Web empleo Chile. Información útil. Condiciones de vida y de trabajo en Chile

Chile es uno de los países latinoamericanos que más se asemeja a las condiciones de vida europeas. Es un país reconocido por su estabilidad jurídica, institucional, económica y social. Como destaca el informe de Competitividad Global 2014-2015 del Fondo Económico Mundial, en Chile destaca una fuerte institucionalidad, su gobernabilidad eficiente, su estabilidad macroeconómica y sus bajas deuda y déficit públicos. Dentro de los países de la Región es uno de los más seguros para vivir (por ejemplo, se puede tomar un taxi en la calle sin tener problemas de seguridad asociados).

A pesar de que Chile es un país con una geografía extensa (la longitud continental entre su límite fronterizo en el Norte y el extremo Sur es de 6.339 km), la gran mayoría de la actividad económica se realiza en su capital de Santiago de Chile (Región Metropolitana), la cual concentra un aproximado del 40% de la población total. Por tanto, la mayoría de decisiones políticas y empresariales se toman en esta ciudad. Otras ciudades de importancia son Valparaíso-Viña del Mar, Concepción (principal actividad económica Forestal), Puerto Montt (principal actividad económica Pesca), Antofagasta y Copiapó (principal actividad económica Minería).

Chile es un país con una fuerte apertura comercial al mundo. Tiene Tratados de Libre Comercio con múltiples países, que concentran conjuntamente el 85% del PIB Mundial, lo que lo hace un país muy competitivo, con alta presencia de empresas multinacionales de todo el mundo y, en general, es un país con un elevado coste de vida. Sin embargo, es un país amigable y agradable para vivir.

En cuanto a la idiosincrasia del país, los chilenos/as son hospitalarios con los extranjeros pero desconfiados a la hora de relacionarse, trabajar y hacer negocios con personas que no conocen. En general, los chilenos/as muestran una fuerte valoración a su pertenencia familiar y son apegados a grupos pequeños. A este respecto, por ejemplo, existen estudios que muestran esta tendencia de solidaridad familiar, mostrando que el 72% de los chilenos dice pasarlo mejor en familia que con amigos.

Además, se puede destacar que son formales a la hora de relacionarse en el ámbito laboral, utilizando estrategias indirectas (no suelen decir “no” explícitamente) y tienden a ser políticamente correctos al comunicarse. Además, los chilenos/as tienden a ser cautos a la hora de relacionarse (más introvertidos que los españoles) y suelen ser conservadores en su actuar y en su forma de vestir.

En cuanto a las condiciones de trabajo, en Chile se realizan jornadas de trabajo con un total de 45 horas semanales, siendo lo más habitual el contrato indefinido y el contrato a honorarios (para trabajadores independientes). La remuneración que se negocia es generalmente por el monto líquido a pagar, incluyéndose asignación de movilización y almuerzos, quedando fuera del monto liquido pactado el 20% adicional por cotizaciones (7% en salud y 12,9% en planes de pensiones).

En Chile, los salarios están bastante relacionados con el nivel educativo de los trabajadores, siendo bien remunerados en relación al resto aquellos trabajadores que poseen títulos universitarios o los técnicos de nivel superior. Por ejemplo, según Encuesta de Remuneraciones 2014 de la Cámara Chileno-Alemana (CAMCHAL) para empresas pequeñas y medianas que facturan hasta 4 millones de dólares, un gerente general cobra de promedio unos 3.850.000 pesos chilenos (5.200 € aproximadamente) al mes y un operario de fábrica cobra 385.000 pesos (unos 520 €) al mes. Hay que tener en cuenta que el salario mínimo chileno se sitúa para el 2015 en 241.000 pesos, es decir, unos 325 euros aproximadamente.

En general los salarios son inferiores a los equivalentes en España para las mismas categorías profesionales. La mano de obra poco cualificada es abundante y, por tanto, más barata. Por el contrario, los profesionales muy especializados pueden llegar a equipararse en salario a los profesionales europeos.

De acuerdo con estudios recientes realizados en el ámbito del Ministerio del Trabajo y Previsión, los tramos de las remuneraciones de los asalariados chilenos se distribuyen así:

Tramos de las remuneraciones de asalariados
Remuneración mensual (pesos chilenos) Asalariados
Menos de 300.000 28 %
De 300.001 a 600.000 34 %
De 600.001 a 1.000.000 19 %
Más de 1.000.001 19 %

Volver