Requisitos para trabajar en Rumania

La Ley 203/1999, modificada por la Ley 130/2004, regula los requisitos que se exigen a los extranjeros para trabajar en Rumanía.

Hay tres categorías de extranjeros que trabajan en Rumanía a través de un permiso de trabajo y que precisan visado:

  • Trabajadores en prácticas: cuya presencia en Rumanía tiene como objetivo el desarrollo de los conocimientos profesionales, lingüísticos y culturales dentro un período determinado.
  • Trabajadores de temporada: tienen un lugar de trabajo bien determinado, en un campo de actividad dado, que se desarrolla en función de la temporada del año, en la virtud de un contrato de trabajo por un período determinado.
  • Trabajadores transfronterizos: tienen un contrato de trabajo en las localidades fronterizas de Rumanía pero vuelven cada día o al menos una vez a la semana a la zona de la frontera común de su país de origen con Rumanía, donde tienen el domicilio.

Los siguientes extranjeros pueden trabajar en Rumanía en la virtud de un permiso de trabajo, aunque no tengan visado:

  • Los nacionales de los Estados con los cuales Rumanía ha celebrado acuerdos de exención de visado pata trabajar en Rumanía o de los Estados respecto de los cuales Rumanía ha desistido unilateralmente de exigir visado.
  • Los extranjeros que tienen el derecho de residencia temporal para la reagrupación familiar en virtud de la legislación rumana de extranjería.
  • Los extranjeros que tienen el derecho de residencia temporal para estudiar y que piden trabajar en virtud de un contrato de trabajo con una jornada laboral máxima de 4 horas diarias.
  • Los familiares –cónyuge e hijos- de los ciudadanos rumanos, con domicilio en Rumanía.

Pueden trabajar en Rumanía los siguientes extranjeros sin tener un permiso de trabajo:

  • Quienes tengan el domicilio en Rumanía.
  • Los ciudadanos de la Unión Europea o de países pertenecientes al Espacio Económico Europeo.
  • Los extranjeros cuyo acceso al mercado de trabajo rumano está regulado a través de los acuerdos entre Rumanía y otros Estados.
  • Los extranjeros que han conseguido una forma de protección en Rumanía.
  • Los trabajadores de una empresa que tenga la sede en un país perteneciente a la O.M.C. y que sean destacados a una sucursal en Rumanía.
  • Los trabajadores de una empresa extranjera que sean destacados a una empresa rumana, en virtud de un contrato celebrado entre las dos empresas.
  • Quienes desarrollen en Rumanía actividades didácticas, científicas, artísticas y otras actividades específicas de carácter temporal.
  • Aquéllos que vayan a desarrollar en Rumanía actividades de carácter temporal solicitadas por las administraciones rumanas central o locales.

En Rumanía se aplica el principio de preferencia del nacional, de modo que los extranjeros pueden trabajar sólo si los puestos de trabajo vacantes no se han cubierto por rumanos. Asimismo,  deben tener una adecuada preparación profesional para el trabajo en cuestión. De estos requisitos están exentos los ciudadanos de la Unión Europea.

El permiso de trabajo se tramita a través del Oficio para la Migración de la Mano de Obra y tiene una duración de 12 meses, prorrogables.

Para obtener el permiso de trabajo, ha de abonarse el equivalente en lei de 200 dólares y para prorrogarlo 100 dólares más.

De interés...

  • Programa Nacional de Reformas. Estrategia de Lisboa
  • administracion.gob.es

Pie de página