Ministerio de Empleo y Seguridad Social. Portal Carta de España.Ruy Farías: Hay infinidad de temas migratorios que merecen ser investigados

Carta de España Online Ministerio de Empleo y Seguridad Social. Gobierno de España.

Carta de España Online. Cultura y sociedad

Ruy Farías: Hay infinidad de temas migratorios que merecen ser investigados

Pide crear un archivo oral con la última oleada migratoria a Argentina.

Farias1web

El Doctor en Historia Ruy Farías es un destacado especialista en el estudio de la inmigración gallega en la Argentina, con el plus de ser él mismo hijo del proceso migratorio.

Activo miembro de la colectividad española de Argentina, referente en estudios migratorios, investigador del Consejo Nacional de Investigaciones Científicas y Técnicas (CONICET, la institución científica más importante del país), Responsable del Área de Investigación del Museo de la Emigración Gallega en la Argentina, docente y apasionado por su trabajo de investigación, que además pretende combinar con la divulgación.

Se formó inicialmente en la Universidad de Buenos Aires y llevó a cabo su doctorado en la Universidad de Santiago de Compostela. De aquella estancia en Galicia, entre 2002 y 2010, surgió uno de sus trabajos más extensos y reconocidos, La inmigración gallega en el Sur del Gran Buenos Aries, 1869-1960, un estudio exhaustivo que significó el inicio de una carrera ascendente, en la que su ímpetu por seguir ahondando en los grandes y múltiples aportes de la comunidad gallega y española en Argentina lo lleva permanentemente a nuevos desafíos.

Su primer acercamiento a la temática de las migraciones y los exilios tiene que ver con algo muy subjetivo, su propia identidad. “Para mí, familia siempre fue sinónimo de familia gallega. Crecí en uno de los tantos hogares en donde los pies están puestos en este país (Argentina) pero la mitad de la cabeza en otro lado. En esa disociación propia de la emigración, incorporé una gran sensibilidad respecto a estos temas”.

A esa curiosidad y afinidad personal fue sumando estudio, trabajo y profesionalización. Comenzó siendo ayudante de una cátedra de estudios gallegos de la UBA, y en 2001 realizó una estancia de investigación en el Centro Ramón Piñeiro, dependiente de la Xunta de Galicia. Admirador de Xosé Manoel Núnez Seixas, el Catedrático, viendo que Farías tenía ideas muy avanzadas sobre su foco de interés a estudiar, lo alentó para que aplicase al doctorado en Compostela y allí se convirtió en su director de tesis.

Aunque se inició con un estudio sociodemográfico sobre la migración gallega en Argentina, nunca le faltaron proyectos de investigación con otros temas. Un ejemplo de ello es el que desarrolló junto a la escritora e investigadora María Rosa Lojo, Los “gallegos” en el imaginario argentino (2008) en el que exploró el mundo de los imaginarios y las representaciones. Asimismo, trabajó en proyectos en sobre a la represión en Galicia durante y después de la Guerra Civil, el exilio gallego en Argentina o el impacto migratorio de la llamada “Ley de la Memoria Histórica”. Y actualmente lo hace en torno a las migraciones españolas a la Argentina entre 1946 y 1960, los intercambios académicos y culturales entre aquella y Europa en la primera mitad del siglo XX, el surgimiento y desarrollo de la identidad nacional española en el país austral durante el mismo período, y los debates parlamentarios argentinos a propósito del conflicto español de 1936-1939.

Farias2web

Más allá de su constante trabajo y aporte ¿cómo ve en Argentina el estudio de la inmigración española en el país?

Existe una “masa crítica” de investigadores que han abordado dicha temática, pero también desfasajes muy importantes en cuanto a los grupos, los períodos y los lugares físicos en los que se focalizan las investigaciones. Los estudios tendieron a centrarse en la etapa de las migraciones masivas (1880-1930) y en el caso de Buenos Aires. Sin embargo, habría que analizar más los períodos precedentes (y eso implica remontarse hasta los tiempos tardocoloniales, donde se encuentra el origen de las posteriores migraciones masivas), la “última oleada” de la segunda posguerra mundial, otros puntos de asentamiento en el territorio argentino, etc. En síntesis, hay una infinidad de temas migratorios que ameritan ser investigados.

¿Qué cree que es lo más urgente a investigar para tener un estudio lo más acabado posible, de la dimensión de la migración española en Argentina?

Todavía estamos a tiempo de entrevistar a esa “última oleada” de migrantes llegados en la segunda posguerra, pero urge crear un archivo de fuentes orales con ellos, puesto que a partir de los años 54 y 55 lo que hay es apenas un leve “goteo”. No sólo se trata de la desaparición física de esas personas, sino que con ellas se pierde también su experiencia personal, única e irrepetible.

¿Existe en el mundo académico o en la dirigencia de la colectividad algún eco sobre la posibilidad de avanzar en este sentido?

Para alcanzar una labor efectiva no es suficiente la suma de esfuerzos individuales, es necesario construir un proyecto que comprenda un gran equipo de trabajo coordinado. Resulta difícil atraer a las instituciones de la colectividad para articular iniciativas conjuntas que vayan más allá de lo meramente lúdico. Me resulta lamentable (y alarmante) que algunos dirigentes no tomen conciencia del riesgo que corre el patrimonio material e inmaterial necesario para reconstruir la Historia de la inmigración española en el país. Dentro de unos años podría no quedar ni la memoria de que alguna vez la Argentina fue el destino migratorio más importante para España, Buenos Aires la ciudad hispana más grande del planeta después de Madrid y Barcelona, además de la mayor orbe galaica en el mundo (por algo en Galicia la llaman la “quinta provincia gallega”), la capital de la Galicia antifranquista y su Atenas, puesto que allí se publicó todo lo que en su propia tierra de origen no podía escribirse en lengua gallega. Sobre todos estos temas existe aún una buena cantidad de documentos y testimonios, pero los mismos pueden perderse en cualquier momento.

Farias3web

Seguramente hay colegas suyos con la misma inquietud, ¿cómo se podría iniciar ya un proyecto de esta naturaleza?

Recientemente fui convocado por colegas de la Universidad del País Vasco y la UBA que, por iniciativa del Gobierno Vasco, reunieron a las instituciones de la Federación de Entidades Vasco Argentinas para que éstas, asesoradas por un Comité Científico del que formo parte, lleven adelante una campaña de recopilación de testimonios orales y de otro tipo (documentos personales, cartas, fotos, etc.) entre los emigrantes euskaros de primera generación, para crear así un gran archivo que podría tener sedes tanto en Argentina como en Euskadi.

¿Por qué no podemos hacer algo similar con el conjunto de la comunidad española? Sé del interés y el compromiso de las autoridades de la Dirección General de Migraciones de España, y pienso que podrían tomar la iniciativa de convocar a los dirigentes de las sociedades españolas en el país a una reunión, en las que se explique el plan y metodología a seguir. Éstas, a su vez, alentar a sus asociados para que entrevisten y graben a sus padres o abuelos emigrantes en base a un cuestionario y, asimismo, reúnan y digitalicen la documentación ya mencionada, salvaguardando así la memoria familiar. El costo de tal proyecto sería mínimo, pero sus beneficios para la Historia y la Memoria de los españoles en la Argentina inconmensurables.

¿Además del rescate de fuentes orales, qué sigue pendiente en el estudio de las migraciones y el exilio español en la Argentina?

Hay muchos temas. Por ejemplo, en lo que hace al marco temporal, es necesario romper definitivamente el doble corsé de los estudios centrados en Buenos Aires y en el período de las migraciones masivas, abordando los años anteriores a 1880 y –más aún- los posteriores a 1946. Asimismo, debe quebrase esa especie de “barrera invisible” que hasta hace poco existía entre los que estudiaban las migraciones y los que se abocaban al exilio, como si fueran dos universos independientes. También resulta imprescindible investigar otros puntos del territorio argentino evitando las miradas “porteñocéntricas”, y eso incluye tanto las ciudades grandes e intermedias, como los pueblos y el mundo rural. Y, desde luego, los estudios migratorios también requieren una mirada de género.

¿Quiere decir que hasta ahora no se contempló la cuestión de género como un diferencial o aporte distintivo del campo?

El tema apenas fue abordado en algunos trabajos sobre la emigración de las mujeres gallegas al conjunto de América, faltan estudios concretos y en profundidad para el caso argentino, donde la migración femenina española fue apenas menor a la masculina (46% contra 54 %). La mujer tiene su propia mirada sobre el fenómeno migratorio y una experiencia distinta: las condiciones de viaje eran más complicadas, el mercado laboral más acotado y su rol dentro del grupo distinto al masculino. Es evidente que no sólo trabajó fuera de la casa sino también dentro de ella, cosiendo, planchando “para afuera”, liando cigarrillos, empaquetando fósforos, etc., trabajos no sólo mal pagados sino también “invisibles” para las fuentes de la época,

impregnadas de prejuicios machistas. El trabajo femenino era doble, o triple: no sólo colaboraban al sostenimiento económico del hogar, sino que, además, fueron el nexo invisible entre la sociedad de partida y la de acogida, conservando tradiciones culinarias, canciones, saberes populares y, muchas veces, los idiomas españoles no castellanos; elementos fundamentales para que un grupo humano pueda seguir formando de la comunidad que dejó atrás, aunque hayan pasado cincuenta o más años.

Apasionado por su tarea, que excede lo historiográfico y lo implica desde lo más personal, Ruy cierra la charla con Carta de España resaltando la importancia de que la Historia de la comunidad española en Argentina (que es también la de el país austral y España) se haga accesible a todos, por lo que no duda en escribir o dar charlas para medios no-académicos de repercusión masiva. “Quiero que la historiografía académica sea accesible al gran público. Intento que lo que investigo llegue a la mayor cantidad de gente posible, para que el conjunto de la sociedad argentina tome conciencia de la enorme importancia, que excede largamente lo meramente demográfico, de la inmigración española”.

Gisela Gallego

  • Comparte esta noticia en:
  • Compartir en Facebook
  • Compartir en Twitter

Pie de página

© Carta de España Online 2015