Requisitos para trabajar en Reino Unido

TRABAJAR EN EL REINO UNIDO 

Requisitos para trabajar en Reino Unido

Un principio básico de los Tratados Constitutivos de la Unión Europea es la libre circulación de trabajadores y, unido a él, el derecho a la igualdad de trato. Como consecuencia de estos principios, cualquier trabajador nacional de un Estado miembro tiene derecho a iniciar una actividad laboral por cuenta propia o ajena en las mismas condiciones que un ciudadano británico.

Asimismo, cualquier regulación de carácter laboral, convenio colectivo o acuerdo entre empresarios y trabajadores que regule el acceso al empleo, salario o cualquier otra condición de trabajo afectará de forma automática a los ciudadanos españoles que se encuentren trabajando o buscando trabajo en el Reino Unido. Es decir, en ningún caso estas condiciones podrán ser diferentes por motivo de nacionalidad.

Un caso especial es el acceso a puestos de trabajo dentro del sector público. Por regla general, el principio de igualdad de trato también es aplicable en los puestos de trabajo que se oferten dentro del sector público; pero, sin embargo, la legislación de la Unión permite que los Estados miembros reserven el derecho a ocupar ciertos puestos de trabajo a sus propios nacionales. En concreto, esta limitación se puede aplicar a puestos de trabajo que impliquen el ejercicio de poder o que tengan como misión la salvaguardia de los intereses nacionales.

No afecta esta limitación, por tanto, por ejemplo, a puestos administrativos, del sector de la salud o de la educación pública.

El ciudadano español que opte a un puesto de trabajo no necesita obtener ningún tipo de permiso o autorización administrativa previa, siendo solamente necesario que aporte su pasaporte o DNI en vigor, como acreditación de su condición de ciudadano de un Estado miembro de la Unión Europea.

El número de Seguridad Social (“National Insurance Number”)

En el Reino Unido, todos los ciudadanos británicos o de otras nacionalidades que residan de forma permanente en el país reciben de oficio, al cumplir los 16 años, su número de seguridad social “National Insurance Number”.

En el caso de ciudadanos de la Unión Europea que llegan al Reino Unido con objeto de ocupar un puesto de trabajo, el “National Insurance Number” solamente pueden solicitarlo cuando empiecen a trabajar o tengan una oferta firme de empleo.

Por tanto, si a la hora de optar a un puesto de trabajo el empresario pide el “National Insurance Number”, debe indicarse esta circunstancia y solicitar un escrito de la empresa en el que se especifique la oferta de empleo para, con él, acudir Al JobCentre Plus que corresponda a su área de residencia y solicitar el “National Insurance Number”.

El trabajador puede empezar a trabajar inmediatamente, sin necesidad de esperar la expedición del número de seguridad social. Hasta que se reciba este número el empresario aplica en la nómina del trabajador un número provisional basado en su fecha de nacimiento y sexo.

El National Insurance Number se debe solicitar a través del JobCentre Plus (agencia pública de empleo) que corresponda a su domicilio en el Reino Unido. 

La fiscalidad de los extranjeros en el Reino Unido

Los españoles que se trasladen al Reino Unido con el objetivo de ocupar un puesto de trabajo, estarán sometidos a las mismas obligaciones fiscales que los ciudadanos británicos, con las especificidades que puedan venir impuestas por el Convenio Sobre Doble Imposición suscrito entre España y le Reino Unido. Se puede obtener información sobre el contenido de dicho Convenio en las oficinas de la Agencia Tributaria. 

De interés...

  • Programa Nacional de Reformas. Estrategia de Lisboa
  • administracion.gob.es

Pie de página