Cabecera de página

Rastro de migas

Emprender en Estados Unidos

La nacionalidad o residencia no son requisitos imprescindibles para emprender un negocio en Estados Unidos, o abrir sucursales de uno ya existente fuera de Estados Unidos. Incluso es posible evitarse trámites burocráticos a los que están sometidos los ciudadanos y residentes.

Pasos a seguir:

  • Las empresas deben crearse y registrarse a nivel estatal, es decir, el proceso no es competencia del gobierno federal, sino que recae sobre cada uno de los 50 estados que componen la nación. El proceso puede variar en función de las particularidades de la legislación de cada estado, pero en general, para los no ciudadanos o residentes, se compone de dos pasos. Lo primero es solicitar la inscripción de la empresa en el registro estatal, y el nombramiento de un agente registrado. El agente debe necesariamente contar con una dirección postal en el estado de inscripción de la empresa (no valen apartados de correos). El agente puede ser el propietario del negocio u otra persona con autorización para recibir documentos legales en nombre del propietario, normalmente un abogado o un secretario.
  • El resto de los pasos son similares a los que debería cumplir un ciudadano estadounidense, tales como requisitos, permisos, impuestos, dar nombre a la empresa, buscar financiaión, etc. En la web de la Small Busines Administration encontrará una guía detallada de todos y cada uno de los pasos a seguir.
  • El establecimiento de un negocio online es una opción a considerar, especialmente si ya tiene uno establecido en España. Puede consultar los recursos para las empresas online, incluyendo normativas sobre publicidad y resguardo de datos personales en Estados Unidos.
  • Asimismo, el ICEX (España Exportación e Inversiones) pone a su disposición numerosos recursos en su página web dedicada a la exportación.

Volver

Pie de página