Ministerio de Empleo y Seguridad Social. Portal Carta de España.Yolanda Matarranz: "Mi gran derrota es no poder ser madre"

Carta de España Online Ministerio de Empleo y Seguridad Social. Gobierno de España.

Carta de España Online. Deportes

Yolanda Matarranz: “Mi gran derrota es no poder ser madre”

Días antes de contraer matrimonio, y como si de un regalo de boda se tratara, Yolanda Matarranz se proclamó, por cuarta vez, campeona del mundo de petanca, un deporte que empezó a practicar de niña.

Yolanda Matarranz: 'Mi gran derrota es no poder ser madre'

Deportista empedernida, esta madrileña de 42 años se alzó con el título mundial en 2002 (en las modalidades de tiro y juego) y en 2008, y se acaba de casar con Raúl Zorita, siete veces campeón de España de un deporte que solo cuenta con 30.000 licencias federativas en España, por las 300.000 que dispone, por ejemplo, Francia.

¿Desde cuándo empezó a practicar la petanca?

Todo comenzó un día viendo jugar a las personas mayores del parque al lado de mi casa, a los 11 años. En serio empecé a competir en el año 2.000.

¿Cómo definiría su deporte?

La petanca es un deporte de concentración y habilidad que requiere mucho entrenamiento.

¿Por qué eligió esa especialidad?

He practicado todo tipo de deportes, pentatlón, futbol, básquet, tiro, esgrima, tenis de mesa, pero al final me decidí por el que menos dinero aporta, pero es el que realmente me apasiona. La petanca no da dinero pero disfruto mucho jugando. Y nunca me he arrepentido de la decisión tomada. Adoro la petanca sobre todo cuando es de alto nivel. Gracias a ese deporte he podido conocer países como Francia, Turquía, Dinamarca, Tailandia y Canadá.

¿Cuándo, dónde y cómo se prepara?

Entreno todos los días una hora y un poco más si estoy de vacaciones y dispongo de más tiempo. Es un rito diario, si no el brazo acaba por resentirse y pierdes la forma. Me preparo en cualquier sitio, siempre que esté retirado y no haya mucha gente alrededor, en un parque donde pueda concentrarme al máximo y no moleste ni me molesten, en cemento, en hierba o en tierra me da igual. Soy buena, soy campeona del mundo, de Europa y de España, pero me lo curro mucho, diariamente, no me puedo dormir porque en España hay grandes jugadoras y cualquiera te puede derrotar.

¿Le resulta difícil hacer compatible la petanca con su trabajo diario?

Para mí no resulta difícil porque mis jefes y mis compañeros me entienden y hacen todo lo posible para facilitarme la existencia, nadie me agobia y saben ser flexibles cuando tengo que competir fuera de España.

¿Dispone de muchos apoyos económicos?

No tengo “sponsors” porque mi deporte no sale en la televisión, pero la federación española y la madrileña corren con todos los gastos, cuando salgo a competir fuera de España. No gano nada con la petanca pero tampoco pierdo dinero.

Yolanda se inclinó por la petanca a los 11 años de edad.

¿A qué altura está situado el deporte de la petanca en España?

Todos los domingos hay alguna competición. Existe un gran nivel en España. El circuito es muy peliagudo y te puede ganar cualquiera, de modo que no puedes descuidar la preparación. Desde luego, España no está a la altura de países como en Francia o Tailandia, donde existen auténticos profesionales, que entrenan ocho horas cada día, pero el nivel es excelente.

¿Es capaz de ganar a rivales masculinos?

No hay nada que más me guste que competir con hombres. Los días que consigo ganarles, me voy contenta y feliz. Confieso que, me gusta sentir el respeto de los hombres.

¿Cuáles son sus aficiones?

No me queda mucho tiempo libre, pero siempre que puedo me encanta ir de compras. También me encanta viajar, sobre todo al norte de España. Además, soy seguidora, sufridora y socia del Atlético de Madrid, un club de fútbol que en tiempos tuvo también una sección de petanca. Apoyo a muerte al Cholo Simeone y suscribo su filosofía de ir partido a partido. Ha conseguido devolverle la grandeza al “Aleti”. Me encantaría que algún día me invitase a hacer el saque de honor.

¿Cómo es convivir con otro campeón como Zorita?

Tras dieciséis años viviendo en común, me he decidido a casarme con Rafael, mi compañero de toda la vida y además varias veces campeón de España de petanca. Es la persona que más me comprende y creo que la que mejor disfruta con mis triunfos, creo que incluso más que yo misma.

¿Alguna asignatura pendiente?

Lo que peor llevo es no poder ser madre. Me entran ganas de llorar cada vez que lo pienso, pero tras varios fracasos ya lo he asumido. Me voy a quedar con las ganas, me gustaría haber tenido a alguien al que transmitir todos mis conocimientos, pero tendré que probar con mis sobrinos.

Luis Bamba

  • Comparte esta noticia en:
  • Compartir en Facebook
  • Compartir en Twitter

Pie de página

© Carta de España Online 2015