Ministerio de Empleo y Seguridad Social. Portal Carta de España.Diez obras de Picasso en el Museo del Prado

Carta de España Online Ministerio de Empleo y Seguridad Social. Gobierno de España.

Carta de España Online. Cultura y sociedad

Diez obras de Picasso en el Museo del Prado

Obras de ampliación en el Kunstmuseum Basel (Suiza), permiten ver en Madrid una decena de originales de Pablo Picasso, de sus periodos azul y rosa junto con algunas incursiones en el cubismo sintético o experimentos retrospectivos.

En 1936 se desató una pasión salvaje entre Picasso y Dora Maar, que finalizó en 1943. En esos siete años, Picasso retrató a su compañera decenas de veces: fue su modelo y musa. Dora Maar es el personaje de “Mujer con sombrero sentada en un sillón” (1941-42).

Durante la primera gran guerra europea, Picasso se centró en bodegones cubistas y retratos de estilo naturalista. Después se iría al neoclásico, que desarrollará entre 1920 y 1924. “Mujer con guitarra” es un óleo de 1911-14. El pintor construye una figura femenina a partir de una trama de líneas negras sobre un fondo blanquecino.

En 1906 la galería de Ambroise Vollard le compra la mayoría de las telas del periodo rosa. “Hombre, mujer y niño”, del otoño de ese año, muestra a un hombre de pie que inclina su cabeza para contemplar a una mujer que sostiene a un niño en sus brazos.

Tras asistir a una corrida de toros en Nîmes, Picasso pinta “El aficionado” (1912). En el personaje destacan el bigote y su sombrero cordobés. En sus manos porta una banderilla y una guitarra. A la derecha hay una botella cerrada con un corcho.

DSC_3416

Hasta finales de agosto, el Museo del Prado de Madrid (España) es el escenario de una exposición única “10 Picassos del Kunstmuseum Basel”. Son diez obras maestras de Pablo Ruiz Picasso (Málaga 1881 – Mougins, Francia, 1973), ocho de las cuales se presentan por vez primera en España. Las obras del pintor están fechadas entre 1906 y 1967, conformando una pequeña retrospectiva que convivirá con algunas de las obras maestras del propio Museo del Prado que se muestran en la Galería Central, eje de la colección permanente de la pinacoteca.

Picasso regresa al Prado, museo del que fue director, con un conjunto de piezas que deben considerarse como una antología esencial de los momentos decisivos de su trayectoria: periodos azul y rosa, incursión en el cubismo sintético, retorno al “neoclasicismo”, su experiencia durante las guerras española y europea o los experimentos retrospectivos de los últimos años de su vida.

En octubre del año 1900 visitó París con su amigo Casagemas para asistir a la Exposición Universal, donde exhibían una obra suya. Cuatro años más tarde, Picasso se instalará en París, en Bateau-Lavoir, en el barrio de Montmartre. Tenía 23 años: inicia el conocido como periodo rosa, basado en colores pastel y tonos cálidos. Pintaría máscaras, arlequines, domadores, payasos… en aquellos años Picasso no era todavía el pintor reconocido mundialmente. Sus medios económicos eran limitados.

Las mujeres serían muy importantes para Picasso: le daban estabilidad o desequilibrios. En 1904 conoció a Fernande Olivier, modelo de artistas, conocida como “la Belle Fernande”. Fue su primer gran amor, fuente de inspiración hasta 1910. La relación se deterioraría y finalizaría en 1912. Después tendría otras relaciones, todas cargadas de pasión, decisivas para sus creaciones artísticas en sus distintos periodos vitales.

“Los dos hermanos”, 1906.

“Los dos hermanos”, 1906.

En el año de 1906 desarrolla un tiempo de “primitivismo ibérico”, según los expertos. Los dos hermanos es un óleo sobre lienzo pintado en el verano de 1906. Pertenece a su época rosa. Se ve a un adolescente que lleva a cuestas a su hermano pequeño. La obra posiblemente sea una imagen que el artista pudo ver durante sus vacaciones de 1906 en el pueblo de Gósol (Pirineo de Lérida), donde se inicia su “periodo ibérico”, que llegaría hasta mediados de 1907.

En 1906 la galería de Ambroise Vollard le compra la mayoría de las telas del periodo rosa. Hombre, mujer y niño, del otoño de ese año, muestra a un hombre de pie que inclina su cabeza para contemplar a una mujer que sostiene a un niño en sus brazos. Los rasgos del hombre recuerdan al propio autor y a sus auto-retratos de ese mismo año. La obra fue realizada con blancos, rosas, grises y negros. Las figuras recuerdan a las formas estilizadas del arte ibérico.

“Las señoritas de Avignon” (1908) son el inicio del cubismo, formulado por Picasso y Braque que inspirará a las vanguardias artísticas y literarias de la época. Panes y frutero con fruta sobre una mesa es un trabajado bodegón de 1908-09 en el que Picasso introdujo modificaciones al incluir personajes dispuestos en torno a una mesa plegable. Entre las patas de la mesa, se advierten las piernas del personaje, cuyos brazos se han convertido en barras de pan. El frutero abarrotado de frutas es una transformación de la figura de Fernande, compañera sentimental de Picasso en esos años.

Tras asistir a una corrida de toros en Nîmes, Picasso pinta El aficionado (1912). En el personaje destacan el bigote y su sombrero cordobés. En sus manos porta una banderilla y una guitarra. A la derecha hay una botella cerrada con un corcho. Las letras pintadas añaden información sobre las aficiones del personaje: fue un recurso utilizado por Picasso y Braque en sus composiciones cubistas a partir de 1910. Y se advierte su evolución hacia formas simplificadas, que se alejan del llamado cubismo analítico.

“Panes y frutero con frutas sobre una mesa”. París (1908-9),

“Panes y frutero con frutas sobre una mesa”. París (1908-9)

Durante la primera gran guerra europea, Picasso se centró en bodegones cubistas y retratos de estilo naturalista. Después se iría al neoclásico, que desarrollará intensamente entre 1920 y 1924. Mujer con guitarra es un óleo de 1911-14. El pintor construye una figura femenina a partir de una trama de líneas negras sobre un fondo blanquecino. En el centro del cuadro se reconocen sus pechos y en la parte inferior las manos, una de las cuales sujeta una guitarra. También utiliza diferentes planos de color (rosa, negro, azul, marrón) para destacar algunas zonas. La obra, empezada en el pueblo de Céret y terminada en París, pertenece al llamado “cubismo sintético”, que Picasso desarrolló entre 1912 y 1914.

“Arlequín sentado” o “El pintor Jacinto Salvadó” (1923).

“Arlequín sentado” o “El pintor Jacinto Salvadó” (1923).

Arlequín sentado o el pintor Jacinto Salvadó es una obra maestra fechada en 1923. Picasso retrató a su amigo, vestido de arlequín (traje que le había regalado Jean Cocteau). Entre 1901 y 1927 Picasso realizó más de 50 cuadros sobre este tema y él mismo se auto-retrató varias veces como el personaje de la Commedia dell´arte italiana, popular en la pintura europea de vanguardia. El óleo pertenece al periodo neoclásico del pintor (1917-1924), años en los que vuelve a la figuración tradicional.

Dora Maar, uno de los grandes amores de Picasso, retratada por el pintor.

Dora Maar, uno de los grandes amores de Picasso, retratada por el pintor.

Picasso y Dora Maar se conocieron en 1936, en el afamado Café parisino Deux Magot. Ella, que practicaba juegos peligrosos con una navaja que se pasaba entre los dedos de una de sus manos, arrastraba dos tormentosas relaciones anteriores con dos intelectuales, él seguía casado con la rusa Olga Khokhlova, con la que tuvo a su hijo Pablo; y compartía casa con la sueca Marie Therese Walter, madre de su hija Maya. Se desató una pasión salvaje entre Picasso y Dora, que finalizó en 1943. En esos siete años, Picasso retrató a su compañera decenas de veces: fue su modelo y musa. Dora Maar es el personaje de Mujer con sombrero sentada en un sillón (1941-42). Su cabeza está dividida en dos partes yuxtapuestas: la superior se muestra de frente, con un ojo abierto que mira al espectador; la inferior está de perfil y destacan los labios rojos. Picasso retrató a todas las mujeres de su vida, sentadas en un sillón: es un tema que trató en casi trescientas ocasiones. Dora Maar, a la que nunca reconocieron su talento como fotógrafa, documentó con su cámara la realización del Guernica, obra emblemática del pintor contra las guerras.

Muchachas a la orilla del Sena, según Courbet.

Muchachas a la orilla del Sena, según Courbet.

Muchachas a la orilla del Sena, según Courbet es un óleo contrachapado de 1950 en el que el pintor malagueño homenajea a Gustave Coubert, reinterpretando una de las obras más célebres (año 1875) del pintor realista francés. Picasso mantiene la carga erótica del lienzo de Coubert, añadiendo matices que alteran la referencia a un amor prohibido: hay una joven en segundo plano que parece vigilar la escena principal.

“Venus y amor” (1967). Obra regalada por Picasso a la ciudad de Basilea.

“Venus y amor” (1967). Obra regalada por Picasso a la ciudad de Basilea.

Venus y el amor, óleo sobre lienzo de 1967, refleja a un niño desnudo y sonriente que va hacia su madre, que le espera con los brazos abiertos. Son la diosa del amor y su hijo, Cupido, un tema frecuente en la producción tardía de Picasso. Es una reinterpretación, inspirada en “Venus ante el espejo”, de Tiziano (a partir de 1955 Picasso reinterpreta obras de los grandes maestros del pasado: Cranach, Velázquez, Delacroix, Manet…son sus referentes, sus maestros).

La pareja es un óleo sobre lienzo, fechado el 10 de junio de 1967. Las actitudes de los protagonistas –un mosquetero y una mujer con los pechos al descubierto y una copa en la mano– muestran tensión sexual. Los expertos lo interpretan como un reflejo de la situación personal de Picasso, que tenía 86 años cuando pintó el cuadro. Es una de las cuatro obras que el artista donó en 1967 a la ciudad de Basilea.

Pablo Picasso fallecería unos pocos años después, el 8 de abril de 1973 en Mougins (Francia). Tenía 91 años. Legó para la humanidad todo su Arte, sus innovaciones pictóricas, su forma de ver el mundo… y una biografía apasionante.

Pablo Torres
Fotos cedidas por el Museo del Prado y Pablo Torres

  • Comparte esta noticia en:
  • Compartir en Facebook
  • Compartir en Twitter

Pie de página

© Carta de España Online 2015