Ministerio de Empleo y Seguridad Social. Portal Carta de España.Medio siglo sin Carmen Amaya

Carta de España Online Ministerio de Empleo y Seguridad Social. Gobierno de España.

Carta de España Online. Memoria gráfica

Medio siglo sin Carmen Amaya

La pasión y la energía de su pequeño cuerpo puso el baile flamenco en lo más alto. Aun hoy, cincuenta años después de su temprana muerte, sigue siendo la más grande

Carmen Amaya

Carmen Amaya era una gitana del Somorrostro. Nació en 1918 en una de las barracas de madera que se situaban en la zona norte del barrio marinero de la Barceloneta, lugar donde vivían un gran número de familias gitanas, de una manera lamentable y sin ninguna clase de infraestructura de carácter social. Era hija de un tocaor flamenco llamado Francisco Amaya, conocido como ‘El Chino’ que se ganaba la vida a salto de mata por las tabernas, en permanentes madrugadas. Con las pocas monedas que lograba mercar fue sacando adelante a Carmen y a sus cinco hermanos menores: Paco, Leonor, Antonia, Antonio y María.

Cuando Carmen sólo tenía cuatro años –apenas una gitanilla negruzca, flacucha y casi escuchimizada– comenzó a salir con su padre por las noches a buscarse la vida por las tabernas. Mientras ‘El Chino’ tocaba la guitarra, Carmen Amaya cantaba y bailaba. Curiosamente, parece ser que el padre, al principio, pensaba que Carmen tenía mejores condiciones para el cante que para el baile. La gente ya se quedaba ensimismada con la gracia de aquella niña, por la forma en la que expresaba su pasión, una pasión innata que marcaría su vida y su carrera como artista. En muy poco tiempo, se hizo popular en la Barcelona de los primeros años del siglo XX y son bastante los recuerdos que guardó de aquellos años de dura miseria y de aprendizaje casi callejero.

En 1923 viajó por vez primera a Madrid, para bailar en un local situado en los bajos del Palacio de la Música. Al año siguiente llevó a cabo una gira por diversas ciudades españolas, formando parte de la compañía de Manuel Vallejo. 1929 fue el año de la Exposición Universal de Barcelona y por aquellos días Carmen Amaya estaba en el cuadro flamenco del Villa Rosa y su nombre sale por primera vez en letras de imprenta.

Carmen Amaya

En 1935 fue contratada por Juan Carcellé para actuar el Coliseum de Madrid. Pero en aquella contratación tuvo mucho que ver Agustín Castellón “Sabicas”: "Nos conocimos en Barcelona cuando los dos aún éramos niños. Yo fui allí a trabajar y la vi bailar un día, ella también era muy joven. Me hice amigo de ella y de su familia”.

La presentación de Carmen Amaya en Madrid –que era la meca mundial del flamenco- fue su auténtica consagración en España. Debutó en el Teatro de la Zarzuela con Concha Piquer y Miguel de Molina. De esta época data su primera incursión en el mundo del cine: ‘La hija de Juan Simón’, de José Luis Sáenz de Heredia, con Angelillo. En 1936 rodó ‘María de la O’, de José López Rubio y se situó en la cúspide artística. El inicio de la Guerra Civil le sorprendió en Valladolid y se desplazó a Lisboa para actuar en el Café Arcadia, hasta que el Teatro Maravillas de Buenos Aires le ofreció un contrato por seis meses. Allí debutó con los guitarristas Ramón Montoya y Sabicas. Aquí comienza el periplo mundial de Carmen Amaya que tardó once años en volver a España.

Carmen Amaya empezó a ganar mucho dinero, tanto es así que en Río de Janeiro, en el célebre night-club Copacabana cobraba unos 14.000 dólares por semana. Recorrió todos los países de Hispanoamérica y de estos años datan las películas grabadas junto a Miguel de Molina y la incorporación de varios miembros de su familia a la compañía. Un empresario llamado Sol Hukor decidió contratarla por ocho años para actuar por tierras de los Estados Unidos de Norteamérica.

A principios de 1941 se presentó en Nueva York en el Carnegie Hall y después en el Radio City acompañada por Sabicas y Antonio de Triana, donde llegó a dar nueve representaciones diarias. Fue tal la dimensión del éxito que alcanzó Carmen Amaya en los Estados Unidos, que el propio presidente Franklin Delano Roosevelt la invitó a una velada en la Casa Blanca. El máximo mandatario norteamericano le regaló una chaquetilla bolera con incrustaciones de brillantes.

Carmen Amaya con Marlon Brando

Carmen Amaya con Marlon Brando

La revista ‘Life’ –la más importante de aquella época– sacó a la gitanita catalana en su portada. En el otoño de 1942 obtuvo otro gran éxito con una versión propia del Amor Brujo en el Hollywood Bowl de Los Angeles ante más de 20.000 personas. en el Alvin Theatre de Broadway, con la revista “Laugh, Town, Laugh!”. Tras rodar varias películas y realizar varias giras más por Estado Unidos y Méjico, volvió a Buenos Aires, donde murió su padre en 1946. De vuelta a Europa se presentó en el Teatro de los Campos Elíseos en Paris y llegó el momento de regresar a España.

Se presentó en el Teatro Tívoli de Barcelona con la obra ‘Embrujo Español’ y logró un gran éxito. Al año siguiente logró otro prodigioso triunfo en el Princess Theatre de Londres. Allí conoció a la Reina de Inglaterra. Ya asentada en España, en 1951, se casó con Juan Antonio Agüero, un guitarrista de su compañía de origen santanderino.

En octubre de 1955, Carmen Amaya volvió de nuevo a Nueva York para realizar cuatro actuaciones en el Carnegie Hall. John Martín describió en The New York Times de esta manera la nueva forma de bailar de Carmen Amaya: “La nueva Amaya es abrumadora. Todas las tempestuosas virtudes de antes se encuentran todavía allí; pero las ha simplificado, dirigido, difundido, suavizado”.

Su última película fue Los Tarantos de Francisco Rovira Beleta (1963). Durante el rodaje de esta película, la fotógrafa Colita le hizo un famoso reportaje fotografico en el barrio de donde salió: el Somorrostro. Carmen Amaya Amaya murió el 19 de noviembre de 1963, a los cuarenta y cinco años. Arrastraba de antiguo una insuficiencia renal que sorteaba sudando al bailar las toxinas que sus riñones no podían eliminar.

Carlos Piera

 

  • Comparte esta noticia en:
  • Compartir en Facebook
  • Compartir en Twitter

Pie de página

© Carta de España Online 2015