Ministerio de Empleo y Seguridad Social. Portal Carta de España.Arcos de la Frontera, atalaya de la historia

Carta de España Online Ministerio de Empleo y Seguridad Social. Gobierno de España.

Carta de España Online. Comer y viajar

Arcos de la Frontera, atalaya de la historia

Rodeada por el rio Guadalete, Arcos se yergue majestuosa sobre la campiña, orgullosa de sus dos milenios de historia

Vista Arcos

Vista panorámica de Arcos de la Frontera desde el Guadalete

Como la mayoría de las poblaciones de esta provincia, su ubicación ha estado ocupada por el ser humano desde tiempos prehistóricos. Arcos, por su propio enclave geográfico ha constituido en todos los tiempos un lugar estratégico. El nombre de Arx-Arcis (fortaleza en altura) proviene de su fundación romana, época en la que aparece como asentamiento "coloniae Arcensium".

Durante la época musulmana su denominación es Arkos y emerge como verdadera ciudad próspera y floreciente.

castillo ducal

Castillo Ducal

Llegó a convertirse en el siglo XI, en un pequeño reino de Taifa bajo el dominio de Ben Jazrum, rey de origen beréber. En este período el recinto de la villa se amuralló y ha mantenido la compleja trama de manzanas, de esta época provienen el trazado de sus calles, el alcázar militar, la muralla, los molinos, etc
En 1264, el rey Alfonso X tomó la ciudad para Castilla, siendo cedida al Infante Don Enrique, aunque volvió a manos reales debido a su carácter fronterizo. En 1300 recibe el rango de concejo. En 1408 el rey pone la ciudad en manos de su privado Ruy López Dávalos, que convierte la ciudad en base de las campañas contra el reino nazarí de Granada.

Calle de Arcos

Calle de Arcos

En el siglo XV se fundaron los hospicios de los Franciscanos Descalzos y otro próximo a la Iglesia de San Pedro. A partir del siglo XVI se inicia la construcción del Convento de San Francisco (1510), el de religiosas de San Juan de Letrán (1539), el Hospital de San Roque y el de San Pedro. Durante el siglo XVIII se produce una expansión urbana que supera la extensión de sus murallas árabes. Las consecuencias del terremoto de Lisboa de 1755, cambian su fisonomía, afectando a las Iglesias de Santa María, San Pedro y San Agustín.

Durante el siglo XVIII, la ciudad se desarrolla definitivamente fuera del recinto amurallado. En el siglo XIX, además de una epidemia de fiebre amarilla y el paso de los franceses, que causaron daños en el Castillo y la Plaza, la desamortización de Mendizábal trae transformaciones de edificios religiosos y se ponen a la venta posesiones eclesiásticas rurales, que frenaron el incipiente desarrollo industrial.

Basilica Ntra. Sra. Asuncion

Basílica de la Asunción. Gótica de base mudéjar

En el siglo XX se produce un desarrollo del sector turístico, siendo en el período 1950-70 cuando se produce el mayor crecimiento de la ciudad. En el siglo XXI se ha convertido en la entrada de la Ruta de los Pueblos Blancos y Conjunto Histórico-Artístico. Junto con sus magníficos paisajes, la hacen destino turístico de primer orden en la provincia de Cádiz, lo que constituye su principal fuente de ingresos. Además, existe una incipiente industria vitivinícola, destacando por ser la primera bodega de Andalucía en producir vino tinto en época moderna.

C. P. 

  • Comparte esta noticia en:
  • Compartir en Facebook
  • Compartir en Twitter

Pie de página

© Carta de España Online 2015