Ministerio de Empleo y Seguridad Social. Portal Carta de España.Horacio Vázquez Rivarola: ¿Las mujeres a bordo mejoran la convivencia¿

Carta de España Online Ministerio de Empleo y Seguridad Social. Gobierno de España.

Carta de España Online. Entrevista

Horacio Vázquez Rivarola: “Las mujeres a bordo mejoran la convivencia”

Este marino argentino con raíces en Friol (Lugo) es autor de más de veinte libros de investigación histórica y comandante del Tercio de Gallegos.

Horacio Vázquez Rivarola, oficial de la marina mercante argentina y descendiente de gallegos es además historiador y un defensor de la presencia de las mujeres en las marinas mercantes. Ha publicado “Mujeres en la marina mercante argentina” (2013) y prepara otro trabajo sobre las mujeres en la marina mercante española.

¿Cuál cree que es el motivo de la tardía incorporación de las mujeres a la marina mercante?

Sin dudas son dos. Uno de carácter personal y otro social. El primero tiene que ver con una apreciación personal: normalmente las chicas suponen que la profesión no es para ellas. No conocen en general a la profesión y en particular, suponen que no se aceptan mujeres o que no es un modo de vida al que puedan adaptarse. El otro motivo está relacionado con un paradigma social que ha sido general en el mundo: las mujeres no deben embarcar. Durante siglos, ha estado incluso prohibido legalmente. Finalmente hubo que esperar hasta el siglo XX para que, muy lentamente, se abra la posibilidad de acceso a las mujeres a la profesión de oficiales de la Marina Mercante.

¿Qué países han sido pioneros en este campo?

Históricamente debemos mencionar que (aunque sea accidentalmente) España ha sido la primera nación donde una mujer ha tomado el timón de un buque: Fue en 1540, durante la evacuación de Buenos Aires, luego de su frustrada fundación por el Adelantado don Pedro de Mendoza.

Pero la incorporación de las mujeres como oficiales de la Marina Mercante, se inició con una prueba piloto en los Estados Unidos en 1910, cuando se embarca Grynella Paker en un buque del Río Misisipi. La primera mujer que hizo la carrera académica y luego embarcó llegando hasta el cargo de capitán, fue la soviética Anna Shchetinina, quien incluso fue veterana de la II Guerra Mundial. En los años ´70 las escuelas náuticas de Estados Unidos (1974) y Argentina (1978) fueron las primeras de América, y las de Gran Bretaña (1957), Noruega (1960) y España (1980) fueron las primeras de Europa. Aún falta la mayor parte del mundo.

¿Qué porcentaje de mujeres sirven hoy en las marinas mercantes?

La actual proporción es de más del 98% de presencia masculina y menos del 2% femenina. De esa ínfima proporción femenina más del 90% es contratada para tareas de servicio, no para puestos de responsabilidad y comando. Hay mucho por hacer y cada minuto cuenta: en el mundo existe un déficit de oficiales de la Marina Mercante, que ronda los 100.000 puestos de desempeño profesional altamente rentado. La carrera es de aproximadamente 4 años, con uno de ellos de práctica rentada. Apenas graduado, un oficial puede cobrar el doble de la media en puestos de tierra y con un acceso inmediato. Aunque la vida es sacrificada, no deja de ser una oportunidad de oro para centenares de miles de jóvenes mujeres que deseen un progreso social real y sostenido.

Vázquez Rivarola (izquierda) con dirigentes de la Organización Marítima Mundial.

Vázquez Rivarola (izquierda) con dirigentes de la Organización Marítima Mundial.

¿Conoce la situación de las mujeres en la marina mercante española?

Si. Junto con varios colegas marítimos españoles y docentes universitarios, luego de nuestro estudio sobre las “Mujeres en la Marina Mercante Argentina”, publicado en castellano e inglés en 2013, ahora estamos elaborando la contraparte de la Marina Mercante Española que esperamos publicar el año próximo (y comenzamos ya con la de Perú también). La Marina Mercante Española es, una de las marinas donde más mujeres se han graduado. Son más de 2.000 desde que se permitió su acceso a finales de los ’70. Simultáneamente, es donde mayor porcentaje abandona su trabajo a bordo. Son muchos los casos de abandono por lograr una posición mejor en tierra, pero también son muchos los casos de abandono por maternidad o por observar que la vida a bordo no cumple sus expectativas.

¿Aportan algo específico las mujeres a la marina mercante?

¡Por supuesto! Desde mi paso por la Escuela de Náutica, hasta mi desempeño como oficial a bordo de buques mercantes, siempre he convivido con colegas mujeres. Los buques con tripulantes femeninos, son completamente distintos de aquellos donde no hay mujeres. En aquellos, se nota la presencia femenina en detalles que mejoran la convivencia (alguien coloca una flor en la mesa; la tripulación “mágicamente” se asea e higieniza con una frecuencia completamente diferente de un buque “masculino”; el trato inter-personal es mucho mas “humano”. Lo más dificultoso de la vida a bordo de un buque, es la convivencia de todo un grupo heterogéneo, aislado, confinado y trabajando coordinadamente y casi en solitario. Ello hace que esa convivencia sea muy ruda y difícil. La mujer es lo que falta para que eso mejore. Yo postulo lo diametralmente opuesto: La vida a bordo de los buques es dura porque no hay mujeres que la suavicen.

Portada del episodio 1 de 'Tritón' (Nautica Ediciones).

Uno de sus libros trata sobre el Tercio de Gallegos a principios del siglo XIX ¿Qué importancia histórica le concede?

Efectivamente, desde 1999 hemos podido publicar más de una docena de libros en Argentina y España sobre esta temática prácticamente desconocida, estaba todo por investigar. El Tercio de Gallegos, fue un regimiento voluntario de infantería que nació en 1806, en Buenos Aires para defender la ciudad de un ataque británico, en el marco de las Guerras Napoleónicas. Luego de su desempeño heróico desapareció como por arte de magia, a punto tal que se dudaba de su mera existencia, era casi una leyenda.

Simultáneamente con el comienzo de mi carrera como oficial de la Marina Mercante, inicié la investigación sobre este tema, pues estaba vinculado directamente con mi profesión. La sorpresa no se hizo esperar: Comenzando las pesquisas en bibliotecas, luego en archivos públicos y algunos privados también, logramos hallar gran parte de su historia. Había existido y era más importante de lo que se suponía. Había estado compuesto por 600 hombres de armas, divididos en 8 compañías de fusileros de línea y 1 de granaderos ligeros. Logramos reconstruir hasta la propia unidad que, llegando a contar con 60 hombres, se convirtió en la guardia de honor histórica de la Escuela Nacional de Náutica donde había nacido. Publicamos su historia en ensayos históricos, cómics para jóvenes y libros infantiles. Finalmente, después de dos siglos, el Tercio de Gallegos recuperó mucho de lo perdido: fue condecorado por la ciudad de Buenos Aires que defendió, por el Congreso de la Nación que ayudó a nacer y por la Galicia cuyo nombre dio sentido de identidad a sus bravos soldados. Creo que ha sido una de las mas bellas páginas de la Historia de Argentina y España; de Buenos Aires y de Galicia (y de mi vida también)

 

Carlos Piera
Fotos: Organización Marítima Internacional.

  • Comparte esta noticia en:
  • Compartir en Facebook
  • Compartir en Twitter

Pie de página

© Carta de España Online 2015