Ministerio de Empleo y Seguridad Social. Portal Carta de España.Bermeo, de la ballena vasca a la conserva de bonito

Carta de España Online Ministerio de Empleo y Seguridad Social. Gobierno de España.

Carta de España Online. Comer y viajar

Bermeo, de la ballena vasca a la conserva de bonito

Esta hermosa villa vizcaína ligada al mar y al pescado desde hace casi mil años es hoy un paraíso turístico natural y gastronómico de primer orden

bermeo

Vista del puerto viejo de Bermeo

Los de Bermeo tienen muy a gala que su pueblo es más antiguo que Bilbao, fundado en 1300 por Diego López de Haro. Hay documentos que prueban la existencia de la villa costera desde el siglo XI. En su escudo hay una ballena, pues los nativos fueron acreditados cazadores de estos cetáceos, sobre todo de la especie “eubalena glacialis”, llamada ballena franca o ballena de los vascos.

Esta villa milenaria ha estado siempre ligada a la pesca. En los años ochenta del siglo XX su puerto acogía a más de 200 barcos, hoy apenas quedan ochenta pero conserva una potente industria conservera asociada.

Torre Ercilla

La Torre Ercilla, arquitectura civil medieval

Bermeo se asienta a los pies del monte Sollube y en la salida al mar de la Reserva de la Biosfera de Urdaibai en un entorno natural de primer orden. En las proximidades se hallan los islotes de Aquech y San Juan de Gaztelugatxe, este último unido a tierra por un istmo y unas interminables escaleras que llevan hasta ermita en la cumbre.

Frente a la desembocadura de la ría se encuentra la isla de Ízaro, deshabitada, y que se hizo famosa por ser el reclamo publicitario de la productora cinematográfica Izaro Films. En el estuario de la ría, en la margen izquierda, está la villa de Mundaka, paraíso de surfistas norteños.

El islote de San Juan de Gaztelugatxe

El islote de San Juan de Gaztelugatxe

Bermeo y otras villas costeras se fueron convirtiendo en importantes centros pesqueros y comerciales hasta el desastre de la peste negra del verano y otoño de 1348. No solo la peste hizo estragos en Bermeo en la Edad Media, numerosos incendios a lo largo de la historia han conllevado la reconstrucción de la villa en varias ocasiones. Aun así se han conservado (y restaurado habitualmente) construcciones de piedra como la Torre Ercilla, del siglo XV, reminiscencia de la luchas banderizas de la época. Casa solariega de los Ercilla, entre ellos Alonso de Ercilla, poeta y militar español que, aunque nacido en Madrid, estuvo muy ligado a Bermeo por tradición familiar. Alonso de Ercilla viajó a Chile con Garcia Hurtado de Mendoza y relató la conquista del país en “La Araucana”, poema épico en versos endecasílabos en estrofas de octava real.

Ayuntamiento

Ayuntamiento de Bermeo, del siglo XVIII

No obstante, Bermeo ostenta durante el siglo XVI, a despecho de su adversa suerte, una dualidad "pesca-comercio" y mantiene la mayor y mejor flota pesquera de la península, al tiempo que sus buques mercantes continúan la vieja rivalidad secular con el puerto de Bilbao.

El siglo XVIII marca para Bermeo una etapa de franco florecimiento con una masiva implantación de "talleres u oficinas de salar pescado" e industrias auxiliares de la pesca, como la construcción naval con sus carpinteros de ribera y calafates.

Otros monumentos de Bermeo son las iglesias de Santa Eufemia y San Francisco y edificios civiles como el ayuntamiento, un imponente caserón del siglo XVIII y el Casino, obra ecléctica de Severino Atxukarro de finales del siglo XIX.

Carlos Piera Ansuátegui

  • Comparte esta noticia en:
  • Compartir en Facebook
  • Compartir en Twitter

Pie de página

© Carta de España Online 2015