• Compartir en Facebook
  • Compartir en Twitter
  1. Condiciones laborales

    La normativa básica se encuentra en la “Labour Relations Act”, reformada en 1996 y la “Basic Conditions of Employment Act” (BCE) de 1997.

    Los tipos de contratos contemplados son:

    • Contrato indefinido.

    • Contrato de duración determinada.

    • Contrato temporal (Cualquiera de las dos partes puede solicitar la terminación con un mes de preaviso).

    • Contrato de proyecto u obra (Su duración está ligada a la del proyecto).

    Por otro lado, una norma de 1998, la “Employment Equito Hill” contiene disposiciones de discriminación positiva a favor de las personas de raza negra, mujeres y minusválidos. Obliga a las empresas de más de 50 empleados a elaborar planes en los que se comprometan a favorecer a dichos grupos en su política de empleo, formación y promoción interna, si bien no se establecen ni cuotas ni plazos de cumplimiento.

    La semana laboral máxima es de 45 horas de lunes a viernes. Sólo se pueden trabajar un máximo de 10 horas extras semanales. El período de vacaciones anual es de 21 días consecutivos.

    La ley establece el procedimiento de despido (preaviso de, al menos, un mes con indemnización de una semana de salario por cada año trabajado) y la regulación de empleo.

    Existe la baja por enfermedad pero el trabajador sólo recibirá su salario durante un máximo de 10 días. La normativa permite un máximo de seis semanas de baja durante un ciclo de tres años.

    No hay salario mínimo legal, sin embargo, el Ministerio de Trabajo tiene capacidad para establecer salarios mínimos en determinados sectores o áreas considerados como vulnerables (agricultura, trabajo doméstico, limpieza, sanidad y seguridad privada).

    Tanto trabajadores como empresarios tienen derecho a sindicarse. También están reguladas las huelgas y los cierres patronales.

    En cuanto a la protección sanitaria, son las propias empresas las que proveen de dicha cobertura a sus empleados a través de seguros médicos privados. Las aportaciones se suelen hacer a partes iguales entre empresa y trabajador. De la misma manera, se promueve el establecimiento de fondos de pensiones privados ya que el sistema sudafricano no incluye la prestación de jubilación.

    Existe un subsidio de desempleo y un seguro de accidentes a cuya financiación contribuyen el Estado, la empresa y los trabajadores. La protección que da este fondo se limita a los seis primeros meses de desempleo.

  2. Régimen deTrabajadores extranjeros

    La contratación de personal extranjero está regulada por la “Inmigration Act” de 2002. Se contemplan diversos tipos de permisos de trabajo para extranjeros:

    • General work visa: Será necesaria  la confirmación por escrito de un auditor oficialmente acreditado de la existencia de trabajadores nacionales que puedan ocupar el puesto.

    • Quota work permit: Se aprueba un número determinado de permisos por año para cubrir las necesidades de trabajadores especializados en ciertos sectores industriales.

    • Excepcional skills or qualifications work visa: Permisos para trabajadores con una formación específica, que debe demostrarse documentalmente.

    • Intra-company transfers work visa: Permisos para el traslado de empleados entre empresas del mismo grupo.

    • Corporate visa: Permisos específicos para que las empresas puedan contratar empleados extranjeros bajo determinadas condiciones.

    • Exchange Permit: Que podrá expedirse a extranjeros menores de 25 años que participen en programas de intercambio cultural, económico o social.

    Las solicitudes de concesión de permisos de trabajo para trabajadores extranjeros deben realizarse a través de la Embajada Sudafricana en el país de procedencia del trabajador y previamente a su desplazamiento a Sudáfrica.

  3. Visado y Requisitos para trabajar

    • Permisos de trabajo (work visa)

      Los permisos de trabajo temporales se expiden por un periodo máximo de un año, tras lo cual pueden ser prorrogados.

      Las personas que deseen solicitar un permiso temporal de trabajo en Sudáfrica deberán efectuar el trámite en la Embajada o el consulado sudafricano en su país de origen.

      La principal consideración a la hora de evaluar las solicitudes de permiso temporal de trabajo, es, como se ha explicado en el epígrafe anterior, que el trabajo no pueda ser realizado por un ciudadano o residente permanente de Sudáfrica.

      Los candidatos deben tener entre 18 y 51 años, estar en posesión de ofertas de empleo firmes, acordes a sus calificaciones y experiencia y en ocupaciones para las que exista una demanda demostrable.

      Además de la documentación que se exige con carácter general para la expedición de un visado a Sudáfrica (pasaporte, vacunas, certificado médico, de penales, etc.) para poder recibir un permiso temporal de trabajo es necesario:

      • VISA GENERAL DE TRABAJO (General work visa) necesita, entre otros, los siguientes documentos:

        La visa general de trabajo se expedirá por un período no superior a 5 años.

      • INTRA COMPANY TRANSFER WORK VISA:

        En el caso de empresas que tengan filial en Sudáfrica, el solicitante debe llevar trabajando en la empresa los últimos 6 meses. Se concede por un período de 4 años y no se podrá renovar.

      • CRITICAL SKILLS WORK VISA:

        Será necesario presentar un documento que acredite estas habilidades especiales y, si lo exige la ley, justificante de la solicitud de certificado de inscripción en el colegio profesional, consejo o junta reconocidas por al SAQA (South African Qualifications Authority). Este visado se expedirá por un período no superior a 5 años. Certificado del Departamento de Trabajo confirmando que:

        • La persona contratada es la adecuada para el puesto por sus habilidades y preparación.

        • El solicitante tiene formación, habilidades probadas y experiencia en ese puesto de trabajo.

        • El salario no será inferior al salario medio de los ciudadanos o residentes permanentes en Sudáfrica.

        • Que el contrato de trabajo es conforme a los estándares de trabajo.

      • Formularios de solicitud: debidamente cumplimentados.

      • Carta del empleador aceptando la responsabilidad de los costes derivados de la deportación del solicitante y sus familiares a cargo.

      • Un certificado de antecedentes penales.

Sitios web recomendados

  • Servicio Español para la Internacionalización de la Educación (SEPIE)
  • EURES - EURopean Employment Services / Servicios Europeos de Empleo
  • ICEX. España, Exportación e Inversiones
  • Cámaras
  • Ministerio de Asuntos Exteriores y de Cooperación
  • Empleo y becas en el Instituto Cervantes

Pie de página