Ministerio de Empleo y Seguridad Social. Portal Carta de España.Cangas de Onís, un símbolo de la historia de España

Carta de España Online Ministerio de Empleo y Seguridad Social. Gobierno de España.

Carta de España Online. Comer y viajar

Cangas de Onís, un símbolo de la historia de España

El pueblo asturiano de Cangas de Onís tiene un papel importante en la historia de España

Puente de Cangas de Onis

En Cangas tuvo lugar la Batalla de Covadonga, ganada por Don Pelayo a las tropas musulmanas, que simboliza el inicio de la Reconquista. En su término municipal se encuentran también los Lagos de Covadonga y de este bonito pueblo salieron además muchos de sus vecinos a "hacer las Américas" en México, Cuba, Argentina, Brasil o Uruguay.

En apenas un centenar de metros se juntan dos emblemas de la historia de Cangas de Onís: la escultura "El Emigrante" parece clavar sus ojos en el impresionante Puente Romano. Donada por una familia mexicana en 2003, la escultura fue realizada por el artista azteca Ricardo Motilla. La obra es una homenaje a los emigrantes cangueses a América, entre ellos la familia materna del expresidente mexicano Vicente Fox. El político visitó la localidad en 2008.

"El Emigrante" tiene su mirada puesta, como despidiéndose, en El Puente Romano", sobre el río Sella, un monumento que aparece en numerosos carteles turísticos de Asturias, igual que la Basílica de Covadonga, el lugar más visitado de la región. El Puente Romano data de la Edad Media, probablemente del siglo XIII, aunque se asienta sobre otro más antiguo de la época romana. Del arco central cuelga una réplica de la Cruz de la Victoria, símbolo de Asturias.

Monumento al emigrante

Monumento al emigrante

En Covadonga tuvo lugar la batalla del mismo nombre, en 722, entre el ejército astur de Don Pelayo y las tropas musulmanas, que resultaron derrotadas. Esta acción bélica se considera como el arranque de la Reconquista. Por ello, para muchos asturianos, Cangas de Onís es la primera capital de España.

En una cavidad natural de la Santa Cueva de Covadonga reposan los restos del rey Don Pelayo, que tiene además dos esculturas en Cangas, una en bronce delante de la Basílica de Covadonga, de 1964, y otra en piedra, de 1970, en el centro de Cangas, con la inscripción: "Primer rey de España". La Basílica de Covadonga, de estilo neorrománico, fue construida entre 1877 y 1901.En 1777 un incendio había destruido el antiguo templo, que se encontraba contiguo a la Santa Cueva donde se venera a la Virgen (La Santina), conmemorativo de la Batalla de Covadonga. Se decidió entonces levantar uno nuevo a modo de monumental santuario.

Basílica de Nuestra Señora de Covadonga

Basílica de Nuestra Señora de Covadonga

La Basílica y el Santuario se encuentran junto a los Lagos de Covadonga, Enol y Ercina, de origen glacial, en la parte asturiana del Parque Nacional de los Picos de Europa. Otro lago, el Bricial, sólo tiene agua durante el deshielo. Entre el Santuario de Covadonga y los Lagos hay una carretera en ascensión de 14 km, protagonista desde 1983 en la Vuelta a España de ciclismo, siendo a menudo la etapa decisiva de la prueba.

En el centro urbano de Cangas de Onís, un municipio de casi 7.000 habitantes, destacan otros monumentos relacionados con el pasado emigrante como Villa María. Un cangués que estuvo en Cuba, Constantino González, levantó un chalé en 1922, uno de los ejemplos más notables de la arquitectura indiana del concejo. Otro ejemplo de esa arquitectura indiana es la Casa de la viuda de José Dagó, construida en 1920 por un cangués que hizo fortuna en América en la industria azucarera.

En la Iglesia de la Santa Cruz fue sepultado el rey Favila, segundo monarca de Asturias e hijo de Don Pelayo, que habían ordenado la edificación de la iglesia en 737.

Texto y fotos: Pablo San Román

  • Comparte esta noticia en:
  • Compartir en Facebook
  • Compartir en Twitter

Pie de página

© Carta de España Online 2015