Ministerio de Empleo y Seguridad Social. Portal Carta de España.Delfina Entrecanales, coleccionista de artistas

Carta de España Online Ministerio de Empleo y Seguridad Social. Gobierno de España.

Carta de España Online. Entrevista

Delfina Entrecanales, coleccionista de artistas

La octogenaria española, Delfina Entrecanales extiende su labor tras más de 25 años de inaudito mecenazgo con una ampliación en la fundación que lleva su nombre.

La historia capta el enigma que es Entrecanales, la descubridora de una generación de creadores. Con 86 años, la mecenas de origen español, (Villimier, León), parece décadas más joven rezumando un carisma sin vigilancia. Pequeña e impecablemente vestida, la diminuta figura de Delfina contrasta con el filántropo gigante que ella realmente es.

La conocí del brazo del director de su fundación, Aaron Cezar, durante la presentación de la ampliación de su nueva sede -próxima al palacio de Buckingham-, que todavía huele a pintura fresca, en el edificio de la Fundación Delfina, una organización sin ánimo de lucro que ofrece residencia y espacios de exposición a artistas de todo el mundo, sobre todo de Oriente Medio y África.

Delfina Entrecanales in living room, (c) David Packard.

Delfina Entrecanales in living room, (c) David Packard.

A pesar de ser una de las mujeres más dinámicas e influyentes del mundo del arte, Entrecanales se ha mantenido fuera de foco de atención durante las más de seis décadas que lleva instalada en Reino Unido. Muy respetada entre quienes cuentan en ese ámbito, receptora de una condecoración de la Reina de Inglaterra por su labor en pro de los creadores, su reconocida influencia contrasta con esa alergia que nunca ha perdido a la publicidad. Por eso, el gran público apenas sabe de esta española a la que tantos creadores consideran una suerte de hada madrina. Sin embargo, en esta ocasión, Entrecanales ha accedido a abandonar ese semianonimato en el que se siente más cómoda.

“Esto no me gusta nada. Lo hago porque nuestra casa para los artistas ha cambiado y necesitamos dinero del exterior”. -Es la primera vez que recurre a una cierta ayuda pública (Arts Council) en sus 25 años de mecenazgo-. “Lo principal es que no hay sitios para vivir (para los artistas): Londres es carísimo y no hay residencias. Hacen falta más", confesaba en privado, minutos antes de erigirse de forma inédita en protagonista de este evento.

Delfina Foundation, Sectional View of Redevelopment, Studio Octopi 2013.

Delfina Foundation, Sectional View of Redevelopment, Studio Octopi 2013.

La ampliación del edificio que compró en 2007, dotada con 1,68 millones de euros procedentes de los donativos y colaboradores de su fundación, ha convertido a su residencia en "la más grande del Reino Unido", con capacidad para alojar a diez artistas y está provocando Entrecanales a salir de las sombras.

Pero, ¿por qué exponerse ahora al candelero? "¡Porque estoy loca!" Una risa ronca emerge de su pequeño cuerpo. "Estoy acostumbrado a cosas grandes. [En Delfina Studios] Tenía 34 estudios y habitaciones para 10 artistas. Yo vengo de una familia grande. Estoy acostumbrado a tener un montón de gente a mi alrededor".

La clave para entender Entrecanales se encuentra en sus orígenes. Esta cazatalentos, llegó al Reino Unido en 1936, cuando, al fin de la Guerra Civil española, su familia, vinculada políticamente a la República se vio empujada al exilio. Pero su padre, no era sino el millonario Gumersindo Azcárate, constructor y creador de la empresa que hoy en día es Acciona, el grupo energético y de infraestructura.

Comienzos en Inglaterra

Oxford fue la ciudad elegida por su padre para enviarla a estudiar inglés y donde una joven Delfina conoció, poco después, a su primer marido y padre de cuatro hijos. Con la seguridad económica que le ofrecía el apellido Entrecanales se quedó en Inglaterra.

"Allí estaba yo, en las fiestas de la embajada de España, sentada en medio de los hombres, en una falda muy corta, fumando puros y con una boa de plumas."

¿Cómo esta bohemia luchadora evolucionó hasta poderosa mecenas? La ruptura de su matrimonio llevó a la española por el camino del arte.

"Siempre he sabido que tener una imaginación muy activa a mi alrededor era un elixir de la eterna juventud, así que compré una granja en Wiltshire con una gran cantidad de casas de campo y la convertí en un estudio de grabación. Allí pasaba tiempo con los artistas y las primicias de forma regular y cocinaba para ellos. Eramos y somos una familia y no una institución". En Delfina Studios, varios músicos de rock, incluyendo Pink Floyd, fijaron su residencia temporal. Pero resultaron ser simplemente "demasiado caros".

Delfina Entrecanales receiving her Medal from HRH Prince of Wales.

Delfina Entrecanales receiving her Medal from HRH Prince of Wales.

Un profesor amigo suyo le sugirió que considerase la posibilidad de apoyar a los artistas visuales en su lugar y en 1988 acogió por primera vez a un grupo de artistas internacionales en una fábrica de pantalones vaqueros abandonada, en Stratford, al este de Londres.

Delfina Trust Foundation

Cuatro años más tarde, se trasladó a Bermondsey y creó el primer proyecto de mecenazgo. Para entonces, Entrecanales se había vuelto a casar con Digby Squires. "Él tenía 19 años, yo 45. Para la mentalidad española yo era la bohemia, la escandalosa, la rebelde, me llamaban de todo, pero me daba igual, -dice alegremente-, al menos estuvimos juntos durante 30 años." Juntos, la pareja transformó el espacio de Bermondsey en 34 estudios. Limpios, con calefacción central y servidos por una cantina donde los artistas podían comer por 1 libra, que se convirtió en un hito de la floreciente escena artística al este de Londres.

Durante más de veinte años, Delfina Entrecanales ha apoyado de forma personal y profesional la evolución de artistas de diferentes disciplinas. Con Delfina Studio Trust, contribuyó a una nueva generación de grandes artistas visuales, donde destacó, entre otros los artistas españoles Darío Urzay, Txomin Badiola, Mireya Maso y Lluis Hortola. A diferencia de otras organizaciones, Delfina Studio Trust consiguió un record de más de una docena de ganadores del premio Turner y Cartier Award con importantes artistas del panorama internacional como Jane & Louise Wilson, Keith Tyson, Tomoko Takahashi, Glenn Brown, Wim Delvoye, William Kentridge, Mark Wallinger Thomas Demand, Mark Francis y Anya Hallacio, entre otros.

Gayle Chong Kwan

Gayle Chong Kwan "Wastescape" (2012).

“Decidí patrocinar a artistas necesitados proporcionándoles un espacio para vivir y trabajar y contactos con el sector profesional; es un tipo de ayuda que no ofrece nadie, soy la única que lo hago y me salía más barato que financiar a músicos", cuenta sin ánimo de colgarse medalla alguna.

Cuando terminó el matrimonio, Entrecanales se volvió hacia el catolicismo en busca de consuelo. "Ahora voy a la iglesia todos los días", exclama en tono perplejo por su nueva fe.

Gracias a la ayuda de un amigo cercano, el abogado internacional de derechos humanos Mark Muller, - ahora miembro del consejo de la fundación- surgió un viaje inesperado a Siria. “Era 2005, y los artistas contemporáneos estaba luchando por encontrar las condiciones adecuadas para producir trabajo. Me di cuenta de que nadie estaba haciendo lo que yo había estado haciendo", recuerda. Y la fundación nació. Su convicción, fruto de sus años de experiencia, de que los artistas pueden ser embajadores culturales a la vez que agentes de cambio, la hizo embarcarse en ese nuevo proyecto de colaboración entre países occidentales e islámicos, que cuenta con el patrocinio del diplomático egipcio y ex secretario general de las Naciones Unidas Butros Gali.

El futuro de la Fundación

La Fundación Delfina, comienza ahora a desarrollar su actividad también en España con una iniciativa y programa cultural único en el mundo cuya sede en Madrid trabajará conjuntamente con la sede de Londres. Próximamente, también desarrollará su actividad en Belén, Cisjordania. Con estas colaboraciones, Delfina pretende crear plataformas para investigar, profundizar y debatir aspectos esenciales referentes al patrimonio, la cultura contemporánea, y la sociedad.

Delfina Foundation, Delfina Entrecanales and Aaron Cezar (c) Tim Bowditch

Delfina Foundation, Delfina Entrecanales and Aaron Cezar (c) Tim Bowditch

El núcleo del trabajo de la Fundación es un programa de residencias, invitando a artistas del Oriente Medio, Reino Unido y España durante tres meses para experimentar la vida artística y facilitar su relación con instituciones, museos, galerías y artistas locales.

Su condición de “leyenda” —como fue tildada en un acto que a su pesar se trocó en homenaje— siempre estará cargada de tintes filantrópicos. "Lo único que quiero dejar claro es que no soy un coleccionista. Colecciono artistas, no arte. Y en un mundo como el actual, caracterizado por enormes cambios y conflictos, creo que es de importancia crucial apoyar el trabajo de los artistas, que demuestran el poder de la creatividad y la imaginación para afrontar el cambio, cuestionar las maneras de percibir, así como crear belleza y significado a menudo en lugares y circunstancias en los que, de otro modo, no existiría”.

Marina Fernández Cano

  • Comparte esta noticia en:
  • Compartir en Facebook
  • Compartir en Twitter

Pie de página

© Carta de España Online 2015