Ministerio de Empleo y Seguridad Social. Leyes

Leyes

Resolución de 28 marzo 1989

SECRETARÍA GENERAL SEGURIDAD SOCIAL.
BOE 30 marzo 1989, núm. 76/1989
SEGURIDAD SOCIAL.
Establece diversas medidas para mejorar la gestión y facilitar el ejercicio de derechos y obligaciones.

TEXTO:

El eje fundamental de la actividad gestora de la Seguridad Social, tal como se conforma en el Plan de Acción del Ministerio de Trabajo y Seguridad Social en el área de la Secretaría General para la Seguridad Social (1987-1990), viene constituido por el objetivo de configurar una administración moderna, en la que la relación con el administrado esté presidida por la idea de facilitar al máximo el ejercicio de los derechos y el cumplimiento de las obligaciones y en la que, en el orden interno, los procedimientos administrativos y los medios materiales y humanos estén directamente comprometidos con la necesidad de dar respuestas ágiles y eficaces a la demanda social de servicios.

Para la consecución de este objetivo y de acuerdo con las previsiones contenidas en el citado Plan de Acción, se han adoptado importantes medidas en los dos primeros años de su vigencia, entre las que cabe destacar la supresión de los talonarios de volantes de asistencia sanitaria a desplazados, la supresión de los períodos de espera para la efectividad del derecho a la asistencia sanitaria, o las recogidas en la Resolución de esta Secretaria General de 2 de febrero de 1988, por la que se redujo el número de documentos que se exigían al interesado para solicitar una prestación, se acortó asimismo en un mes el tiempo invertido en la materialización de los primeros pagos de pensión, que pasaron a realizarse mediante el envío de un cheque nominativo al domicilio del interesado, y se dispuso la creación de Unidades de Atención Especializada en todas las Entidades de la Seguridad Social, en las que se garantiza la cumplimentación material de solicitudes.

Como quiera que en la gestión de los servicios públicos resulta imprescindible una continuidad en las acciones a desarrollar, mediante la adopción de nuevas iniciativas que permitan, la consecución de los objetivos planificados, la presente Resolución comprende un nuevo conjunto de medidas que permiten progresar tanto en la agilización en el reconocimiento de las prestaciones, como en prestar una mejor información, comunicación y atención al administrado.

En este sentido, se considera conveniente modificar los métodos de gestión seguidos hasta el momento, potenciando la utilización de la informática para lograr tanto la agilización y simplificación de los procesos de trámite de prestaciones económicas, como una mejora en la atención a los interesados durante la tramitación de su expediente, mediante la individualización de sus contactos con la Entidad Gestora, que se realizarán siempre a través de la misma persona.

Del mismo modo, la adecuada utilización de los medios existentes permite dar, a través de la presente Resolución, un paso decisivo en el logro de la única meta que parece aceptable en la agilización del reconocimiento de las prestaciones económicas: Que no exista interrupción en la percepción de rentas al pasar de la situación de activo a la de pensionista, garantizando que el reconocimiento y pago de las pensiones de jubilación viudedad y orfandad, va a tener lugar dentro del mes siguiente al de la presentación de la solicitud, de manera que a las rentas percibidas en el último mes como trabajador en activo, sigan, sin solución de continuidad, las de la primera mensualidad como pensionista.

En el ámbito de la información, se prevé conjugar la mejora de la información general, con la prestación de una información específica e individual al ciudadano concreto, que le pueda ser de interés para valorar sus expectativas de derecho a las prestaciones, mediante la remisión paulatina a los interesados de los datos que sobre su vida laboral obren en los organismos de la Seguridad Social.

En lo que se refiere a la comunicación, se trata de prestar una atención especial a las comunicaciones escritas que, emitidas por los entes gestores de la Seguridad Social, se dirijan a los interesados, con el fin de asegurar que, sin merma alguna de la información necesaria para la garantía de sus derechos, los textos de los mismos sean fácilmente asequibles para el colectivo medio de personas a quienes tales comunicaciones van destinadas, en la línea marcada por la Orden de Presidencia del Gobierno de 7 de julio de 1986. Para ello las Entidades Gestoras y Servicios Comunes de la Seguridad Social, con la coordinación directa de esta Secretaría General, han venido realizando la revisión de los documentos que hasta el momento están siendo utilizados, tanto a nivel general como en el ámbito provincial, labor cuyos resultados conviene reflejar en la implantación de Catálogos de Modelaje para cada Entidad que aseguren su continuidad en el tiempo.

Por último, en cuanto a la atención a los administrados, y además de lo ya expuesto, se prevé la institucionalización de mecanismos estables de control y evaluación de la información y atención prestada al ciudadano para asegurar, con su participación, la adecuación de las mismas. Al tiempo, se pretende facilitar a los cotizantes el cumplimiento de sus obligaciones mediante la posibilidad de que las grandes Empresas presenten sus datos de cotización en soportes informáticos, así como a través de la creación de un servicio de asesoramiento y ayuda a las Empresas de pequeño tamaño.

En atención a lo expuesto, y conforme a las competencias que le confiere el artículo 13 del Real Decreto 530/1985, de 8 de abril, esta Secretaría General para la Seguridad Social resuelve:

Primero.-1. Antes del 1 de julio de 1989, por las Direcciones Generales del Instituto Nacional de la Seguridad Social, y del Instituto Social de la Marina, se adoptarán las medidas necesarias, en sus respectivos ámbitos de competencias, para el establecimiento de un nuevo sistema de gestión de prestaciones económicas, atendiendo a las siguientes características:

Utilización intensiva de medios informáticos.

Máxima agilidad y simplificación en el procedimiento de trámite.

Atención individualizada a los ciudadanos, de manera que sus contactos con la Entidad, en relación con la tramitación de sus expedientes, se realicen a través de un único funcionario.

2. Entre las medidas a que hace referencia el número anterior se incluirá un calendario de implantación progresiva del nuevo sistema de gestión de prestaciones económicas, cuya puesta en marcha inicial deberá llevarse a cabo en las provincias con mayor volumen de gestión.

Segundo.-1. A partir del 1 de junio de 1989, la resolución y pago de todas las solicitudes de pensión de jubilación, viudedad y orfandad deberán producirse antes del último día del mes siguiente al de su presentación.

Las solicitudes deberán estar debidamente documentadas en los términos de la Resolución de la Secretaría General para la Seguridad Social de 2 de febrero de 1988.

En los supuestos de jubilación, y cuando la solicitud de la pensión se hubiera presentado con antelación a la fecha efectiva del cese en el trabajo o en la actividad desempeñada, el plazo máximo a que se refiere el párrafo primero de este número comenzará a computarse desde la indicada fecha.

2. En los casos de resolución favorable, cuando la Entidad Gestora no pueda determinar con exactitud la cuantía de la prestación en el plazo máximo establecido, procederá a la resolución del expediente en dicho plazo, con una cuantía provisional estimada que será objeto de regularización posterior.

Tercero.-Por la Tesorería General, de la Seguridad Social, se procederá a la expedición de informes de vida laboral, y a su distribución progresiva entre los afiliados a la Seguridad Social que, no ostentando aún la condición de pensionistas, se encuentren próximos a la edad de jubilación.

El Instituto Social de la Marina procederá a efectuar una actuación similar a la establecida en el párrafo anterior para los trabajadores del mar.

Cuarto.-1. Antes del 31 de octubre de 1989, las Direcciones Generales del Instituto Nacional de la Seguridad Social, el Instituto Social de la Marina y la Tesorería General de la Seguridad Social procederán a aprobar sus respectivos Catálogos de Modelaje de Comunicaciones estrictas.

Dichos Catálogos recogerán todos aquellos modelos de comunicación escrita, que vayan dirigidos a los administrados, y sean susceptibles de aplicación generalizada en el ámbito de actuación de cada organismo.

2. Los modelos de comunicaciones recogidos en los distintos Catálogos, serán de utilización obligada por todas las unidades dependientes de cada ente gestor cuando se den las circunstancias para los que hayan sido previstos.

3. Periódicamente, y en todo caso cada seis meses, el Instituto Nacional de la Seguridad Social el Instituto Social de la Marina y la Tesorería General de la Seguridad Social, con la coordinación directa de la Secretaria General para la Seguridad Social, procederán de forma conjunta, a la revisión de sus respectivos Catálogos de Modelaje, y, en su caso, a la incorporación a los mismos de nuevos modelos de comunicación, o a la supresión, refundición o modificación de los ya incluidos.

Quinto.-1. Con independencia del mantenimiento y potenciación de los programas de Inspección dirigidos al control de un adecuado funcionamiento de los servicios de información y atención al ciudadano, las Entidades Gestoras y Servicios Comunes dependientes de esta Secretaría General dispondrán lo necesario para que antes del 31 de julio de 1989, todas las dependencias de la Seguridad Social que alberguen servicios de atención al público, cuenten con buzones normalizados para la recepción de sugerencias, iniciativas y quejas.

Dichos buzones serán instalados en lugar visible y de fácil acceso, estarán debidamente identificados, y dotados de impresos de fácil comprensión, así como de los elementos necesarios para su cobertura por los interesados.

2. En el mismo plazo, se articularán las medidas necesarias para que las notificaciones de los actos administrativos más significativos vayan acompañados de un cuestionario de evaluación por el interesado, entre otros extremos, de la atención recibida.

En dichos cuestionarios figurará preimpreso el destinatario del mismo, que será el Director general del Organismo correspondiente y se establecerá un sistema de franqueo concertado, para su remisión sin coste alguno para los interesados.

3. De la recepción de dicho cuestionario o de las iniciativas, sugerencias o quejas formuladas, se acusará recibo a los remitentes que hagan constar los datos que así lo permitan.

Sexto.-Por la Tesorería General de la Seguridad Social se arbitrarán las medidas necesarias para que progresivamente, y antes del 31 de diciembre de 1989, aquellas Empresas que tengan en alta un número de trabajadores superior a 250 puedan presentar, con carácter voluntario, el documento de cotización «relación nominal de trabajadores» mediante soporte informático.

Séptimo.-Antes del 30 de junio de 1989, la Tesorería General de la Seguridad Social pondrá en funcionamiento un Servicio de Asesoramiento y Ayuda a la Pequeña Empresa.

Las actividades a desarrollar por dicho Servicio que irá dirigido a las Empresas de menos de 10 trabajadores, comprenderán en todo caso la cumplimentación material de la documentación de cotización, cuando así se solicite por las mismas en los términos que se establezcan por la Tesorería General de la Seguridad Social.

Octavo.-Los Directores Generales del Instituto Nacional de la Seguridad Social, del Instituto Social de la Marina y de la Tesorería General de la Seguridad Social dictarán las instrucciones necesarias para la aplicación y desarrollo, en la parte que estén afectados, de lo dispuesto en la presente Resolución.

De interés...

  • Programa Nacional de Reformas. Estrategia de Lisboa
  • administracion.gob.es

Pie de página