Ministerio de Empleo y Seguridad Social. Portal Carta de España.Los Pericet: el ángel de la danza, la magia del vestuario

Carta de España Online Ministerio de Empleo y Seguridad Social. Gobierno de España.

Carta de España Online. Españoles en el mundo

Los Pericet: el ángel de la danza, la magia del vestuario

Mediante una muestra de vestuario reluce la historia de la troupe familiar Pericet, hito del baile español

Foto 1 Amparo, Carmela, Luisa y sobrin. Concepción_web

Amparo, Carmela, Luisa y su sobrina Concepción

La familia Pericet -eximios bailarines y maestros de la Escuela Bolera- enlazada a Buenos Aires de manera perpetua, tuvo durante febrero y marzo una merecida muestra/homenaje en la que se luce una parte de los vestuarios de la tercera generación de bailarines.

Con el auspicio de la Ciudad de Buenos Aires a través de la Ley de Mecenazgo y por idea de Concepción Cuervo Pericet, la exposición del vestuario que el gran bailarín español Ángel Pericet produjo para su Ballet entre los años 1949 a 2005 conforma una muestra de arte textil excepcional. La misma nos remite a la historia del Baile Español y a su riqueza sin igual, reflejada en la diversidad de diseños, bordados, accesorios y técnicas artesanales que tienen sus múltiples trajes.

La historia de "La Escuela Bolera Sevillana" se funde con la propia historia de esta familia de artistas que la conservó y sigue difundiendo. Encontrando en esta selección del vestuario de la Compañía Pericet un espacio destacado, mostrando figurines originales y otros inspirados en antiguos grabados.

vestido

Ángel, Concepción, Amparo, Carmela, Eloy y Luisa, han sido la tercera generación de la familia dedicadas a este arte. Exactamente a seis años de la partida física de Ángel esta muestra, impulsada por su sobrina Concepción Cuervo Pericet, y con la presencia de Luisa, Amparo y Carmela, la inauguración en el Centro Cultural Borges ha sido no sólo un deleite para los amantes del género y vestuarios típicos sino para las protagonistas mismas que revivieron su magnífica historia de giras y escenarios del mundo. Mediante un recorrido cronológico de sus impecables atuendos – que estuvieron por añares en baúles perfectamente conservados- y tras una ardua selección, se expusieron 34 piezas.

La curadora Concepción Cuervo Pericet, hija de Concepción Pericet y sobrina directa del resto de bailarines, llevaba tiempo ideando ésta, su primera exposición en la que lo familiar y artístico atraviesan la escena toda. Ella destaca la importancia del Programa de Mecenazgo que le permitió materializar la idea mediante la presentación en 2015, su aprobación en 2016 y su montaje a principios de este año.

El recorrido se acompaña con vídeos de clases magistrales de la familia de artistas, de fragmentos de espectáculos y los programas; un aporte documental que pone en contexto la selección de vestuario. También así la muestra fotográfica, con instantáneas de Ricardo Wauters y Puppy Goren, abre un panorama plástico de valor en sí mismo, con tomas en escena que nos transportan al momento vívido de interpretación en el que aquellos trajes vistieron a los hermanos que hicieron culto del baile español en su expresión más auténtica y refinada.

La inauguración en el Centro Cultural Borges fue además una excelente oportunidad para hablar con las protagonistas allí presentes que entre emoción y sorpresa –pues no habían visto el montaje previo- taconearon por escenas lejanas de las que aún resuenan los aplausos.

Chaquetilla estreno Capricho Español en 1950

Luisa es una prestigiosa docente y coreógrafa que ha montado espectáculos para artistas de la talla de Sara Montiel y Miguel de Molina, entre otros. Desde hace más de treinta años tiene a su cargo la dirección de las escuelas de danzas del Centro Galicia de Buenos Aires. Fue la única que siendo una gran intérprete no se dedicó al escenario; sólo en un recordado espectáculo se presentaron los seis hermanos, nada menos que en “El amor brujo”en el Teatro Cervantes.

Recientemente ha sido declarada ‘Personalidad Destacada de la Cultura’ por la Legislatura del Gobierno de la ciudad de Buenos Aires en honor a su trascendente labor docente y artística. Prácticamente todos los maestros de danza española del país han pasado por sus salones.

En una charla exclusiva con “Carta de España” y con la excusa de este gran recuerdo que evoca la exposición de los vestuarios, Luisa repasa su historia familiar, comenzando por sus padres.
“Mi madre nunca bailó pero sabía más de danza que todos nosotros (..) En el año 1926 vinieron contratados, hicieron su trabajo y regresaron. A partir de ahí mi madre siempre nos hablaba de la calle Corrientes, de Carlos Gardel (porque vivieron en la misma pensión que el gran cantor de tangos). Nos inculcaron tanto el amor a Argentina que todos queríamos venir”, relata Luisa, que con esas ansias llegó a los 14 años y sin duda se “argentinizó”; a los 84 continúa su loable tarea docente, reconocida tanto dentro y fuera de la colectividad española en Argentina.

Amparo, rodeada de colegas del teatro Colón y amistades que le han traído tantos años de escenarios y giras expresó con gratitud “Mi sobrina se ha esmerado muchísimo en esta muestra, aparte de esto lo que se ve aquí ha sido un difícil trabajo de selección tras abrir muchos baúles, la cantidad de ropa es impresionante, mi hermano todo lo que ganaba en el teatro se lo gastaba absolutamente en ropa” cuenta entre risas la hermana menor.

“Extrañas el teatro mucho” se sincera Amparo, aunque de inmediato reconoce “Yo ahora estoy feliz porque estaba cansada de viajes apurados, fueron años intensos. Aquello fue un esfuerzo terrible pero se extraña mucho después (…)Todo esto es una mezcla de recuerdos y agradecimiento”.

Carmela vivaz, estilizada como en sus años de mocedad y muy enérgica relata los recuerdos con detalle y emoción.

“Ha sido un toma y daca porque también nosotros nos hemos dejado la vida en el escenario pero era recíproco, un espejo, nosotros bailábamos y parecía que nos movía la gente, no nos cansábamos nunca de hacer bises, era disfrutar con el público y además pasa el tiempo y la gente es como si nos hubiera visto bailar ayer, nos conocen por la calle- aquí más que en Madrid- porque a Madrid íbamos esporádicamente pero nuestro cuartel general estaba en Buenos Aires”.

vestido

Carmela cuenta que tenía la sensación de que la iba a impresionar ver la ropa fuera de su cuerpo sin embargo después de recorrer la muestra llega a la conclusión que estos entrañables vestuarios están vivos. “Es una exposición muy bien hecha, esta puesta casi casi como si estuviera lista en camarines para ponérsela y salir. Además es una ropa tan bella que es un placer, me dan muchas ganas de volvérmela a poner (…) Ha pertenecido a mi vida desde que tengo uso razón, aprendí a hablar, caminar y bailar todo a la vez”.

Las hermanas coinciden en que en la escuela bolera de hoy hay mucho interés pero se pone en peligro su pureza con la influencia de danza contemporánea principalmente. “La escuela bolera española tiene una forma especialísima de bailarse que no necesita mixturas, lo que necesita es aprenderla bien y bailarla bien (...) Es muy difícil, se trabaja mucho con trenzados, con baterías, hay muchos saltos y mucha cintura para la mujer, el braceo es diferente a todo los otros estilos” explica rebosante de conocimientos y orgullosa Carmela.

Las tres hermanas, cada una con su estilo, siguen honrando su legado y pese a los años y a las ausencias, mantienen viva la llama difundiendo desde el presente aquello que las colmó a ellas, a sus hermanos y a sus antecesores. Consagraron su vida a la danza y mantienen un tesoro de la expresión artística española para las generaciones futuras.
Llenas de historia, unidas por los recuerdos y la danza como un invisible hilo de fraternidad, apasionadas por el baile que les vino como un regalo divino en la herencia familiar, comparten y contagian la pasión.

Amparo charla y se saca fotos con jovencitas aprendices que visitan la muestra, Luisa seguirá brindando su inmenso conocimiento desde el Centro Galicia y Amparo es contundente “Yo necesito bailar para vivir”.

Gisela Gallego 

  • Comparte esta noticia en:
  • Compartir en Facebook
  • Compartir en Twitter

Pie de página

© Carta de España Online 2015