Derecho a la Asistencia Sanitaria en Francia.

La asistencia sanitaria de la Seguridad Social francesa se administra, principalmente, por tres grandes cajas: La Caisse Primaire d'Assurance Maladie (CPAM) es la mayor, gestiona la del régimen general (asalariados); la Mutualité Sociale Agricole (MSA) incluye a los trabajadores agrarios, y el Régime Social des Indépendants (RSI) a los autónomos. Normalmente, el paciente paga la prestación sanitaria que recibe y luego recibe el reembolso que proceda (hay fuertes copagos) a través de los datos contenidos en su tarjeta sanitaria (Carte Vitale). Desde 1 de enero de 2016, los empleadores deben ofrecer a sus asalariados un nivel complementario de cobertura que palie los importantes copagos que la asistencia sanitaria pública francesa exige.

Pero no son sólo quienes cotizan a la seguridad social y sus beneficiarios quienes tienen derecho a la asistencia sanitaria pública, ya que ésta está universalizada. La ley de presupuestos de la seguridad social para 2016 creó un nuevo régimen de protección sanitaria universal, (“PUMA”, protection universelle maladie), que desde 1 de enero de 2016, sustituye a la cobertura sanitaria universal de base (CMU). Este nuevo régimen permite acceder a la asistencia sanitaria publica si se justifica una actividad profesional o, en su defecto, una residencia estable y regular en Francia.

Además, el asegurado que dispone de escasos ingresos puede ser beneficiario de la Cobertura Sanitaria Universal Complementaria (CMU-C), que conlleva la gratuidad de la asistencia sanitaria y no tener que afrontar los pagos reembolsables Por su parte, la Ayuda Médica del Estado (AME) cubre el derecho a asistencia sanitaria de las personas en situación irregular en Francia. Se concede cuando se cumplen requisitos de residencia e ingresos. Y las personas cuyos ingresos superen moderadamente el tope máximo exigido para tener derecho a la CMU-C, pueden beneficiarse de una ayuda (ACS) para suscribir, gratuitamente o a un costo reducido, un contrato de cobertura sanitaria complementaria. Finalmente, las permanencias hospitalarias permiten atender a quienes no pueden ser atendidos por otro medio. 

I. LA PROTECCIÓN SANITARIA UNIVERSAL (PUMA)

Las personas que ejerzan una actividad profesional, por cuenta ajena o propia, permanente o temporal, a tiempo completo o parcial, en el territorio francés o, aquellas que no teniendo trabajo residen en Francia de forma regular y estable (ver punto V), pueden acceder a la asistencia sanitaria pública. Las personas mayores de edad que no ejerzan una actividad profesional pueden tener derecho por sí mismas, como titulares y no como beneficiarias de otro titular, a esa asistencia sanitaria. 

II. MUTUALIDAD COMPLEMENTARIA PARA ASALARIADOS

Desde 1 de enero de 2016, los empleadores deben ofrecer, a sus asalariados que no dispongan ya de ella, una cobertura complementaria mutualista que palie los importantes copagos que la asistencia sanitaria pública francesa exige. La inclusión de los familiares a cargo del trabajador es opcional. La participación financiera del empleador debe ser al menos del 50% https://www.service-public.fr/professionnels-entreprises/vosdroits/F33754.

III. LA COBERTURA SANITARIA UNIVERSAL COMPLEMENTARIA (CMU-C)

La cobertura sanitaria universal complementaria (CMU-C https://www.cmu.fr/cmu-complementaire.php) permite el acceso sin copago a las prestaciones sanitarias y sin tener que hacer frente a los pagos adelantados reembolsables. Se concede por un año si se reside en Francia de forma regular y estable y si los ingresos en los 12 meses anteriores no superan un tope de ingresos que varía según el lugar de residencia y la composición del hogar.

IV. LA AYUDA PARA LA COBERTURA SANITARIA (ACS)

Las personas que residan en Francia de manera regular y estable y cuyos ingresos no superen en más de un 35% el tope para tener derecho a la CMU-C, pueden beneficiarse durante un año de una ayuda para suscribir a un costo reducido, e incluso gratuitamente, un contrato de cobertura sanitaria complementaria. Esta ayuda, denominada ACS (ayuda para cobertura sanitaria https://www.cmu.fr/acs.php), abre derecho a la dispensa de anticipar el pago de las consultas médicas y de los copagos, incluido el euro por consulta. 

V. REQUISITO DE RESIDENCIA REGULAR Y ESTABLE

El requisito de residencia regular y estable opera tanto para beneficiarse de la asistencia sanitaria de la Seguridad Social, como de la CMU-C, de la ACS (http://www.cmu.fr/resider-en-france-stable-regulier.php). La estabilidad de la residencia significa que hay que residir en la Francia metropolitana, o en determinados territorios de ultramar, de manera ininterrumpida durante más de tres meses. Cualquier medio de prueba es admitido, por ejemplo, un contrato de alquiler que date de tres meses atrás, tres justificantes sucesivos, o dos facturas sucesivas de electricidad, de gas o de teléfono.

La regularidad de la residencia es exigida a los nacionales de países no UE / EEE. El solicitante y las personas mayores a su cargo deben poseer un título para residir legalmente, o al menos probar que está en trámite el expediente para obtenerlo.

Las personas que se encuentren en las situaciones siguientes pueden ser exoneradas del requisito de 3 meses de residencia en Francia:

  • Personas inscritas en un establecimiento de enseñanza o que vienen a Francia a realizar unas prácticas en el marco de acuerdos de cooperación cultural, técnica y científica;
  • Personas beneficiarias de una de las siguientes prestaciones:
    • Prestaciones familiares;
    • Subsidio de solidaridad de las personas mayores;
    • Subsidio de alojamiento o ayuda personalizada de alojamiento;
    • Prestaciones de ayuda social las familias o a la infancia definidas en el Libro II del Código de acción social y de las familias;
    • Subsidio personalizado de autonomía;
    • Subsidio para adulto discapacitado
    • Renta de solidaridad activa (RSA).
  • Personas reconocidas como refugiadas, aquéllas cuya solicitud de asilo haya sido admitida, o las que hayan demandado el estatuto de refugiado
  • Determinadas personas que hayan realizado un voluntariado internacional en el extranjero, a su regreso a Francia.

VI. LA AYUDA MÉDICA DEL ESTADO

La Ayuda Médica del Estado (AME, http://www.ameli.fr/assures/droits-et-demarches/par-situation-personnelle/vous-avez-des-difficultes/l-8217-aide-medicale-de-l-8217-etat/les-conditions-pour-beneficier-de-l-ame.php) cubre el derecho a asistencia sanitaria de las personas en situación irregular y sin recursos (se aplica el mismo criterio que para la CMU-C, que residan de forma estable en Francia, y así lo hayan hecho durante más de 3 meses.

VII. PERMANENCIAS HOSPITALARIAS

Dentro del sistema de asistencia sanitaria francés cabe señalar la existencia de las PASS “Permanences d’accès aux soins de santé”. A través de ellas, los hospitales públicos y los hospitales privados que participan en el servicio médico hospitalario, son atendidas aquellas personas sin ingresos, no solamente en el marco del sistema hospitalario, sino también en las redes institucionales o asociativas de atención médica, de acogida y de acompañamiento social. Para más información consultar el siguiente enlace: http://social-sante.gouv.fr/affaires-sociales/lutte-contre-l-exclusion/article/les-permanences-d-acces-aux-soins-de-sante-pass

 


París, 10 de marzo de 2017

La información que se ha facilitado es una síntesis meramente orientativa, y no podrá ser invocada en posibles reclamaciones o recursos.

 

De interés...

  • Programa Nacional de Reformas. Estrategia de Lisboa
  • administracion.gob.es

Pie de página