Ministerio de Empleo y Seguridad Social. Portal Carta de España.Garbiñe Muguruza, tras las huellas de Conchita y Arantxa

Carta de España Online Ministerio de Empleo y Seguridad Social. Gobierno de España.

Carta de España Online. Deportes

Garbiñe Muguruza, tras las huellas de Conchita y Arantxa

Ciudadana del mundo. Así se define esta atleta de 1, 82 metros de estatura y 73 kilos de peso que nació hace 22 años en Venezuela de padre vasco y madre venezolana y que se ha colocado en el número 3 del ranking de la WTA

Garbiñe Muguruza

Esta chica, Garbiñe, que amenaza con superar los logros de Arantxa Sánchez-Vicario y Conchita Martínez, y a la que la mismísima Serena Williams señala como su sucesora, empezó a pegar raquetazos a los 3 años, junto a sus hermanos Igor y Asier, en un lugar remoto de Venezuela llamado Mampote, pero después pulió su técnica de tenista directa y demoledoraen la Academia Bruguera, de Barcelona, bajo la atenta mirada de Alejo Mancisidor.

Tras una fulgurante campaña, Garbiñe ha culminado 2015 clasificada en el número 3 del ranking de la WTA. Pero su imparable progresión venía anunciándose desde que decidió hacerse profesional. Aunque pocos auguraban que explotara tras apenas tres temporadas entre las mejores del mundo. Garbiñe, pues, ha sorprendido a todos aquellos que esperaban una carrera más gradual de una tenista que, a una excelente técnica, suma una disposición física importante, Ideal, desde luego, para hacer frente a la nueva generación de pegadoras que hoy dominan el circuito WTA.

Todo empezó a precipitarse en 2014, cuando la número 35 del ranking, una tal Garbiñe Muguruza, eliminaba en Roland Garros a la reina indiscutible del circuito.Sí señores y señoras, a la mismísima Serena Williams. Luego, caería ante la rusa Sharapova, pero los clarines que anunciaban el fin de la orfandad del tenis femenino español desde la retirada de Arantxa y Conchita, resonaron con fuerza inusitada. Y no era para menos.

En 2015, Garbiñe, tras eliminar en semifinales a AgniezkaRadwanska, volvió a verse las caras con Serena Williams. Esta vez en la final de Wimbledon. Perdió por 6-4 y 6-4. Pero las sensaciones dejadas en la pista fueron inmejorables y la sirvieron para alzarse triunfadora en Pekín.

Ya clasificada con todos los honores para disputar la Copa de Maestras,en la pista azul de Singapur, tuvo sin embargo que hincar la rodilla tras caer eliminada, en semifinales, precisamente ante Radwanska. Pero como la hispano-venezolana tampoco le hace ascos a los dobles, con la compañía inestimable de esa guerrera de las pistas llamada Carla Suárez, disputó la final de maestras ante la mejor pareja femenina actual: la formada por la suiza Martina Higgins y la india Sania Mirza. Perdieron (6-0 y 6-3) dejando la sensación de que necesitaban más entrenamiento y coordinación.

Técnica y fuerza son los dos secretos de esta tenista

Con doble nacionalidad, GarbiñeMuguruza debía elegir bajo qué bandera deseaba desfilar en los Juegos Olímpicos de Río, o antes todavía en la Copa Federación. Tras largas consultas con familiares, entrenadores y seguramente la almohada, la tenista optó por descartar a la selección del vino tinto y envolverse en la bandera española.

Pero a pesar de sus portentosas facultades,Gabiñe no es inmune a las lesiones, y da fe de ello el calvario de seis meses por el que tuvo que pasar en 2013, “es lo peor que puede suceder a una deportista, pero no me desesperé y aunque sabía que me iba a recuperar, como así ocurrió, lo pasé muy mal. Por eso, cuando gané mi primer torneo en Hobart (Australia), tras seis meses en el dique seco, fue toda una liberación”.

Muchas, por no decir todas las expectativas del tenis español femenino para 2016, están puestas ya en GarbiñeMuguruza. No solo se espera que gane su primer torneo de Grand Slam, sino que ayude a la selección española a obtener una medalla en los Juegos Olímpicos de Río. Porque, sin duda, quien ha salido ganando tras la decisión de Garbiñede competir con el país de su padre, ha sido España, que se asegura contar con posibilidades de triunfo, tanto en solitario como formando dobles con Carla Suárez, a la hora de la lucha por las medallas, en Brasil

La hija de José Antonio Muguruza (vecino de Eibar) y Scarlet Blanco desea ser periodista. No ahora mismo, claro está, porque el tenis absorbe todo un tiempo que se reparte entre los viajes y losintensos entrenamientos con su nuevo preparador, Sam Sumyk. Sabe que tiene muy difícil superar el listón de las dos mejores tenistas que ha dado España, pero está dispuesta a intentarlo, a pesar de que de ellas poco puede recordar “Apenas las vi jugar. Yo era muy pequeñita, entonces”.

Una de sus pasiones es la cocina. De modo que cuando dispone de tiempole da por los postres. “Se me da bien el bizcocho de Oreo”, afirma, aunque al final a la hora de rematar una buena comida, casi siempre acaba inclinándose por un sencillo flan. Porque, después de este ajetreado 2015, ahora mismo lo que más le apetece a nuestra vasca-española-venezolana es, según afirma ella misma, “desconectar y cargar pilas”.

Luis Bamba  

  • Comparte esta noticia en:
  • Compartir en Facebook
  • Compartir en Twitter

Pie de página

© Carta de España Online 2015