Ministerio de Empleo y Seguridad Social. Portal Carta de España.Pedro Torrijos: "El salto perfecto no siempre acaba en récord"

Carta de España Online Ministerio de Empleo y Seguridad Social. Gobierno de España.

Carta de España Online. Deportes

Pedro Torrijos: "El salto perfecto no siempre acaba en récord"

Un salto de 17,03 metros, con el que batió la plusmarca española, ha catapultado al joven triplista castellonense, Pablo Torrijos, hacia la galaxia reservada a los elegidos para la gloria en el atletismo.

Estudiante de criminología, Pablo Torrijos nació hace 22 años en Castellón de la Plana y su nombre saltó a la fama tras superar, en el transcurso del campeonato de España de Pista Cubierta, celebrado en Antequera (Málaga) el récord nacional en la especialidad de triple salto que ostentaba, desde 1998, Raúl Chapado con 16,87 metros.

¿Qué se siente al ser el primer atleta español que supera los 17 metros?

Aunque todavía no soy consciente del logro, una satisfacción inmensa, sobre todo porque era una plusmarca que llevaba en pie desde hacía 17 años.

¿A quién hay que atribuir el mérito?

En primer lugar, a mi entrenador, Claudio Veneziano, luego a mi club, el Playas de Castellón, que siempre confió en mis posibilidades después a los compañeros con los que entreno y, para terminar, a mi entorno familiar y a mis amigos, soy el último eslabón de una excelente cadena.

¿Fue el salto del récord el mejor de su vida?

En absoluto, no lo considero mi mejor salto, ni siquiera fue un salto perfecto, después de muchas competiciones uno se da cuenta de que el mejor salto no es aquel que acaba finalmente en un récord.

¿Para usted quién es el mejor triplista del mundo?

Sin lugar a dudas, el mejor atleta de triple salto del mundo es el italiano Fabrizzio Donato. Es tan bueno técnicamente que, con 38 años, es capaz de mejorar año tras año, ya es un veterano en toda la regla pero pienso que todavía tiene mucho que decir en éste deporte.

¿A qué otro deportista admira?

Me gusta mirarme en Rafa Nadal, me parece el mejor deportista que ha dado España en todos los tiempos.

¿Cómo es un día normal en su vida?

Mi jornada arranca temprano, entreno tres horas por la mañana, luego después de almorzar, acudo a la Universidad y, tras las clases, vuelvo a las pistas, para trabajar otras tres horas. Después, si no estoy muy fatigado salgo con los amigos.

¿A partir de ahora sufrirá más presión cada vez que compita?

En absoluto, no pienso obsesionarme, seguiré trabajando como hasta ahora, bastante he hecho al quitarme la presión de conseguir la mínima que se exige, tanto para competir en el Campeonato de Europa como en el Mundial de Pekín, me gusta el atletismo y pienso continuar disfrutando en los entrenamientos y la competición. Y, por supuesto, cada vez que salte a la pista aspiraré siempre a lo máximo.

¿Ya piensa en los Juegos Olímpicos de Río de Janeiro?

Hay que ir paso a paso. Primero son los Campeonatos de Europa de Pista Cubierta, de Praga, luego los Campeonatos del Mundo de Pekin, después de estos dos eventos, será el momento de ir teniendo en cuenta los Juegos Olímpicos de Brasil, aún falta mucho tiempo.

¿Ya le piden autógrafos cuando le reconocen por Castellón?

Todavía, no he firmado ni un solo autógrafo y eso que Castellón es una ciudad pequeña, pero supongo que a medida que vaya pasando el tiempo, acabaran por reconocerme, sobre todo si salgo por la televisión.

¿Qué otros deportes le gustan?

Practico el voley playa, con los amigos, y también me gusta el futbol, pero sobre todo me encanta el tenis y cuando puedo sigo, por la tele, los partidos que disputa Rafa Nadal.

¿Cuáles son sus hobbys?

Pasear con los amigos por la playa, visitar los chiringuitos y escuchar la música de grupos como el Canto del Loco, aunque mi cantante preferido es Andrés Pérez. Menos el hip-hop, me gusta todo tipo de música.

¿Y qué come el campeón?

Mucha pasta y mucho arroz, la fideua y la lasaña son mis platos preferidos.

¿Qué piensa hacer el día que se retire de la competición?

Estoy a punto de terminar la carrera de criminología, y cuando abandone el atletismo, quiero trabajar como funcionario de prisiones o cualquier labor relacionado con la carrera que he estudiado, aunque todavía falta mucho tiempo para que esto suceda. Aún pueden ocurrir muchas cosas, porque solo tengo 22 años.

Con solo 22 años, Torrijos es una de nuestras grandes bazas para los JJOO de 2016.

Con solo 22 años, Torrijos es una de nuestras grandes bazas para los JJOO de 2016.

Texto: Luis Bamba.
Fotos: Playas de Castellón y RFEA.

  • Comparte esta noticia en:
  • Compartir en Facebook
  • Compartir en Twitter

Pie de página

© Carta de España Online 2015