La fiscalidad de los extranjeros en Rumania

El día 1 de enero de 2004 entró en vigor el nuevo Código Fiscal de 22 de diciembre de 2003. Este Código regula, entre otros, el impuesto sobre la renta, el impuesto de sociedades y el impuesto sobre el valor añadido, así como los impuestos y tasas locales.

Según el Código Fiscal, se considera residente cualquier persona física que satisfaga al menos una de las siguientes condiciones:
 

  • Estar domiciliada en Rumanía.
  • Tener el centro principal de interés situado en Rumanía.
  • Estar presente en Rumanía un tiempo superior a los 183 días en el curso de un intervalo de 12 meses consecutivos.
  • Ser ciudadano rumano que trabaja en el extranjero como funcionario o empleado de Rumanía en un Estado extranjero.


Son excepciones a esta regla y no se consideran residentes: los ciudadanos extranjeros con estatuto diplomático o consular en Rumanía; los ciudadanos extranjeros que sean funcionarios o empleados de organismos internacionales o intergubernamentales en Rumanía; y los ciudadanos extranjeros que sean funcionarios o trabajadores de un Estado extranjero en Rumanía, así como los miembros de su familia.

En el impuesto sobre la renta (impozitul pe venit) son contribuyentes  las personas físicas residentes en Rumanía, así como, en algunos casos, las personas físicas no residentes (vgr. quienes desarrollan una actividad por cuenta propia por medio de un establecimiento permanente en Rumanía, o si ejercen en este país actividades por cuenta ajena). Es un impuesto progresivo, cuya escala de gravamen oscila entre el 18% y el 40%.

Para los no residentes, el importe se calcula mediante la aplicación de los siguientes porcentajes sobre las rentas brutas: el 5% de los intereses de depósitos y otros instrumentos bancarios; el 20% sobre rentas obtenidas por juegos de azar; y el 15% sobre cualesquiera otras rentas imponibles obtenidas en Rumanía.

En cuanto al impuesto de sociedades (impozitul pe profit), son sujetos pasivos, entre otros, las personas jurídicas que desarrollen actividades que precisen un establecimiento permanente en Rumanía. El tipo impositivo general está fijado en el 25%.

Sujetos pasivos del impuesto sobre el valor añadido (taxa pe valoarea adaugata) son aquellas personas que realicen una actividad económica independiente. El tipo impositivo es del 19%, aplicándose un tipo reducido a determinados bienes o servicios, entre ellos al suministro de prótesis, material ortopédico y productos farmacéuticos.

La tributación local está integrada por los impuestos sobre inmuebles, sobre terrenos y sobre espectáculos, así como por diversas tasas.

El texto completo del Código Fiscal en lengua rumana puede encontrarse en la página web del Ministerio de Finanzas Públicas (www.mfinante.ro).
 

 

De interés...

  • Programa Nacional de Reformas. Estrategia de Lisboa
  • administracion.gob.es

Pie de página