Ministerio de Empleo y Seguridad Social. Portal Carta de España.Agustín Gómez Pagola, el lateral zurdo del KGB

Carta de España Online Ministerio de Empleo y Seguridad Social. Gobierno de España.

Carta de España Online. Memoria gráfica

Agustín Gómez Pagola, el lateral zurdo del KGB

La apasionante peripecia de un niño de la guerra, excelente futbolista y dirigente comunista

Gomez Pagola con la camiseta del At. Madrid

 Gomez Pagola con la camiseta del At. Madrid

Al joven Agustín, de quince años y guipuzcoano de Rentería, le salió el destino y la historia al encuentro en 1937. Con muchos otros niños de la época fue enviado a la Unión Soviética para preservarles de la guerra civil. Agustín Gómez Pagola ya era un incipiente futbolista, recio y con visión de juego. En 1941 empieza a trabajar en una fábrica y se integra en el club deportivo "Krasnaya Roza” las “rosas rojas” y se une al Ejército Rojo. Estudia ingeniería y economía y en 1944 es fichado por el moscovita Krylia Sovetov Samara de donde pasa en 1947 al FC Torpedo de Moscú, en el que permanecería hasta 1954. Solo interrumpido durante unos meses por su incorporación al Shakhtar Donetsk ucraniano, con el que se va de gira por Bulgaria y Rumania en el invierno de 1951-52. Llega a ser capitán del Torpedo de Moscú –que era el equipo de la industria automovilística- y es convocado con la selección soviética para los Juegos Olímpicos de Helsinki aunque no llegó a jugar, puesto que la selección fue eliminada en el segundo partido.

Este lateral izquierdo de Rentería ya es un converso comunista y miembro del PCE al que enviaban con cierta frecuencia por Europa en misiones organizativas de los comunistas españoles, siempre bajo el paraguas del PCUS (Partido Comunista de la Unión Soviética).

En 1953 muere Stalin y en 1956 se producen los primeros acuerdos para que algunos de esos niños, ya adultos, regresaran a España. En ese contingente viene Agustín Gómez, en una maniobra que el Régimen de Franco vende como la salvación de cientos de españoles del peligro soviético. Al parecer desembarcó en Valencia en octubre de 1956 junto con su mujer y su hermano dentro de un grupo de 137 niños de la guerra.

Se había retirado del futbol en 1955 y según la prensa deportiva soviética, Agustín Gómez es un baluarte en la defensa, posee visión de juego, es de una física superior, mide 1.68 de altura y sabe tapar los espacios en el campo de futbol.

Gomez Pagola con el Torpedo

Gomez Pagola con el Torpedo

Logra entrar en el Atlético de Madrid a prueba para su fichaje, juega un partido amistoso en el viejo Metropolitano contra el Fortuna de Dusseldorf, partido que acaba en empate a dos goles y en el que se ve que Gómez Pagola, con 34 años, pasado de peso y en baja forma, ya no está para estos trotes y el Atlético renuncia a ficharle. Era entonces el gran Atlético de Peiró y Collar
A su entrada en España fue interrogado, como todos los que volvían, por las autoridades franquistas. El interrogatorio efectuado por policías españoles estuvo supervisado por agentes de la CIA.
Agustín Gómez se establece en Guipúzcoa donde entrena a equipos aficionados de la zona y al Tolosa Club de Fútbol en tercera división entre 1957 y 1961. Esta es su tapadera, en realidad trabaja para reorganizar a los comunistas vascos impulsando el EPK (Partido Comunista Vasco).

Es desde 1960, secretario general provisional del Partido Comunista Vasco. Es citado el 23 de Diciembre de 1960 por la autoridad militar judicial a Madrid, para prestar declaración, por delito de actividades extremistas. En caso contrario de no presentarse se le declarara rebelde. En 1961 es capturado en San Sebastián y enviado detenido a Madrid, donde se le encierra en la cárcel de Carabanchel, siendo torturado por su pertenencia al Partido Comunista de España. Tras una campaña internacional por su liberación, es puesto en libertad y emigra a América Latina y se afinca en Venezuela. Con diferentes identidades secretas, trabaja un periodo para el KGB en operaciones clandestinas.

En 1968, remite una carta a Dolores Ibarruri en la que se posiciona a favor de la intervención del pacto de Varsovia en Checoslovaquia. El 18 de septiembre es uno de los cinco miembros del comité central que votan contra el informe de Santiago Carrillo, que condenaba la intromisión de los soviéticos en la conocida como primavera de Praga. Como recogen las actas, dijo que «no voy a hacer nada que perjudique la unidad del partido». Pero lo que nunca se pudo poner en duda fue su fidelidad a las órdenes que llegaban de Moscú frente al reto de Carrillo, que ya empezaba a escorarse hacia lo que se llamaría eurocomunismo, alejado del comunismo ortodoxo soviético.

Tumba de Gomez Pagola

Sepultura de Gómez Pagola en el cementerio Donskoi de Moscú

Junto con Eduardo García López (secretario de organización del PCE en ese momento) participó en un proyecto de escisión prosoviética, según declaró Santiago Carrillo. En esos momentos las tensiones eran ya insostenibles y Agustín Gómez y Eduardo García López eran expulsados del partido. Un año después también sería suspendido de militancia Enrique Líster, héroe militar de la guerra civil. Gómez nunca aceptó su expulsión, y criticó duramente a Carrillo por lo que, a su juicio, era el aislamiento del PCE del resto de partidos comunistas del mundo, así como su postura transigente con la Iglesia. Muchos militantes abandonaron el PCE con el héroe futbolista, y fundaron el PCE (VIII y IX Congreso). Más que una escisión, reclamaba ser el verdadero Partido Comunista de España bajo el paraguas de Moscú. De hecho, su primera decisión fue expulsar a Santiago Carrillo por «alta traición a la causa comunista».

La salud de Gómez, el valeroso futbolista del Torpedo de Moscú, el agente del KGB, el hombre fuerte de PCUS en España, se fue deteriorando poco a poco. Regresó a Moscú, la tierra que más quiso, y falleció cuando quedaban tres días para que cumpliese 53 años y cuatro para que muriese Francisco Franco. Su tumba en el cementerio moscovita de Donskoi reza Agustín Gómez Pagola 1922-1975. Dirigente comunista. En español.

Carlos Piera
 

  • Comparte esta noticia en:
  • Compartir en Facebook
  • Compartir en Twitter

Pie de página

© Carta de España Online 2015