Ministerio de Empleo y Seguridad Social. Portal Carta de España.Ronda, ciudad mágica

Carta de España Online Ministerio de Empleo y Seguridad Social. Gobierno de España.

Carta de España Online. Comer y viajar

Ronda, ciudad mágica

La ciudad vive actualmente del turismo cultural y rural, convirtiéndose en una de las más visitadas de Andalucía gracias a su patrimonio monumental y su entorno físico y natural

El impresionante tajo de la ciudad, visto desde la parte baja

El impresionante tajo de la ciudad, visto desde la parte baja

El río Guadalevín ha partido en dos partes a la ciudad de Ronda, creando su Tajo, un barranco de 120 metros de profundidad. A un lado, la Ronda nueva, ancha, con su plaza de toro; al otro, la Ronda antigua, cuajada de monumentos. Las dos partes de la ciudad están unidas por el Puente Nuevo, construido entre 1751 y 1793 y por el Puente Viejo, de origen romano, reconstruido en época musulmana y restaurado en el siglo XVII. Ronda se definía en tres partes: la Ciudad, el Mercadillo y el Barrio de san Francisco.

Iglesia de Santa María la Mayor

Iglesia de Santa María la Mayor

La ciudad

Es el antiguo núcleo urbano, aislado por todos sus costados. Además de sus defensas naturales, disponían de un recinto amurallado (se conservan algunas partes) flanqueado de cubos y torreones. En su planta se advierten trazos urbanos hispanoárabes en las formas de sus manzanas: grandes e irregulares, callejones sin salida que entran en las manzanas, calles estrechas y torcidas en las que se abren plazuelas recoletas y encalmadas.

En “La Ciudad” se localiza la Iglesia Mayor, la Iglesia del Espíritu Santo, el Ayuntamiento, distintos museos, los palacios de Mondragón y Salvatierra, la Casa del Rey Moro, por la que se puede bajar al fondo del Tajo a través de las escaleras de la mina, la Casa del gigante, el Alminar de san Sebastián, la Casa de Juan Bosco, la Puerta de Felipe V y gran cantidad de casas-palacio, palacetes, callejuelas y plazoletas.

plaza de Ronda

Plaza del Socorro, donde se localiza la Iglesia de Nuestra Señora del Socorro y el Casino

El mercadillo

Al otro lado del Tajo se localiza el “Mercadillo” o “Ciudad nueva”, barrio nacido a raíz de la conquista castellana de la ciudad, al establecerse allí comerciantes que, por no pagar las alcábalas o impuestos, instalaban sus puestos fuera de la ciudad.

El Mercadillo abarca lo que es el actual Parador de Turismo, construido sobre lo que antes fue el Ayuntamiento y el Mercado de Abastos. También es el lugar donde está la Plaza de Toros, propiedad de la Real Maestranza. Es el coso más antiguo de España, con el ruedo más grande. En el Mercadillo está el Parque de la Alameda, con su balconada sobre el Tajo; y las iglesias del Socorro, La Merced, Santa Cecilia, más el templete de la Virgen de los Dolores

Era, a mediados de los 50, del siglo XX, el barrio comercial de Ronda, que tenía sus arterias principales en las calles de la Virgen y de la Bola o Carrera de Espinel, de un kilómetro de longitud. En ésta última, que se extiende casi desde el borde el Tajo hasta la Estación de Ferrocarril, están los mejores comercios, bancos y cafés. Es la calle principal de Ronda.

En el Barrio del Mercadillo se encuentra buena parte del legado modernista de la ciudad, destacando el edificio del Círculo de Artistas o Casino de Ronda, lugar en el que Blas Infante organizó la primera asamblea andaluza (está situado en la Plaza del Socorro).

La puerta de Carlos V

La puerta de Carlos V

Barrio de San Francisco

Pasando la Cuesta de las Imágenes, está el Barrio de San Francisco, desde el que se observa la Puerta de Almocábar y la muralla árabe que rodeaba Ronda y que llega hasta el Puente Árabe, en cuyo pie se localizan los Baños Árabes, uno de los mejor conservados de España. Destaca el Convento de San Francisco, que da nombre al barrio, del que sólo se conserva la iglesia, de estilo gótico-mudéjar, con una portada de estilo gótico isabelino. Es una zona relativamente moderna, de calles rectas. La mayor parte de sus casas, ocupadas antaño por labradores, eran de dos plantas más el corral y los establos.

La histórica plaza de Toros de Ronda

La histórica plaza de Toros de Ronda

El patrimonio artístico-cultura de Ronda es tremendo: Convento de san Francisco, Puerta de Carlos V, Puerta de Almocábar, Iglesia del Espíritu Santo, Convento de santa Isabel, Palacio de Mondragón (museo Municipal, Arco Árabe, Casa de san Juan Bosco, Iglesia Virgen de la Paz, Casa del Gigante, Museo Joaquín Peinado, Iglesia de santa María la Mayor, Ayuntamiento, Museo del bandolero, Museo de la Caza, Minarete de san Sebastián, Puerta y murallas de la Xijara, Museo Lara, Convento de santo Domingo (Palacio de Congresos), Puente Nuevo, Casa del rey moro, Palacio de los marqueses de Salvatierra, Baños Árabes, Puerta de Felipe V, Puente árabe o de san Miguel, Puente Viejo, Fuente de los ocho caños, Iglesia de Nuestro Padre Jesús, Posada de las Ánimas, Templete Virgen de los Dolores, Iglesia de santa Cecilia, Iglesia del Socorro, Plaza de Toros (museo taurino), Museo de la Merced, Centro de Interpretación del vino, Teatro Vicente Espinel, Iglesia María Auxiliadora.

calle típica

Calle típica del casco histórico

Los románticos

El periodo romántico, en el siglo XIX, dio mucha fama a Ronda. Fue un tiempo de “curiosos impertinentes”, de viajeros europeos que venían a España a olisquear en busca del alma de los españoles, presentados como celosos “manolos” y temperamentales, voluptuosas “cármenes” de ojos negros capaces de enloquecer a cualquier hombre. Vinieron predispuestos a vivir experiencias únicas: se dedicaron a fabricar arquetipos y tópicos, en un país que les resultaba raro, que no entendían, sometido al clero católico y a su “santa” Inquisición, esclavizado por terratenientes y el Ejército, en poder de los terratenientes (así completaban el círculo).

La ciudad ha llamado la atención de grandes, ilustres intelectuales, autores literarios normalmente europeos, cautivados por España. En los últimos siglos han paseado por la ciudad y sus alrededores: Richard Ford, Washington Irving, John F. Lewis, Rainer María Rilke, Orson Welles, Ernest Heminguay… Ronda, en la Serranía de Ronda, es una ciudad mágica, que hay que visitar al menos una vez en la vida.

Texto y fotos: Pablo T. Guerrero
 

 

  • Comparte esta noticia en:
  • Compartir en Facebook
  • Compartir en Twitter

Pie de página

© Carta de España Online 2015