Web empleo Chile. Preguntas más frecuentes. Durante el período de trabajo y residencia en Chile

Soy español y estoy trabajando en Chile ¿Es obligatorio inscribirme en el Consulado de España en Chile como residente?

La inscripción en el Consulado de España no es obligatoria, pero sí útil cuando necesite certificar su residencia o tiempo de residencia en Chile ante cualquier institución española o para solicitar cualquier programa de ayudas que puedan existir para españoles residentes en Chile.

Esta inscripción supone también la inscripción de los mayores de edad en el CERA, que es el censo de los españoles residentes en el extranjero, lo que les permitirá –entre otras utilidades- participar en las elecciones que se celebren en España.

Soy pensionista de la Seguridad Social española y he venido a vivir a Chile ¿tengo la asistencia sanitaria cubierta por la Seguridad Social española en las mismas condiciones que en España?

Si es usted también pensionista bajo legislación chilena, prevalece la asistencia sanitaria según dicha legislación.

Más información

Si es pensionista exclusivamente de la Seguridad Social española, tendrá la asistencia sanitaria en las mismas condiciones que un afiliado a FONASA del grupo D, es decir con un copago del 20% y sin prestaciones farmacéuticas, con la excepción de las enfermedades crónicas registradas en el plan AUGE.

Para ello, se deberá solicitar al Instituto Nacional de la Seguridad Social (INSS) de su ciudad de residencia en España un “Certificado de asistencia sanitaria según Convenio bilateral España-Chile" que deberá presentar en cualquier sucursal de FONASA en Chile.

Más información

¿Si me contrata una empresa local, tengo que cotizar a la Seguridad Social chilena?

Siempre que existe una relación laboral es obligatoria la cotización a la Seguridad Social chilena.

No obstante, la Ley 18156 de Chile Exención de cotizaciones a técnicos extranjeros establece la exención de cotizaciones previsionales a los técnicos extranjeros y a las empresas que los contraten bajo las condiciones siguientes:

  • Que el trabajador se encuentre afiliado a un régimen de previsión o de seguridad social fuera de Chile, cualquiera que sea su naturaleza jurídica, que le otorgue prestaciones, a lo menos, en caso de enfermedad, invalidez, vejez y muerte y
  • Que en el contrato de trabajo respectivo el trabajador exprese su voluntad de mantener la afiliación referida.
  • La exención que establece el inciso anterior no comprenderá los riesgos de accidentes de trabajo y enfermedades profesionales.

La exigencia de la afiliación señalada en el apartado a) anterior, es necesario entenderla como alta de trabajador y cotización en España por parte de una empresa.

Se entenderá por técnico para estos efectos, a los trabajadores que posean conocimientos de una ciencia o arte, que puedan ser acreditados mediante documentos justificativos de estudios especializados o profesionales debidamente legalizados y, en su caso, traducidos oficialmente por el Ministerio de Relaciones Exteriores de Chile.

¿A cuánto ascienden las cotizaciones que debo pagar a la Seguridad Social?

Las cotizaciones obligatorias a la Seguridad Social en Chile, que se descuentan de la remuneración bruta del trabajador, se indican en el cuadro siguiente:

Tabla cotizaciones previsionales
Cotizaciones Obligatorias. (% Remuneraciones del trabajador)* Trabajador Dependiente Trabajador Independiente
Cargo Empleador Cargo Trabajador
Pensiones AFP (Administradoras Fondos Pensiones) - 10% 10%
Seguro Invalidez y Sobrevivencia AFP, SIS 1,15% - 1,15%
Comisión AFP (*) - 0,47% a 1,54% 0,47% a 1,54%
Salud (Isapre /Fonasa) - 7% 7%
Seguro de Accidentes del Trabajo y Enfermedades Profesionales, ATEP (Mutualidades o ISL) 0,95% - 0,95%
Seguro de Cesantía: Plazo Indefinido 2,4% 0,60% -
Seguro de Cesantía: Plazo Fijo 3,0% - -

La remuneración del trabajador a considerar a efectos de cotizaciones obligatorias tiene en 2015 como tope máximo un importe de 73,2 UF (aprox. 1.805.000 pesos).

Más información: Cotizaciones Previsionales

¿Está incluida la asistencia sanitaria en las cotizaciones sociales?

Si, la cotización para la asistencia sanitaria se retiene al trabajador de su nómina junto al resto de cotizaciones sociales.

El sistema de Salud en Chile está compuesto por el Sistema de Salud Público administrado por FONASA y el Sistema de Salud Privado administrado por las ISAPRE. Es obligatorio que los trabajadores opten por uno u otro sistema.

En el Sistema Público de FONASA, los trabajadores tienen la obligación de cotizar el 7% de su renta imponible (remuneraciones), con un tope mensual de 4,921 UF (aproximadamente 116.500 pesos). Los afiliados están obligados a realizar un copago por las prestaciones médicas que reciban, que es el del 10% del coste de la atención médica u hospitalaria para quienes tengan rentas mensuales superiores a 210.000 pesos e inferiores a 306.600 pesos y del 20% para lo que ganen mensualmente más de 306.600 pesos (aprox. 400 euros). Los medicamentos son al 100% a cargo del afiliado.

En el sistema de salud privado conformado por las ISAPRE, éstas operan como un seguro de salud basado en contratos individuales pactados con los asegurados, en el que los beneficios otorgados dependen directamente del monto de la prima concertada, siendo la prima mínima a contratar y los copagos a realizar de cuantías iguales a los establecidos para FONASA (7% de la remuneración mensual y el 10% ó 20% de copago).

En ambos sistemas los trabajadores pueden pagar un importe adicional al mínimo obligatorio del 7% para mejorar sus prestaciones.

Tanto FONASA como las ISAPRE disponen de red asistencial (consultorios, hospitales…), no obstante, otros proveedores privados de salud como son los hospitales, clínicas y profesionales independientes pueden atender tanto a los asegurados de las ISAPRE como a los cotizantes de FONASA.

Más información sobre planes de salud y coberturas en: Sistema de Salud de Chile

Soy un español residente en Chile y he sufrido una enfermedad grave ¿hay alguna ayuda para gastos de enfermedad?

Puede solicitar una ayuda extraordinaria para residentes en el exterior. Son ayudas destinadas a paliar la situación derivada de la carencia de recursos de los emigrantes españoles y de los familiares a su cargo, así como sufragar los gastos extraordinarios derivados del hecho de la emigración, siempre que se acredite insuficiencia de recursos.

Se consideran gastos extraordinarios los ocasionados en el país de emigración por asistencia sanitaria derivados de problemas graves de salud del emigrante o de sus familiares a cargo que precisen atención inmediata y que no pueda prestarse por los organismos de la Seguridad Social o Servicios Sociales. También los gastos originados por la asistencia jurídica en procedimientos sociolaborales, en procedimientos civiles referidos a separaciones, divorcios y reclamación de alimentos, y los civiles y penales derivados de causas de violencia de género, siempre que el solicitante de la ayuda no pueda acceder al beneficio de justicia gratuita. En ningún caso, se sufragarán procesos laborales o de Seguridad Social iniciados contra instituciones españolas.

Más información: Ayudas asistenciales extraordinarias

¿Y para que sirven las cotizaciones a la Seguridad Social chilena?

Las cotizaciones a la Seguridad Social chilena sirven para acceder a las distintas prestaciones: Jubilación, invalidez, muerte, supervivencia, licencias médicas por enfermedad, asistencia sanitaria, seguro de cesantía, accidente de trabajo, etc..

Además esas cotizaciones si, antes de trabajar en Chile o después de trabajar en Chile, se trabajó o se trabaja en España, sirven para alcanzar derechos a las prestaciones de Seguridad Social, totalizándose los periodos de cotización, ya que entre España y Chile están firmados y en vigor tanto el Convenio bilateral de Seguridad Social como el Convenio Multilateral Iberoamericano de Seguridad Social.

Estos convenios no contemplan las prestaciones por desempleo.

Más información:

¿Y si además trabajo y cotizo en otro/s país/es de América del Sur o del mundo?

Igual que en el caso anterior, si el otro país, distinto de Chile y España, ha suscrito Convenio con España o el Convenio Multilateral Iberoamericano de Seguridad Social esas cotizaciones las tendrán en cuenta cada uno de los países, cuando sea necesario, para tener acceso a las prestaciones incluidas en dichos Convenios.

Más información

¿Si me contrata una empresa española para que trabaje en su filial en Chile, o en otra empresa perteneciente a su grupo de empresas, tendré que cotizar a la Seguridad Social chilena?

En este supuesto el trabajador puede continuar incluido y cotizando a la Seguridad Social española, durante un período de hasta tres años prorrogables por dos más, igual que si residiera en España, puesto que el Convenio bilateral de Seguridad Social entre España y Chile contempla esta figura del trabajador desplazado. Más información

Independientemente de lo anterior, también se puede cotizar simultáneamente a la seguridad social chilena. Más información

Si cotizo al sistema de seguridad social chileno, ¿puedo simultáneamente seguir cotizando a la seguridad social española?

Si no es desplazado por una empresa española que le mantiene las retribuciones y la cotización a la seguridad social en España (supuesto de la pregunta anterior), puede optar por seguir cotizando en España mediante la suscripción de un convenio especial con la Tesorería de la Seguridad Social.

Esta cotización voluntaria puede realizarse a través de alguna de las distintas modalidades de convenio especial entre el trabajador y la Tesorería General de la Seguridad Social española. No obstante, particularmente dirigido al colectivo emigrante es el Convenio especial para emigrantes españoles. Este convenio puede suscribirse una vez acreditada la estancia y el trabajo en Chile, sin requisito de plazo de solicitud alguno. Sus efectos operan a partir de primeros del mes siguiente a su solicitud, pasando el interesado a una situación de asimilada al alta y quedando obligado a cotizar mensualmente por la base mínima de cotización establecida anualmente, resultando una cuota mensual de 165 euros, a ingresar trimestralmente a cargo exclusivo del trabajador. Dicha cotización se aplicará exclusivamente para jubilación, invalidez, muerte y supervivencia.

Otra posibilidad es la de suscribir un Convenio especial ordinario si la solicitud se realiza en el plazo de 1 año siguiente al cese o situación determinante del convenio especial. Entre otros requisitos y características este convenio contempla la posibilidad de que el trabajador pueda elegir la base de cotización de acuerdo a sus antecedentes, por lo que en función de su elección la cuota mensual a ingresar puede oscilar entre 235 € y 958 €. Más información: Convenio especial ordinario.

¿Cómo extranjero se está obligado a pagar el Impuesto sobre la Renta?

Si. Las obligaciones tributarias que tiene un extranjero con residencia fiscal en Chile de más de 183 días son las mismas que tiene toda persona radicada en el país. Por lo tanto, pagará impuestos sobre las rentas generadas dentro y fuera del país. La excepción para un español estará dada durante los tres primeros años de permanencia en Chile, contados desde su ingreso al país, en los que en relación a las rentas generadas en España sólo estará obligado a declarar en Chile las rentas del trabajo.

¿Cómo se paga el Impuesto sobre la Renta?

En el caso de los trabajadores por cuenta ajena, la empresa es la que lo descuenta al trabajador y lo ingresa a la Agencia Tributaria, en Chile llamada Servicio de Impuestos Internos (SII). Si se tuviera la obligación de declarar otras rentas (trabajo independiente, rentas de fuentes extranjeras, etc.), el trabajador habría de realizar la declaración de la renta en Chile, pudiéndosele realizar algún tipo de devolución o compensación.

Más información

¿A cuánto asciende el Impuesto sobre la Renta?

Según la retribución de cada contribuyente, los tipos impositivos varían de acuerdo a una escala progresiva.

La renta del trabajo que no exceda mensualmente 580.837 pesos (aprox. 870 €) están exentas del pago del impuesto. Hasta 1.290.750 pesos mensuales, se grava con un 4% y hasta 2.151.250 pesos con un 8%. A las rentas del trabajo que excedan este monto se les aplicará progresivamente por tramos una escala impositiva que podrá alcanzar hasta un máximo del 40% si son superiores a 6.453.750 pesos mensuales.

Más información en: web del Servicio de Impuestos Internos (SII)

Volver