Ministerio de Empleo y Seguridad Social. Portal Carta de España.El testimonio de los "niños de Rusia"

Carta de España Online Ministerio de Empleo y Seguridad Social. Gobierno de España.

Carta de España Online. Españoles en el mundo

El testimonio de los "niños de Rusia"

“Los niños de la guerra cuentan su vida, cuentan tu historia”, exposición itinerante que se inauguró con motivo de la celebración del Año Dual de la Lengua y Literatura Española en Rusia y de la Lengua y Literatura Rusa en España

63web

Como consecuencia de la Guerra Civil española, cerca de 3.000 niños españoles fueran enviados a la Unión Soviética. Llegaron a Leningrado en cuatro expediciones, las tres primeras entre marzo y septiembre de 1937, procedentes de Valencia, Santurce y Gijón, y la última desde Barcelona a finales de octubre de 1938. Las edades de los niños oscilaban entre los 3 y los 14 años y la mayoría de ellos procedían del País Vasco, Santander y Asturias. De esta forma, gracias a unos buques mercantes destartalados pero solidarios, esos tres mil niños y niñas fueron puestos a salvo de una guerra fratricida. Los niños fueron alojados en “Casas infantiles para niños españoles”, en las que los menores vivieron en régimen de internado, al cuidado de educadores y personal auxiliar español y ruso, hasta la invasión alemana del 22 de junio de 1941. Al finalizar la guerra, los niños y jóvenes regresaron a los lugares de donde habían sido evacuados a continuar sus estudios o para trabajar en fábricas y empresas soviéticas. La mayoría se radicaron en Moscú, aunque no faltaron quienes vivieron en los más remotos parajes de Siberia.

En la entonces Unión Soviética hicieron su vida, estudiando, trabajando y formando una familia, pero algo los hizo diferentes. Por un lado la añoranza de un país que apenas tuvieron tiempo de conocer y por otra un instinto de supervivencia que les impulsó a mantenerse unidos, a agruparse en sus centros, a practicar el castellano para no olvidarlo, a fijar en las paredes carteles turísticos de Valencia o el País Vasco, a crear grupos de baile y a leer a poetas españoles.

Los niños de Rusia no pudieron volver a España hasta 1956, tras la muerte de Stalin. Los que se quedaron por razones familiares o profesionales, así como los que retornaron por no poder adaptarse a la sociedad española de entonces, permanecieron en una situación anómala, pues España no tuvo relaciones diplomáticas con la Unión Soviética hasta 1977. En 1990, mediante la Ley 18/1990, se les facilitó la recuperación de la nacionalidad española. En 1994 se firmó el convenio Hispano-Ruso de Seguridad Social por el que obtuvieron el derecho a pensiones de jubilación, invalidez y supervivencia. En diciembre de 2003 de concedió la Medalla de Honor a la Emigración en su categoría de oro al “colectivo de niños de la Guerra” de Rusia.
 

53a

Vidas e historias, fotos y dibujos

La exposición, preparada mediante la colaboración de la Asociación Archivo, Guerra y Exilio (AGE) con el Centro Español de Moscú (CEM), la Fundación Nostalgia y el Arxiu Nacional de Catalunya, recoge los testimonios escritos y gráficos de un gran número de los “niños de la guerra” españoles residentes en Rusia, con la intención de que de sus vivencias no queden en el olvido y que su experiencia personal forme parte de la memoria de la emigración española.

Desde el Ministerio de Empleo y Seguridad Social, a través de la Secretaría General de Inmigración y Emigración y la Dirección General de Migraciones, se ha contribuido a la divulgación de esta iniciativa mediante la participación en la publicación del catálogo de esta exposición, en edición bilingüe español-ruso.

Hoy contamos con cerca de 3.300 supervivientes, residentes en 32 países o retornados al nuestro, pues los “Niños de la Guerra” no viajaron únicamente a Rusia; otros muchos, varios miles, llegaron a Francia, y desde allí a México, donde los llamaron los “Niños de Morelia”, apadrinados por el presidente Lázaro Cárdenas; algunos fueron a Argentina, a Chile y a otros países americanos. En cualquier caso, los “Niños de la Guerra” nunca han sido olvidados y, superando el tiempo y la distancia, siempre han sido tenidos en cuenta, hasta que el punto de que e gobierno de España, contando con el consenso más absoluto, mantiene un sistema de ayudas económicas para aquellos que lo necesitan.

 Para más información sobre la exposición: Archivo, Guerra y Exilio: AGE

J. Rodher  

  • Comparte esta noticia en:
  • Compartir en Facebook
  • Compartir en Twitter

Pie de página

© Carta de España Online 2015