Ministerio de Empleo y Seguridad Social. Leyes

Leyes

PRESIDENCIA DEL GOBIERNO, Real Decreto 391/1982, de 12 de febrero


BOE 5 marzo 1982, núm. 55


Integración en el Régimen General de la Seguridad Social, a efectos de asistencia sanitaria y servicios sociales, de los mutilados excombatientes de la zona republicana.

 


Artículo 1.

1. Los mutilados absolutos, mutilados permanentes e inutilizados por razón del servicio, a que se refieren los arts. 2.º y 3.º de la Ley 35/1980, de 26 de junio, tendrán derecho a la asistencia médico-farmacéutica y protésica en caso de enfermedad o accidente del beneficiario y a los servicios sociales; la protésica cubrirá también las heridas o mutilaciones de guerra. No procederá la integración de quienes ya sean titulares de dichos derechos en el sistema de la Seguridad Social.

La prestación médico-farmacéutica únicamente se extenderá a las personas que dependan del titular del derecho, cuando las mismas reúnan los requisitos exigidos en el régimen de la Seguridad Social.

2. Asimismo, se reconoce el derecho a la asistencia sanitaria y servicios sociales, en la misma forma que en el número anterior:

a) A los inválidos de primer grado, así como los inutilizados por razón del servicio, que hayan obtenido tal calificación en aplicación del Real Decreto-Ley 43/1978, de 21 de diciembre, por el que se reconocen beneficios económicos a los que sufrieron lesiones y mutilaciones en la guerra civil española.

b) Al personal comprendido en el ámbito de aplicación del art. 1.º del Real Decreto-Ley 46/1978, de 21 de diciembre, por el que se regulan las pensiones de mutilación de los militares profesionales no integrados en el Cuerpo de Caballeros Mutilados.

c) A los excombatientes de la zona republicana beneficiarios en su día de pensión de mutilación que sean rehabilitados en dichas pensiones, conforme a lo previsto en la disposición adicional 3.ª de la Ley 35/1980, de 26 de junio.


Artículo 2. Las Direcciones Provinciales de los Institutos Nacionales de la Seguridad Social y de servicios sociales, en la esfera de sus respectivas competencias, expedirán los documentos acreditativos del derecho a las prestaciones, previo conocimiento de las resoluciones de concesión de la pensión a los beneficiarios de las mismas.


Artículo 3. Las prestaciones a que se refiere el art. 1.º del presente Real Decreto se financiarán mediante cuotas a cargo del Estado y de los beneficiarios, en la cuantía y forma que se expresa en los apartados siguientes:

a) El importe a satisfacer por los beneficiarios de las pensiones que den derecho a la asistencia sanitaria y servicios sociales será el 1,50% del total de la retribución básica que tengan reconocida, que satisfarán mediante descuentos a realizar en la nómina correspondiente para su posterior entrega a la Seguridad Social.

b) Las cuotas a cargo del Estado por cada pensionista serán iguales al coste medio estimado de dichas prestaciones por usuario del derecho y mes en el Régimen General de la Seguridad Social y cuyo importe se establecerá, para cada ejercicio, por acuerdo de los Ministerios de Trabajo y Seguridad Social y Hacienda.

El importe de las citadas cuotas a cargo del Estado se hará efectivo mediante entregas trimestrales, con cargo a los Presupuestos Generales del Estado, determinadas en función del número de beneficiarios de pensiones que en cada período mensual tengan derecho a las referidas prestaciones. También podrán establecerse pagos mensuales «a cuenta», revisables periódicamente con liquidación definitiva al final del ejercicio.


Disposición final.

Se faculta, en la esfera de sus respectivas competencias, a los Ministerios de Hacienda, Trabajos y Seguridad Social y Sanidad y Consumo para dictar las disposiciones necesarias para la aplicación de lo dispuesto en el presente Real Decreto.

De interés...

  • Programa Nacional de Reformas. Estrategia de Lisboa
  • administracion.gob.es

Pie de página