Ministerio de Empleo y Seguridad Social. Portal Carta de España.Mujeres españolas en Egipto

Carta de España Online Ministerio de Empleo y Seguridad Social. Gobierno de España.

Carta de España Online. Españoles en el mundo

Mujeres españolas en Egipto

Egipto, cuna de civilizaciones, tierra transcontinental cargada de conflictos, es el campo de batalla laboral de cuatro intrépidas españolas

La arqueóloga Myriam Seco en el templo funerario de Tutmosis III

La arqueóloga Myriam Seco en el templo funerario de Tutmosis III

Un reto llevó a estas mujeres a adentrarse en el que ha sido valorado recientemente como “el peor país para las mujeres del conjunto de los estados árabes”. De sus experiencias en este país, nos hablan a continuación la académica y arqueóloga Myriam Seco Álvarez, la artista visual especializada en agricultura Asunción Molinos Gordo, Ruth Jurado Castillo actriz y directora artística y la egiptóloga Mila Álvarez Sosa.

Todas ellas vivieron la llamada Primavera Árabe, en 2010, que consiguió apartar del poder al entonces mandatario que llevaba casi 30 años en el cargo, Hosni Mubarak. Han pasado ya 7 años y Egipto sigue siendo un estado de emergencia, sin embargo, estas cuatro profesionales españolas siguen dedicando su vida al estudio de la civilización egipcia.
Referentes en egiptología, destacadas investigadoras y gestoras sociales, estas mujeres no sólo han sido capaces de adaptarse a una cultura diferente, un desabrido clima y una alarma constante, sino que se han convertido en líderes femeninos de grandes equipos interdisciplinares en relevantes misiones, no sólo arqueológicas, sino también agrícolas y culturales.

Arqueología española a la vanguardia

El proyecto del templo funerario de Tutmosis III, comandado por la doctora Myriam Seco Álvarez, (Sevilla, 1967), es una de esas expediciones pioneras. Hace ya dos lustros que esta académica y arqueóloga, licenciada en Historia Antigua por la Universidad de Sevilla, resucita la memoria del “Napoleón” egipcio uno de los faraones más importantes que tuvo la tierra del Nilo.
“Cuando me doctoré y vi que no tenía posibilidades de trabajo en España, decidí buscar suerte a Egipto y cumplir mi sueño de trabajar en excavaciones arqueológicas. Aquellos primeros tiempos fueron muy duros; supusieron un gran esfuerzo personal. Pasé una decena de años trabajando con diferentes equipos internacionales -franceses, alemanes y americanos- en yacimientos de Egipto, tanto en tierra como en mar.”

Fruto de este esfuerzo y gracias a la cooperación entre el Ministerio de Antigüedades Egipcio y la Academia de Bellas Artes Santa Isabel de Hungría de Sevilla, en el año 2008 Myrian comenzó en Luxor su propio proyecto de excavación y restauración de este templo de millones de años y la necrópolis que se encuentra debajo. “Tengo a más de 30 especialistas trabajando allí y una plantilla de 150 obreros egipcios. Es también muy grato poder dar trabajo a tanta gente”.

“Egipto es un país que engancha, por su cultura milenaria, pero también por la simpatía y cariño de los egipcios. Me siento muy identificada con los egipcios y sufro cuando las cosas no van bien. Egipto pasa por unas épocas duras. En estos momentos, mi gran anhelo es que se consolide la estabilidad política en el país y éste despegue económicamente”.

Mila Alvarez copiando inscripciones en el Min Project junto a Irene Morfini

Mila Alvarez copiando inscripciones en el Min Project junto a Irene Morfini

Epigrafía, jeroglíficos y cómics

Recientemente otra egiptóloga española ha librado una batalla contra el tiempo y los achaques de las esculturas que permanecían esparcidas o enterradas entre las ruinas de la Necrópolis de Tebas, en la orilla oeste de la misma ciudad de Luxor. Se trata de la doctora Mila Álvarez Sosa, (Las Palmas, 1979), licenciada en Historia por la Universidad de La Laguna y directora del “Min Project”, un proyecto italo-español de la Misión Arqueológica Canaria-Toscana en cooperación con el Ministerio de Estado de Antigüedades de Egipto.

Esta investigadora canaria está especializada en el Libro de los Muertos, nada más y nada menos que los papiros que tenían la función de guiar a los fallecidos egipcios hacia el "Otro Mundo". Autora de una nueva metodología de estudio de la iconografía de este libro funerario, los secretos de Egipto que esconde la policromía no son un misterio para esta pionera epigrafista y su equipo que, desde 2004, interpretan y reconstruyen jeroglíficos en el llamado Valle de los Nobles.“Hemos logrado sacar a la luz una tumba de la Dinastía XVIII datada en torno al 1500 a.C. que figuraba como vacía. La tumba pertenece a un alto funcionario del rey llamado May.”

Tras alcanzar el éxito, Álvarez y su colega Irene Morfini, se adentraron en el mundo de las ilustraciones para el gran público. Gracias al Consulado y a la Embajada española crearon un comic, alejado del estilo de Hollywood, pero fiel recreación del pasado de esta civilización. Tras presentarlo en el Instituto Cervantes de Alejandría y en la Universidad Ain Shams del Cairo, este comic ha sido traducido a varios idiomas.

El arte como herramienta de cambio

Todas coinciden en que se puede palpar en el aire la represión y la fractura social en la que está sumido el país. Sin embargo, prefieren centrarse en lo que conquistó sus corazones: la belleza de sus gentes, la fuerza de sus mujeres y en qué pueden hacer para mejorar la situación actual.

Esa fue la motivación de Ruth Jurado Castillo (Barcelona, 1978), Licenciada en Lengua y Literatura Árabe y Gestión Cultural que creció educándose en el arte del teatro.

2005 fue el año de su traslado a Egipto: “Llegué a El Cairo ya que había estudiado filología árabe y quería seguir formándome, sobre todo para hablar árabe correctamente. Empecé dando clases de español en el Instituto Cervantes, después recibí la beca de la AECID de lectores de español y estuve dando clases de español en la Universidad de Ain Shams. Paralelamente empecé a entrar en contacto con colectivos que hacían performance en la capital".

“Empecé a trabajar en el programa que organizaban anualmente como coordinadora de los talleres de la asociación cultural de los jesuitas. El arte y la cultura es una herramienta para provocar cambio, cambio en las personas y en las comunidades.

Después de la Revolución egipcia, Jurado se unió a la compañía de teatro de calle egipcia Al Khayal Al Shaabi para repartir sonrisas a diversos barrios y ciudades de todo Egipto.

Asunción Molinos descubriendo la cultura gastronómica egipcia

Asunción Molinos descubriendo la cultura gastronómica egipcia

Agricultura egipcia y artes visuales

Otra provocadora del cambio es Asunción Molinos Gordo, (1979, Aranda de Duero, Burgos), licenciada en Bellas Artes por la Universidad Complutense de Madrid en 2003 cuyo trabajo se centra en las implicaciones socioculturales de los alimentos y la agricultura. Empleando fotografías y video-instalaciones explora la esfera rural y los problemas del campesinado desde un enfoque transnacional y Egipto era el sujeto ideal.

“Aquí, la mayor parte de las tierras fértiles se hallan densamente pobladas, concentrando la mayor población nacional de África. Casi la mitad de los egipcios viven en áreas urbanas, sobre todo en los centros densamente poblados de El Cairo, su capital, y Alejandría, de ahí la importancia de conocer las nuevas formas de folclore y producción de alimentos.”

“Egipto está creciendo de manera loca y construyen sobre terreno de huertos. Es una mezcla de alta tecnología para construir en el desierto grandes plantaciones de un solo cultivo combinándolo con agricultura tradicional de pequeña escala”.

Hay mucho respeto, curiosidad e interés por los extranjeros europeos. “Una chica egipcia va a tener las cosas muchos más difíciles en su propio país y eso hace que sean unas indiscutibles campeonas. Las feministas de Europa deberían darse una vuelta por aquí para ver en qué consiste la lucha a pie de cañón.”

Marina Fernández Cano 

  • Comparte esta noticia en:
  • Compartir en Facebook
  • Compartir en Twitter

Pie de página

© Carta de España Online 2015