Ministerio de Empleo y Seguridad Social. Portal Carta de España.Guía práctica para adaptarse a Suecia

Carta de España Online Ministerio de Empleo y Seguridad Social. Gobierno de España.

Carta de España Online. @Colaboradores

Guía práctica para adaptarse a Suecia

Suecia (o Sverige en sueco) es un país que cuenta con 9.7 millones de habitantes y que se ha convertido en un reflejo de progreso para muchos países del mundo.

ciudad de Malmö

 Ciudad de Malmö. (Justin Brown/imagebank.sweden.se)

Desde que los suecos comenzaran a veranear en España en los años 50 y hacerse eco de las voces que aclamaban su presencia (“¡qué vienen los suecos!”), el interés hacia el país escandinavo comenzó a incrementarse, sobre todo en las zonas de costa (Málaga, Alicante, Canarias…). Pero, ¿qué cosas hacen a Suecia especial y un destino a tener en cuenta?

Por lo general, los suecos son muy abiertos hacia otras culturas y se vive pacíficamente en todas las ciudades. Desde la crisis de los Balcanes en 1990, el país escandinavo ha aceptado a una gran cantidad de refugiados. Ello, junto a una política exterior abierta (hasta la actual crisis de refugiados sirios), ha propiciado una gran confluencia cultural en el país escandinavo. De hecho, es fácil encontrar festividades típicas de otros países (por ejemplo, la festividad de Nowruz, o el primer día del calendario persa) en las que los suecos participan abiertamente.

el Parlamento sueco en Estocolmo

El Parlamento sueco en Estocolmo. (Melker Dahlstrand/imagebank.sweden.se)

El país también destaca por ser uno de los más avanzados en políticas igualitarias, donde existen menos diferencias salariales entre mujeres y hombres y ambos pueden conciliar la vida familiar con la laboral. En la representación parlamentaria y gubernamental se encuentran mujeres y hombres por igual.

Los suecos tienen un horario de trabajo flexible, y en muchos puestos de trabajo la jornada laboral termina a las 16:00. Se respeta el horario de comida a las 12:00 y es común que se descanse otra vez a las 14:00 o a las 15:00 para realizar el tradicional “fika” sueco, la hora del café con tartas.

El salario medio en Suecia alcanzó los 3.754 euros mensuales en 2015 (fuente: Expansión). Teniendo en cuenta que, si comparamos con España, el precio de los productos alimentarios en los supermercados es sólo un poco más caro, el poder adquisitivo de los suecos es mucho mayor. Además, se priman políticas ecológicas, de mejora del bienestar y conciliación familiar, igualdad y derechos sociales, y también se invierte más del 4% del PIB en I+D+I. Todo ello la convierten en uno de los países con mayor calidad de vida.

En cuanto a la educación, la enseñanza es gratuita para todos los residentes en Suecia y para los europeos, incluyendo los estudios universitarios. La alta calidad de la enseñanza y la ventaja de poder estudiar un grado o máster de forma gratuita la convierten en uno de los destinos más demandados a nivel mundial. Además, muchas son las características que marcan la diferencia entre la enseñanza universitaria sueca con respecto a la española: en muchas de las asignaturas sólo existe “aprobado” o “suspendido”, es posible elegir hasta un 50% del programa en asignaturas optativas, en casi todas las asignaturas las clases las imparten expertos en el tema (una asignatura – un profesor – 10 invitados para dar las lecciones), se prima el trabajo individual (pocas horas de clase, más trabajo autónomo) y es fácil conseguir prácticas remuneradas.

estudiantes en la Universidad de Gotemburgo.

Estudiantes en la Universidad de Gotemburgo. (Sofia Sabel/imagebank.sweden.se)

Además, es posible compaginar los estudios con el trabajo, por lo que muchos suecos trabajan a tiempo parcial y estudian al mismo tiempo. Todos los estudiantes reciben una beca de 200 euros al mes.

Aunque el idioma oficial sea el sueco, la mayoría (por no decir todos) de los suecos habla inglés perfectamente y es posible hacer la vida en inglés sin complicaciones. No obstante, conocer el idioma e integrarse en su cultura es un plus a la hora de adaptarse y además facilita la obtención de mejores puestos de trabajo. Por tanto, aunque no sea un requisito indispensable para pasar una corta temporada, sí se hace obligatorio si pensamos quedarnos más tiempo.

típico paisaje sueco (en Kämpersvik)

Típico paisaje sueco en Kämpersvik. (Per Pixel Petersson/imagebank.sweden.se)

Se necesita un número personal sueco a la hora de hacer los trámites comunes (abrir una cuenta en el banco, búsqueda de alojamiento…) y éste se obtiene cuando tenemos un contrato de trabajo o estamos admitidos en una universidad. Al principio, se recibe un número personal sueco provisional. Después, se puede conseguir el definitivo en Skatteverket (más información en http://www.skatteverket.se/privat.4.76a43be412206334b89800052864.html). Por tanto, acudir a la aventura no es recomendable y es mejor consultar ofertas de trabajo desde España (por ejemplo, buscando en la red EURES).

La búsqueda de alojamiento es complicada. Lo mejor es acudir a una inmobiliaria o buscar directamente en internet (los grupos de Facebook de alojamiento en las distintas ciudades ayudan bastante), aunque en algunos puestos de trabajo la empresa facilita el alojamiento. Los precios varían desde 400 euros una habitación a más de 1000 un estudio individual.

Diana Grajales Abellán

 

  • Comparte esta noticia en:
  • Compartir en Facebook
  • Compartir en Twitter

Pie de página

© Carta de España Online 2015