Ministerio de Empleo y Seguridad Social. Portal Carta de España.El barrio de los españoles

Carta de España Online Ministerio de Empleo y Seguridad Social. Gobierno de España.

Carta de España Online. Españoles en el mundo

El barrio de los españoles

"La PetiteEspagne" de Saint Denis es un símbolo de la emigración española del norte de París

Petite2

En la ciudad de Saint Denis, en la periferia norte de París, al lado del Stade de France, el estadio de fútbol que alberga los partidos de la selección francesa, existe un conjunto de calles que recibió desde principios del siglo XX a muchos españoles en busca de una vida mejor. Todavía es conocido como "La PetiteEspagne". El lugar, habitado ahora sobre todo por ciudadanos africanos, es un símbolo y una pieza importante de la historia de la emigración española en Francia.

"La PetiteEspagne ya no existe". Helios Gómez, nacido en el barrio en 1930, repite esta frase con tristeza. Mueve la cabeza pesaroso, lamentando que ya no queden descendientes de los extremeños y castellanos que empezaron a ocupar el barrio entre 1905 y 1910. Helios, cuyos padres, zamoranos de Villalpando, llegaron a finales de los años 1920 a “La PetiteEspagne”, ubicada en el barrio de La Plaine, en Saint Denis, tiene 85 años y es probablemente el de más edad entre los pocos supervivientes de aquella época en que se formó “La PetiteEspagne”. A principios del siglo XX, unos 300 españoles ya vivían en La Plaine. El surgimiento de la Pequeña España se solidificó con la Primera Guerra Mundial (1914-1918), cuando miles de trabajadores, en su mayoría extremeños, emigraron a las afueras de la capital gala para ganarse el pan en las grandes fábricas metalúrgicas y químicas cercanas a Saint Denis, Aubervilliers y Saint Ouen, cuyo esfuerzo productivo estaría destinado a la guerra.

A los pies de dichas fábricas, se hacinaban los trabajadores españoles en condiciones infrahumanas, en poblados chabolistas, construidos por ellos mismos. En los años 20 y 30, esos alojamientos precarios fueron cayendo para convertirse en edificios un poco mejores.Muchos emigrantes volvieron a España tras el fin de la Primera Guerra Mundial en 1918, aunque bastantes de ellos regresarían a Francia debido a la crisis.En 1921 había unos 1.430 españoles en Saint Denis, de los cuales el 86,5 % estaba en “La PetiteEspagne” del barrio de La Plaine, pasando a 2.635 en 1926 (83% en La Plaine) y 3.425 en 1931 (81,5 % en La Plaine).Las chabolas de madera fueron dejando paso a construcciones más sólidas. Durante el periodo de entreguerras, la colonia se estructuró alrededor del Patronato de Santa Teresa de Jesús, naciendo comercios españoles e incluso un equipo de fútbol, el Real Deportivo Español.

"Al inicio de la “La PetiteEspagne”, allá por 1900, los españoles se instalaron en un marco de puro chabolismo, pero paulatinamente fueron construyendo sus casas con materiales de construcción tradicionales", explica Gabriel Gasó, director de la FACEEF, la Federación de Asociaciones y Centros de Emigrantes Españoles en Francia, y vicepresidente de la Casa de España de la Región Parisina. Tras la Guerra Civil, la Pequeña España albergó a muchos exiliados republicanos. Entre los años 1955-1965, el barrio volvió a recibir a emigrantes de nuestro país, aunque en los años posteriores, el barrio fue recibiendo a ciudadanos de otros lugares, mientras las familias españolas lo iban abandonando, buscando mejorar sus condiciones de vida.

Éxodo a otros barrios

"La evolución social ascendente permitió que los hijos de los emigrantes adquiriesen un estatus socio-profesional más importante, lo que les empujó a buscar otros barrios más céntricos y menos desfavorecidos. Los españoles fueron reemplazados paulatinamente por otros emigrantes, y ello condujo a la iglesia española, que había fundado y gestionaba el Patronato, a abandonar sus actividades entre 1979 y 1980", explica Gasó, un valenciano que llegó a Francia en 1974.

“La PetiteEspagne” tiene una historia muy ligada a los movimientos de izquierda. Helios Gómez recuerda que durante la ocupación alemana de París, en la Segunda Guerra Mundial, los nazis pusieron varios puestos de control alrededor del barrio español. Los registros, detenciones y deportaciones de españoles de Saint Denis a campos de concentración nazis se sucedieron."Este era un barrio revolucionario. Por ejemplo, en 1934, cuando se dio la revolución de octubre de Asturias, mis padres, mi tío y amigos de mis padres acogieron a los que fueron víctimas de la represión", explica Gómez, cuyo padre trabajó como albañil en Saint Denis.

"Muchos asturianos vinieron en 1934, pero regresaron a España en la Guerra Civil para luchar contra Franco. Tras la derrota de la República, tras pasar por el campo de Argelés, en el sudeste de Francia, algunos españoles llegaron a “La PetiteEspagne”, mientras otros emigraban a México", añade Helios Gómez, que antes de jubilarse fue director de un centro de animación y actividades juveniles.

Helios Gómez es una enciclopedia de “La PetiteEspagne”. Pasear con este octogenario, que se mantiene en una forma excelente, sirve para escuchar una historia o un recuerdo de cada rincón del barrio.A “La PetiteEspagne” emigraron las familias de Philippe Martínez, actual secretario general de la CGT, el principal sindicato obrero francés, y François Asensi, un diputado del partido Izquierda Demócrata y Republicana y alcalde de Tremblay en France."Aquí vivían los Ramos, aquí los Martínez, los Ortega, los Carrera, los García, los Luna", por la voz de Helios Gómez, desfilan los nombres de algunas de las familias españolas que habitaron el lugar."Al principio no teníamos electricidad ni agua. El agua veníamos a buscarla a una fuente y los baños estaban fuera. Las condiciones de vida eran terribles, pero nunca nos faltó el afecto y el amor de nuestros padres", explica.

Del Real Deportivo Español surgieron futbolistas que interesaron a los grandes clubes franceses."Jesús Raposo fue contactado por el club Sete que en los años treinta era uno de los mejores equipos, pero no quiso moverse. Después hubo otro jugador, Justo Nuevo, que jugó en el Lille y fue internacional francés", explica Helios.

Nuevos nombres de calles

Las calles, en la época de los emigrantes españoles, se llamaban Passage Dupont, Rue de la Montjoie, Rue de la Justice, Impasse du Chef de la Ville, Passage Boise o Impasse des Gauguières. Algunas conservan el nombre y otras pasaron a llamarse después Rue Leonor Rubiano, Rue Cristino Garcia y Rue Francisco Asensi.

Tanto Leonor Rubiano, fallecida en un campo de exterminio nazi, como Francisco Asensi, padre del diputado francés François Asensi y combatiente antifranquista, vivieron en “La PetiteEspagne”, mientras que Cristino García fue un militante comunista español, sindicalista y guerrillero antifranquista y miembro de Resistencia Francesa durante la Segunda Guerra Mundial. Francia le concedió el título de Héroe Nacional de Francia y el régimen franquista le fusiló en 1946. Pese a que ya no queda casi ninguna familia extremeña o castellana residiendo en La Plaine, se mantiene en la Rue Cristino García, como un símbolo, el Patrimonio de los Españoles, donde tienen su sede el Hogar de los Españoles, la Casa de España de la Región Parisina, la FACEEF, La CAPFERF, SSF y Generación España.

El Patronato de Santa Teresa de Jesús constaba de una capilla, un dispensario médico y un teatro, surgidos tras la compra, en 1922, por parte de la Iglesia Católica Española, que contó con financiación privada, de un vasto terreno en la rue de la Justice, rebautizada con el nombre de Cristino García. La capilla, la sala de espectáculos y el presbiterio fueron abiertos al público en torno a 1923. El conjunto dio forma al Real Patronato de Santa Teresa de Jesús, que fue administrado por tres curas claretianos.

Además de ayudar a una población española que vivía en situación precaria, los religiosos pretendían que los obreros no perdieran su fe católica, ni la fidelidad a la corona, en una estrategia para que no comulgaran con los movimientos obreros, anarquistas o comunistas. Entre 1923 y 1929 se contabilizaron 1.636 bautizos y 531 bodas. Otro papel del Patronato era la ayuda material, como ropa usada, comida e incluso dinero en metálico, para los casos de urgencia. También ayudaban a los emigrantes en la búsqueda de empleo o en sus gestiones burocráticas, o jurídicas, gracias a la ayuda de un abogado parisino, cada domingo por la mañana. En 1925, tras el aumento del número de defunciones de bebés españoles, debido a una grave epidemia de rubeola, los curas reunieron los fondos necesarios para la apertura de un dispensario médico.

Petite1

Hogar de los Españoles

El nacimiento de El Hogar de los Españoles se remonta a 1926. Se fundó como una sociedad de socorros mutuos y en 1991 se transformó en asociación socio-cultural. Ahora forma parte de la Casa de España de la Región Parisina, como otras cuatro federaciones.

A mediados de los años 1970, el abandono progresivo del barrio por parte de los españoles hacia zonas menos degradadas y el final de la dictadura franquista, implica que en 1979, se termine por desacralizar la capilla, que se destinará a otros usos.La Casa de España de la Región Parisina, fundada en 2002, agrupa a cuatro federaciones de emigrantes españoles y al Hogar de los Españoles y se ocupa actualmente de la gestión de dos de los cuatro edificios que conforman el Patrimonio de los Españoles, dedicados a la atención de los mayores, la vida asociativa y actos culturales.

Frente a esos edificios del Patrimonio de los Españoles se erige una escuela, a la que se ha dado el nombre de María Casares, una gallega, hija de Santiago Casares Quiroga, que había sido ministro y jefe de Gobierno de la República bajo la presidencia de Manuel Azaña, que llegó a Francia en 1939 y triunfó en París como actriz de cine y teatro.En el lugar en el que ahora se alza el centro escolar y un gimnasio estaba situada una industria, de la que aún se guarda la chimenea, en la que trabajaron muchos españoles.
Y en un parque próximo al Patrimonio de los Españoles y a la Escuela María Casares se plantó un olivo, bautizado con el nombre de árbol de la Paz, acompañado de una gran placa de mármol con el nombre de los habitantes del barrio que lucharon contra la dictadura franquista, que se alistaron en la Resistencia Francesa o fueron deportados por los nazis a campos de exterminio.

Helios Gómez, que ayudó a la municipalidad de Saint Denis a elaborar la lista de nombre de los homenajeados, posa orgulloso ante la placa y recuerda con tristeza a aquellos hombres y mujeres que lucharon por la libertad.Este jubilado de 85 años ya no vive en La Plaine, pero sigue residiendo en Saint Denis, no muy lejos de “La PetiteEspagne”, un símbolo de la emigración española en París.

Justo Nuevo, el futbolista pionero de La Petite Espagne

Muchos hijos de emigrantes españoles han vestido la camiseta de la selección francesa de fútbol, destacando Luis Fernández, Manuel Amorós, Daniel Bravo, Gerard Soler, Jean Castaneda, Christian López, Jean François Larios, Vincent Candela o más recientemente Mathieu Valbuena, además de JustFontaine, Alain Giresse, Eric Cantona y Roger Pires, cuyas familias maternas eran españolas. Pero antes que todos ellos, como un pionero, el lateral izquierdo Justo Nuevo, nacido en 1922 en Talavera la Vieja, un pueblo que ya no existe en la provincia de Cáceres, y cuyos padres emigraron a “La PetiteEspagne” de Saint Denis, fue internacional en varias ocasiones con la selección francesa B en los años cuarenta y cincuenta.
Nuevo, que jugó nueve temporadas en la primera división en cuatro clubes (Red Star, Lille, Le Havre y StadeRennais), fue finalista de la Copa de Francia en 1946, con el Red Star, y en 1949, con el Lille.El defensa internacional falleció en 1991 en Pierrefitte-sur-Seine, una población cercana a “La PetiteEspagne” de Saint Denis.

Texto y fotos: Pablo San Román

  • Comparte esta noticia en:
  • Compartir en Facebook
  • Compartir en Twitter

Pie de página

© Carta de España Online 2015