Introducción
 


LOS ESPAÑOLES EN ESTADOS UNIDOS Y PUERTO RICO DESDE 1880 HASTA NUESTROS DÍAS

 

“Durante el medio siglo desde 1880 hasta 1930 emigraron más españoles a las Américas [se estiman unos 4 millones] que en los casi cuatrocientos años transcurridos entre el primer viaje de Cristóbal Colon en 1492 y 1880. Pero en el contexto de la historia de la inmigración de los Estados Unidos, estos españoles se han convertido, por distintos medios, en inmigrantes invisibles”. (James D. Fernández, “The discovery of Spain in New York, circa 1930”, Ed. Edmund J.Sullivan, 2010).

 

Los inmigrantes españoles que han llegado a Estados Unidos a lo largo del s. XX y en esta primera década del s. XXI se han integrado plenamente en la sociedad norteamericana, si bien mantienen su cultura y tradiciones. En Puerto Rico, por el contrario, la influencia de la inmigración española es muy patente debido a los estrechos lazos culturales con España.

 

Los españoles, procedentes de todas las regiones de España, han llegado directamente a Estados Unidos o desde otros lugares (principalmente Cuba, México). Su principal destino ha sido Nueva York, junto con Florida y California, y desde esos Estados han emigrado a otros más distantes.

 

Desde 1880, y sobre todo a partir de 1898, los Estados Unidos recibieron un número significante de españoles. En Manhattan se formó una colonia española, “Little Spain”, compuesta por  una élite académica, comerciantes, profesionales y una clase trabajadora, que sumarían 30.000 españoles en los años 30.

 

Los inmigrantes españoles de las primeras décadas del siglo XX eran fundamentalmente  hombres solteros, con mayor cualificación que otros grupos de trabajadores extranjeros, muchos de los cuales regresaban a España para casarse, de manera que hasta 1940 fueron principalmente las mujeres casadas las que emigraron a Estados Unidos por reagrupamiento familiar.

 

Desde fines del siglo XIX los españoles organizaron Sociedades de auxilio mutuo y Casas de España con el fin de organizar actividades sociales y culturales. La guerra civil española supuso un reforzamiento de muchas de esas asociaciones de inmigrantes españoles, que mayoritariamente apoyaron a la República.

 

Varias olas de inmigrantes desde España a Estados Unidos se sucedieron durante la primera mitad del siglo XX ya que se necesitaban trabajadores en determinados sectores de producción. Es el caso de los miles de vascos que como pastores fueron al Oeste, los miles de asturianos que como mineros fueron a Pennsylvania y West Virginia, o los miles de santanderinos que se establecieron al norte de Vermont para trabajar en las canteras.   Los españoles también contribuyeron al éxito y crecimiento de la industria del cine de Hollywood desde los años 30.

 

Tras la guerra civil española se produjo un tipo de emigración diferente de la que hasta entonces había existido: el exilio político. Intelectuales, científicos y diferentes tipo de profesionales llegaron a Estados Unidos y Puerto Rico. Una característica del exiliado  era su preparación profesional y alto grado de desarrollo cultural, por lo que su presencia se hizo sentir en las universidades y en las actividades sociales y culturales de las Asociaciones de  españoles.

 

A partir de 1946 los flujos migratorios de España a Estados Unidos se revitalizaron y desde entonces prosigue la emigración de españoles a este país. Según los datos proporcionados por los Consulados de España en Estados Unidos, los españoles registrados en dichos consulados sumaban cerca de 100.000 en 2010. Pero la realidad es que muchos de ellos no se registran en los Consulados y otros tienen también la nacionalidad norteamericana. De hecho, el Censo de 2010 elaborado por el Gobierno norteamericano identifica como “Spaniards” a 635.000 personas, un muy notable incremento respecto a las 82.858 censadas en el año 2000.

 

La tendencia creciente de inmigrantes españoles altamente cualificados se refleja en las más de ochenta Asociaciones de Españoles en Estados Unidos y Puerto Rico que existen actualmente, habiéndose creado en 2010 la Asociación Cultural Española de Arizona y la Casa de España en Minnesota.

 

 

Elisa Carolina de Santos

Consejera de Trabajo e Inmigración

Visitar la exposición virtual Volver a la presentaciónGaleria.htmlPresentacion.htmlshapeimage_2_link_0shapeimage_2_link_1