóveda del convento, en compañía de Catalina de Salazar, su viuda.

APASIONANTE BIOGRAFÍA.- La biografía de Cervantes es apasionante, tremenda: nacido en Alcalá de Henares, de padre cirujano-barbero, de posible origen hebreo, fue asistente de Giulio Acquaviva, que sería cardenal en Italia; y soldado en el Tercio de Miguel de Moncada. En la galera Marquesa, participó en la Batalla de Lepanto (7 de octubre de 1571) dirigida por Juan de Austria, resultando herido en la mano izquierda y en el pecho. Tras seis meses en un hospital en Messina, se reincorporó al servicio, participando en otras expediciones navales. Permaneció después dos años en Nápoles. En 1575, cuando regresaba a España, fueron atacados por una flotilla turca y hechos prisioneros. Junto a su hermano Rodrigo y resto de viajeros, fue trasladado a Argel, reducido a la condición de esclavo. Estuvo preso hasta 1580, cuando los Trinitarios pagaron su rescate.

El 12 de diciembre de 1584 se casó con Catalina Salazar Palacios en Esquivias (Toledo). Cervantes tenía 37 años. Catalina, que aporta una buena dote, no llegaba a los 20 años. Después, Cervantes viaja por La Mancha y Andalucía como alcabalero de Felipe II: tendría serios problemas con la Justicia al no coincidir las cuentas de lo recaudado: fue encarcelado y puesto en libertad tras las correspondientes pesquisas.

En 1604 se instala en Valladolid, donde estaba en ese momento la Corte de Felipe III y sus cortesanos. El asesinato de Gaspar de Ezpeleta le generó un nuevo proceso a partir de simples sospechas. Sus hermanas, llamadas “Las Cervantas”, muy relacionadas con los cortesanos, fueron acusadas de llevar una vida licenciosa. Un año después, en 1605, publica “El ingenioso hidalgo don Quijote de la Mancha”, tras conseguir financiación del conde de Lemos, su mecenas durante años. La obra obtiene un éxito inmediato y hacen varias ediciones piratas. El editor Juan de la cuesta hace en Madrid una segunda edición. La obra despierta las envidias: recibe la feroz crítica de Lope de Vega.

En 1606 se queda a vivir en Madrid, primero en la calle de Huertas, luego en la calle Francos. Mantiene buena amistad con Laynez, Figueroa, Padilla… En 1613, cuando Cervantes ya tiene un cierto reconocimiento literario, ven la luz las “Novelas ejemplares”, doce narraciones breves que están a la altura del Quijote. En 1615 se edita la segunda parte del ingenioso hidalgo.

Cervantes muere en Madrid, el 22 de abril de 1616, a los 68 años, en la llamada “casa de Cervantes”, que estaba en la esquina de la calle León con la calle Francos, en el Barrio de las Letras o Barrio de las Musas. Cervantes quiso ser enterrado con sayal franciscano en la iglesia del convento de las Trinitarias, orden religiosa que pagó el rescate de Cervantes y su hermano Rodrigo, prisioneros en Argel; donde también estaba su hija Isabel.

Portada y acceso al convento de las Trinitarias en Madrid.

Portada y acceso al convento de las Trinitarias en Madrid.

El actual Convento de las Trinitarias, en la actual calle de Lope de Vega, se Edificó en distintas fases, aprovechando el solar de la antigua iglesia. En 1616 tenía una pequeña capilla con acceso por la calle Huertas. Posteriormente se edificó una iglesia más grande y se trasladaron al nuevo edificio los restos de los enterrados en la primera capilla. Los restos de Cervantes fueron enterrados, sin que se determinara el lugar exacto hasta ahora, cuando los forenses… y han localizado las tumbas construidas en la cripta de la iglesia.

Texto y fotos: Pablo Torres

  • Comparte esta noticia en:
  • Compartir en Facebook
  • Compartir en Twitter

Pie de página

© Carta de España Online 2015