Ministerio de Trabajo, Migraciones y Seguridad Social. Web empleo Bélgica. Información útil. Cómo funciona la asistencia sanitaria en Bélgica

Cómo funciona la asistencia sanitaria en Bélgica

La tarjeta sanitaria europea constituye el documento que acredita el derecho a recibir asistencia sanitaria durante la estancia temporal en otro país de la Unión Europea (además de en Liechtenstein, Islandia, Noruega y la Confederación Suiza) a los afiliados a la seguridad social, trabajadores, pensionistas, familiares de los anteriores, así como a los beneficiarios por su condición de personas sin recursos.

Para la asistencia sanitaria, durante los tres meses (o seis en caso de prórroga) de exportación de las prestaciones por desempleo, deberá obtener la Tarjeta Sanitaria Europea en el I.N.S.S. (Instituto Nacional de la Seguridad Social) y presentarla en Bélgica en la Mutualidad de su elección.

Si al salir de España no cobraba el desempleo, pero tenía cubierta la asistencia sanitaria por la Seguridad Social en base a cualquier otra situación derivada de cotización, deberá solicitar igualmente la tarjeta sanitaria europea.

Si ha cotizado en España y su intención es la de trabajar en Bélgica, es conveniente que solicite ante el mismo INSS el formulario comunitario E-104, que, una vez trabaje en Bélgica, deberá entregar en una Mutualidad a efectos de totalizar los períodos de seguro y poder beneficiarse de la asistencia sanitaria con cargo a Bélgica, sin tener que esperar los 6 meses de carencia que se requeriría en otro caso.

Cabe señalar que en Bélgica la asistencia sanitaria no es gratuita: entre un 25 y 30% de los gastos médicos corre a cargo del paciente. Si necesita acudir a un médico, dentista, etc., tendrá que pagar la consulta al facultativo, quien le entregará una factura por el importe total pagado. Este documento lo deberá entregar en la Mutualidad belga a la que se haya afiliado previamente, que se encargará de reembolsarle la cantidad correspondiente. En el caso de hospitalización el coste puede ser más elevado, por lo que sería conveniente contratar un seguro de hospitalización que le cubra la parte de los gastos que no se hace cargo la seguridad social belga.

En Bélgica la elección del médico de cabecera, especialista,… es libre, pero conviene tener en cuenta que existen médicos convencionales y no convencionales. Un médico convencional es aquel que aplica las tarifas que fija el INAMI/RIZIV, por lo que al paciente se le cobra la tarifa predeterminada y el coste para él es el que ya está fijado. Mientras que el médico no convencional es aquel que fija su propia tarifa por encima del standard y este suplemento a pagar no lo devuelve la mutua sino que corre a cargo del paciente. Por lo que es conveniente consultar primero a que categoría pertenece el medico de nuestra elección y que tarifa aplica. Esto lo podemos consultar en: http://inami.fgov.be/fr/programmes-web/Pages/rechercher-dispensateur-soins.aspx#.Wx5KyOSweUk

Información sobre tarifas: http://inami.fgov.be/fr/themes/cout-remboursement/par-mutualite/prestations-individuelles/prix/Pages/default.aspx#.Wx5JdeSweU

Los gastos convencionales prevén habitaciones compartidas, si deseamos tener una habitación individual, el suplemento correspondiente no nos será reembolsado. Además, los médicos, pueden pedir un extra sobre sus honorarios por atender en una habitación privada, que en ciertos casos puede superar el 200 %.

Puede encontrar una relación de Mutualidades en Bélgica en la siguiente página Web: http://www.inami.fgov.be/fr/professionnels/autres/mutualites/Pages/contactez-mutualites.aspx

Volver