Ministerio de Empleo y Seguridad Social. Portal Carta de España.Juan Manuel Villar Betancort, autor de ¿Playing Lecuona¿

Carta de España Online Ministerio de Empleo y Seguridad Social. Gobierno de España.

Carta de España Online. Entrevista

Juan Manuel Villar Betancort, autor de “Playing Lecuona”

Entrevista con el autor del documental de jazz latino más ambicioso desde “Calle 54” de Fernando Trueba del año 2000

PLAYING LECUONA, CARTEL

Juan Manuel Villar Betancor es el creador, impulsor, guionista, productor y director -junto al cineasta cubano Pavel Giroud- del documental de jazz latino más ambicioso desde “Calle 54” de Fernando Trueba del año 2000. Hablamos de “Playing Lecuona”. Este largometraje musical que tuvo su puesta de largo en el Festival Latino de San Diego en marzo de 2015, cuenta con una duración de 101 minutos y ha ganado una nutrida serie de galardones en diferentes certámenes como el Premio a la mejor película documental en el Festival de Montréal en 2015 o la mención especial del jurado en el Festival de Nueva York en el mismo año.

¿En primer lugar, cómo se financia un proyecto de esta envergadura?
Yo mismo fui el que pasó varios años recabando dinero para la realización de este proyecto, en total un millón de euros. Superamos 6 concursos público, dos del gobierno de Canarias, dos del Ministerio de Cultura y 2 del programa Ibermedia, aparte de apoyos colaterales como los de la SGAE, la Televisión Pública Canaria, o el Canal Sur.

¿Qué papel juega en el documental el cineasta cubano Pavel Giroud?
Pavel es codirector del trabajo, aunque cuando yo lo llamé el proyecto estaba cerrado y armado. Yo necesitaba a un director que conociera bien a Lecuona, pero que además tuviera experiencia en el ámbito del audiovisual musical y lo que más me atrajo de él fue su trayectoria como director de videclips, de ahí la elección.

Ernesto Lecuona compuso música en diversos ámbitos, desde la música clásica a la popular y la afrocubana, ¿siente el espectador toda esa diversidad en el documental?
Sí porque el espectador actual es muy ducho en todo tipo de música, es hijo del eclecticismo del pos-siglo XX. Yo a Lecuona lo veo como un David Bowie de su época o como un Gershwin o un Saint-Saens. Era capaz de aunar todos los géneros de su época, de tocar todos los palos y que todo sonara fresco y diamantino.

los Muñequitos de Matanzas

Los Muñequitos de Matanzas

Para profundizar en la figura artística de Lecuona ¿en qué bibliografías, mediatecas, fonotecas o bibliotecas habéis buceado?
Yo estuve 2 años viviendo en la Habana y ya desde allí comenzó a interesarme su figura. Consulté por ejemplo con Ramón Fajardo que es el biógrafo más importante que existe sobre el compositor de Guanabacoa. A todo el material biográfico y fonográfico que traje sobre él de Cuba hay que sumarle el que recopilé en Nueva York, pues no hay que olvidar que allí fue enterrado y su figura trascendió su isla natal.

Justamente, esa universalidad le venía de cuna a Lecuona. Era, podríamos decir, un canario universal…
Como sabes, las Islas Canarias es uno de los puntos más americanos de Europa y a la vez más europeos de América –entendiéndonos como una extensión de América-- Somos a la vez más europeos y más americanos que españoles. Formamos parte del proceso histórico de la hegemonía de Portugal. Canarias fue, antes de la llegada de los Reyes Católicos, descubierta por el normando Jean de Betancourt, o sea que, antes que españoles fuimos franceses, luego emigraron muchas familias portuguesas y casi somos colonizados por el británico Almirante Nelson, de tal suerte que hoy somos una amalgama increíble de bereberes, franceses, portugueses y castellanos con un ligero acento americano. Lecuona es así producto de la universalidad de Canarias. Él era hijo de Ernesto Lecuona Ramos, un periodista canario de Santa Cruz emigrado a Cuba en el Siglo XIX. Se da la circunstancia de que tanto el padre como el hijo fallecieron con 61 años de diferencia cuando vinieron a visitar a sus familiares a la capital santacrucera. Ernesto padre en 1902. Ernesto hijo en 1963. Cuando lo fueron a enterrar aquí aparecieron varios emisarios tanto de Nueva York como de Cuba reclamando el cadáver. Según rezaba el testamento aportado por el emisario americano, su cuerpo debía permanecer enterrado en Nueva York hasta que el régimen comunista y Fidel Castro hubieran desaparecido de la isla mayor de las Antillas.

CHUCHO

Chucho Valdés

Sus exequias son un tema que da para mucho…
Exacto, de ahí podría salir un postrero documental que filmara hacia dónde emigrarían sus restos en caso de que fueran exhumados, si a Canarias o a Cuba, toda vez que en Cuba haya un cambio de régimen.

¿Cómo se articula en el documental la participación de ese trío de ases del piano, los cimeros Chucho Valdés, Gonzalo Rubalcaba y Michel Camilo? ¿Cómo se reparten los temas a interpretar?
Con la elección de Chucho, Gonzalito Rubalcaba y Michel Camilo lo que quise hacer es dignificar la figura de Lecuona además de que con ellos la gente le pusiera rostro a melodías del acervo popular hispanoamericano que quizás algunos conocían de oído pero no atribuían a Lecuona. Nada mejor para esto que hacerlo con grandes figuras internacionales del piano. La distribución de las piezas que cada uno interpretaría fue un ten con ten entre el director artístico, los pianistas y yo. Sí te puedo decir en cualquier caso que quizás el que se acercó a Lecuona con más respeto y admiración fue Rubalcaba que interpreta en el filme las Suites Andaluzas.

Asumiendo que el documental es una forma de sintetizar y personalizar la obra de Lecuona, quizás más conocido en los ámbitos de la pedagogía pianística que ante el gran público ¿qué otros compositores, ya sean populares o cultos crees que valdría la pena rescatar?
Pues sin ir más lejos, no sé si lo he “rescatado” pero mi próxima película versa sobre la figura de Camille de Saint-Saens que vivió durante la primera década del siglo XX en Gran Canaria. Fue un gran compositor y pianista romántico. Para ello cuento con el que es para mí el mejor pianista contemporáneo: James Rhodes lo cual, como imaginarás es un lujo indescriptible.

En el filme aparecen en Sevilla y Málaga varios pesos pesados del flamenco como Esperanza Fernández o Raimundo Amador ¿Cómo crees que casan el flamenco y el latin jazz?
Cuando investigas la obra de Lecuona te das cuenta de la gran influencia que Andalucía tenía en su obra. Buena parte de ésta está centrada en lo que son las Suites Andaluzas, así que no quedaba más remedio que asentar una de las patas en esa región de España. Así fue que encargamos, yo creo que muy acertadamente, a Gonzalito Rubalcaba la factura de esa obra. El abordó quizás la parte más complicada de la película, porque se empeñó en respetar al máximo al maestro Lecuona, sin llevárselo mucho al terreno del jazz latino. De ahí lo llevamos junto a Esperanza Fernández haciendo una versión de la Malagueña que, curiosamente es mayormente instrumental, pero encontramos una letra antigua y la introdujimos con la voz de Esperanza. Luego hubo un hermoso diálogo entre la guitarra flamenca de Raimundo Amador y la improvisación jazzística de Gonzalo.

 

Michel Camilo

Michel Camilo

¿Cómo trabajaste las localizaciones en esta película, en qué te basaste para elegirlas?
Este es un proyecto muy ambicioso, yo quise que quedara reflejado al máximo posible, en una película de una hora y media, el universo sonoro de Lecuona, lo cual es tarea complicada dado lo ecléctico y lo prolífico de su obra –más de 300-. Digamos que hubo, en lo que al criterio sonoro se refiere, 3 patas: la de raíz andaluza, con Esperanza y Raimundo como te dije, la de raíz afrocubana, con Chucho, Omara Portuondo y los Muñequitos de Matanzas y la eminentemente jazzística donde entra en juego Michel Camilo. En todo caso también quise dejar constancia de aquellos escenarios que reflejaran el universo vital de Lecuona, aquellos espacios vitales que lo identificaron. Así rodamos en La Habana, Matanzas –adonde emigró su padre- y en su Guanabacoa natal. Luego también en Miami y Nueva York. Ya en España se filmó en Sevilla y Málaga , por último, por sus vínculos familiares, en Santa Cruz y La Laguna en Tenerife.

¿Ha salido el DVD y el CD de la película?, ¿dónde se puede encontrar?
El año pasado salió una edición muy pequeñita, pero en mayo de este año vamos a sacar una nueva donde se añaden escenas eliminadas, extras y demás, aparte de la edición en BluRay. De modo que se podrán adquirir en las grandes tiendas de música tanto físicamente como en Internet.

¿Qué otros proyectos barajas actualmente, aparte del filme mencionado sobre Camille de Saint-Saens?
Pues estamos en la posproducción de un largo coproducido por Argentina, Bolivia y Colombia, otro documental sobre Bolivia que ha tenido ayuda del Festival de Tribeca en NYC y Guadalajara en México. Por otra parte, a través del Cabildo de Tenerife vamos a estrenar una web-serie en breve. Muchos de estos son proyectos de encargo, pero sí te puedo decir que a partir de “Playing Lecuona“y Saint-Saens, ahora todo lo que quiero hacer me gustaría que estuviera imbricado con la música, ya sea ficción o documental. Ahí es donde me he encontrado realmente como realizador.

Ezequiel Paz

  • Comparte esta noticia en:
  • Compartir en Facebook
  • Compartir en Twitter

Pie de página

© Carta de España Online 2015