Web empleo UK. La entrevista de trabajo

Es la fase más importante en el proceso de selección, por lo que es fundamental que salga bien, ya que raramente se tiene una segunda oportunidad para crear una buena impresión. A continuación te damos algunas pautas que te podrán ayudar a preparar este importante primer contacto.

En primer lugar, trata de averiguar tanto como te sea posible sobre la empresa en la que solicitas trabajo; es conveniente consultar su página web y conocer algo sobre los productos y servicios que ofrecen, el lugar desde donde operan y el número de trabajadores que trabajan en ella.

También es necesario causar una buena impresión, por lo que será necesario prestar especial atención a la forma de vestir y a la apariencia física en general. Para trabajos de oficina se recomienda vestir de manera formal (un traje), los hombres deberán llevar corbata y las mujeres sólo una modesta cantidad de perfume, maquillaje y joyas.

Planifica con antelación tu desplazamiento al lugar de la entrevista para asegurarte de que llegarás con el tiempo suficiente, unos 15 o 20 minutos antes, y cuenta con posibles retrasos ocasionados durante el trayecto. La puntualidad, presentación y motivación son factores muy importantes tenidos en cuenta.

Durante la entrevista el nivel de inglés deberá ser suficiente para expresarse con claridad. Es conveniente llevar un documento de identidad. Debes intentar relajarte y responder a las preguntas con confianza y con la máxima integridad posible.

Es correcto sonreír, pero el contacto tiene que seguir siendo profesional. Cada pregunta deberá ser respondida tan completa y claramente como sea posible. Si no se comprende bien una pregunta, se podrá pedir que se repita o aclare. Es muy importante una buena capacidad de comunicación.

Las entrevistas en la mayoría de empresas suelen durar unos 30-40 minutos y puede haber un entrevistador o un grupo de dos o tres. En este caso, el panel estará normalmente presidido por el director del departamento al que pertenece el puesto vacante o un representante del departamento de recursos humanos. A veces se acompañan tests psicotécnicos (20-30 minutos). El estilo de la entrevista puede variar. Algunos entrevistadores abren la entrevista con preguntas como “tell me about yourself”, lo que te posibilitará hablar una parte importante del tiempo. Asegúrate de que los miembros del panel se den cuenta de tu idoneidad para el puesto y la valía que puedas aportar a la empresa.

No monopolices la entrevista, ni des información negativa si no se te pregunta y sobre todo no critiques a tu última empresa. Es conveniente demostrar que te has preocupado en hacer alguna investigación sobre la empresa. La clave es transformar la información negativa en positiva.

Salvo que lo pregunte el panel, no hay que explicar qué es lo que te motivó presentar la solicitud. Hay muy poco debate sobre temas no profesionales. No obstante, se pueden dar ejemplos de trabajos voluntarios realizados. No tienes que dar detalles de tus intereses fuera del trabajo, a menos que los utilices como ejemplos de tu habilidad para hacer una tarea en contestación a una de las preguntas.

Las preguntas habituales incluyen pedirle al candidato que dé ejemplos sobre cuándo ha estado en una situación con una problemática determinada y cómo la ha solucionado.

Las principales normas para los aspirantes es que sean profesionales, educados, se ciñan a los hechos, se presenten correctamente, estén motivados y lleguen a tiempo.

Para recapitular, estas son las ideas que tienes que tener claras:

  • La titulación y experiencia profesional es muy importante, pero lo que es vital es lo que los británicos llaman "aptitud". La disposición positiva del trabajador.
  • Aprende todo lo que te sea posible sobre la empresa antes de la entrevista.
  • Práctica respuestas. Piensa que le puede interesar a los entrevistadores sobre tu experiencia profesional o personal y prepara las respuestas.
  • Viste de forma adecuada. La presencia física puede ser determinante en una decisión que va a ser tomada en poco tiempo.
  • Cuidado con el lenguaje corporal. No cruces brazos o piernas, indica inseguridad o actitud defensiva. Mira siempre a los ojos a la persona que te hace la pregunta. Durante la contestación ve paseando la mirada entre los diferentes miembros del panel.
  • No debes dar la sensación de ser tímido ni demasiado lanzado. Estar en el término medio es la mejor forma de acertar.
  • Deja en todo momento saber al empresario que no te asustan las situaciones de presión.
  • No intentes convencerles de que lo sabes hacer todo, es mejor que les puedas convencer de que tienes capacidad y voluntad de aprender.

Más información en:

https://nationalcareersservice.direct.gov.uk/advice/getajob/interviews/Pages/default.aspx

http://www.themuse.com/advice/how-to-answer-the-31-most-common-interview-questions 

 

Volver