Cabecera de página

Rastro de migas

Negociación

Salario

Si desea contratarle, la empresa hará una oferta salarial. La parte salarial es negociable, se puede hacer una contraoferta a la empresa. Es conveniente conocer de antemano el rango salarial de puestos similares. Para ello puede consultar la página web de CareerOneStop, dependiente de la Administración Pública federal estadounidense. La página web tiene en cuenta variables geográficas. Una vez que se conoce la franja en al que se mueve los salarios de la ocupación, hay que tener en cuenta la experiencia del trabajador en el sector, etc, para poder cuantificar la contraoferta, en caso de que se quiera realizar.

Además del salario, las empresas pueden contar con sistemas de incentivos y bonificaciones anuales, que como regla general no son negociables.

Prestaciones

Las empresas suelen contar con prestaciones complementarias propias. Como norma general, las prestaciones no suelen ser negociables, especialmente las relacionadas con la protección social (sanidad, pensiones). Puede consultar una información básica sobre estas prestaciones complementarias aquí.

Es en otro tipo de prestaciones donde se puede negociar en caso que se sepa que el salario es bajo en comparación con la media del sector en la ocupación y zona geográfica del empleo.

  • Las empresas suelen revisar al alza los salarios tras un año de servicio, por lo que se puede negociar que la primera revisión se haga tras sólo seis meses.
  • Otro tema que puede negociarse son las vacaciones. Las vacaciones no son obligatorias en Estados Unidos, aunque el 78% de los trabajadores disfruta de ellas. La cantidad de días de vacaciones remuneradas suele depender de la antigüedad en la empresa. La media es de menos de nueve días hábiles en el primer año de empleo, subiendo hasta 16 tras diez años de antigüedad.
  • En este sentido, si en el empleo anterior se disfrutaban tres o cuatro semanas y el salario ofrecido es inferior a la media, se puede intentar obtener una semana más de vacaciones.
  • La otra área donde puede haber negociación es en la obtención de flexibilidad de horarios en la jornada semanal. No es infrecuente trabajar 10 horas al día cuatro días a la semana y así contar con un día libre extra a la semana, o trabajar 9 horas diarias y librar un viernes cada dos semanas.
  • Otro aspecto donde puede haber negociación es en solicitar una bonificación de ingreso en la empresa que compense al menos parcialmente el bajo salario inicial, o la aportación de una cantidad por gastos de traslado y establecimiento.

Aunque sea obvio, conviene recordar que no es conveniente hacer excesivas exigencias, porque la empresa puede retirar la oferta de empleo en cualquier momento.

Volver

Pie de página