• Compartir en Facebook
  • Compartir en Twitter
  1. Formalidades de entrada y salida

    Los ciudadanos españoles que viajen a la República Popular China necesitan pasaporte con validez de, al menos, seis meses y visado. Para viajar a Hong Kong y Macao no es necesario visado si la estancia prevista no es no superior a 90 días en cada localidad.

    En caso de viajar a Hong Kong y Macao y luego regresar nuevamente a China, será necesario estar provisto de un visado de dos entradas, o bien, en caso de poseer un visado de una sola entrada, será preciso solicitar un nuevo visado para volver a entrar en China continental.

    No se necesita visado para tránsito aeroportuario de 24 horas con destino a un tercer país, (48 horas si es en Shanghai), siempre que los viajeros vayan provistos del correspondiente pasaporte y visado para entrar en ese tercer país.

    Hay que tener en cuenta que algunas zonas de China tienen acceso prohibido a los ciudadanos extranjeros, tales como zonas de la provincia de Xinjiang, de la provincia de Qinghai, de Heilongjiang y de Mongolia Interior.

    En cualquier caso, la entrada ilegal en China, se sanciona con multas de entre 1000 a 10000 yuan/RMB (aproximadamente de 100 a 1000 euros), con detención de 3 a 10 días y expulsión del país por un tiempo determinado.

  2. Visados

    Los visados son autorizaciones de entrada, estancia y tránsito para los extranjeros en el territorio de China y sus modalidades más frecuentes son de turista, de negocios y de estudios. Para obtenerlo se debe acudir a una Embajada o Consulado de China.

    Los visados chinos tienen vigencia desde la fecha de su emisión, no desde la de la entrada en China. La validez de los de una o dos entradas, normalmente es de 3 meses. Se pueden obtener extensiones del visado en el Buró de Seguridad Pública de China, antes de la caducidad del mismo. Se recomienda tener cuidado con la fecha de caducidad del visado, ya que la multa por sobrepasar la estancia autorizada puede ascender a 5.000 yuanes.

    Se debe salir del país dentro del plazo de validez concedido en el visado o, en su caso, en las prórrogas obtenidas.

    Más información visados China

    • Tipos de visados

      La Embajada de la República Popular de China en España gestiona la solicitud de visados a través del Centro de Servicio para Solicitud de Visado Chino (CSSVC).

    • Existen varias categorías de visados (ver con detalle en el enlace anterior) clasificados según diversas causas: visado diplomático, visado de cortesía, visado de servicio y visado ordinario. El visado ordinario se divide en los siguientes subtipos que se marcan con letras diferentes.

      • Visado F: Intercambio, visitas y otras actividades: Expedido a los extranjeros invitados a China con motivo de intercambios sin ánimo de lucro, visita y otras actividades.

      • Visado C: Tripulación. Se concede a los tripulantes extranjeros de trenes, aeronaves o barcos internacionales y a sus familiares acompañantes.

      • Visado M: Negocio y Comercio: Expedido a los extranjeros invitados a China con motivo de actividades de negocio o actividades comerciales.

      • Visado L: Turismo: Expedido a los extranjeros que quieren viajar a China como turistas o visitar a amigos chinos.

      • Visado Q: Reunión familiar, acogida temporal, visita familiares con el permiso de residencia permanente de China.

      • Visado S: Visita a parientes que trabajan o estudian en China y otros asuntos privados.

      • Visado Z: Trabajo/Espectáculo Comercial: Se expide a los extranjeros empleados contratados por la parte china, así como a los extranjeros que realicen espectáculos comerciales.

      • Visado G: Tránsito. Extranjeros que viajan a China con destino a un tercer estado.

      • Visado X: Estudio.

      • Visado R: Talento introducido. Destinado a extranjeros autorizados por China.

      • Visado J: Corresponsal o personal dedicado a la prensa.

      • Visado D: Residencia Permanente: Para extranjeros que han sido autorizados a residir en China permanentemente.

  3. Fiscalidad de los extranjeros

    La fiscalidad del español residente en China depende de un concepto clave denominado residencia fiscal, cuya localización puede ser diferente a la residencia registrada en el consulado correspondiente. Con objeto de evitar que una misma renta sea gravada dos veces por un impuesto de la misma naturaleza, se entiende que la residencia fiscal española no se pierde en el caso de que un empleado resida en territorio chino durante un período de duración de hasta 183 días (6 meses) y dependa de una entidad o establecimiento español.

    España y China firmaron en 1990 un "Convenio para evitar la doble imposición y prevenir la evasión fiscal". El Convenio vigente contempla el Impuesto sobre la Renta de las Peronas Físicas y el Impuesto de Sociedades, pero no el Impuesto sobre los Negocios.

    Las siguientes categorías de rentas, independientemente de que su pago se realice en China, son consideradas rentas con origen en China:

    • Rentas derivadas del empleo o servicios laborales contratados y llevados a cabo en China.

    • Rentas derivadas del arrendamiento de la propiedad a terceros para su uso en el territorio de China.

    • Rentas derivadas de la transferencia de edificios, derechos de uso sobre el suelo u otra propiedad en el territorio de China.

    • Rentas derivadas de la concesión de licencias que se usen en el territorio chino.

    • Rentas derivadas de los intereses y dividendos de empresas, organizaciones económicas o particulares en el territorio de China.

  4. IVA

    Tras el éxito del programa piloto de sustitución del Impuesto de Negocios por el IVA en la municipalidad de Shanghai, se ha ampliado a diez provincias/municipalidades más (Pekín, Tianjin, Jiangsu, Zhejiang, Anhui, Fujian, Hubei, Guangdong, Xiamen y Shenzhen), todas ellas de un alto grado de desarrollo económico. La sustitución entró en vigor a todos los efectos a partir de 1 de enero de 2013.

  5. Tributación de las personas físicas

    La Ley del Impuesto sobre la Renta Personal, revisada por última vez en 2008, es aplicable a extranjeros residentes locales y empresarios. Las rentas sujetas a este impuesto son las procedentes de:

    • Salarios.

    • Renta por la producción y actividad de un negocio privado.

    • Renta por la actividad de un negocio o institución por contrato o arrendamiento.

    • Pago por trabajo o servicios.

    • Remuneración.

    De acuerdo con el plazo en que el sujeto pasivo realiza actividades para la empresa establecida en China, éste será considerado residente fiscal y, en su caso, permanente o no permanente.

  6. Tipos de contribuyentes:

    • No residentes. Los no residentes en China (presencia física durante un plazo inferior a 183 días al año) están sujetos al impuesto chino únicamente por sus ingresos originados en China que, a su vez, están exentos en el impuesto de la renta español.

      Los extranjeros que obtengan rentas de un empleador sin establecimiento permanente en China por servicios prestados en este país están exentos del impuesto si no permanecen fisicamente en China, bien consecutivamente o de forma acumulada, más de 183 días al año.

    • Residencia no permanente. Los residentes en China por no más de un año estarán sujetos al impuesto chino únicamente por sus ingresos orginados en el país que están exentos en el impuesto de la renta español.

      Los residentes en China por más de un año pero menos de cinco años están gravados tanto por las rentas obtenidas en China como aquéllas de origen extranjero. Sin embargo, bajo solicitud y aprobación de las autoridades fiscales, las rentas imponibles podrán limitarse a aquellas recibidas de empresas chinas, organizaciones económicas chinas y otros particulares chinos.

    • Residencia permanente. Los residentes en China durante cinco o más años consecutivos pagarán el impuesto por todas sus rentas generadas en distintos lugares del mundo. Esta condición puede evitarse saliendo del territorio chino durante un plazo continuo superior a 30 días.

  7. Algunas retribuciones en especie están exentas del pago del impuesto:

    • Alojamiento pagado por el empleador.

    • Traslado (dos viajes a España en avión durante el año).

    • Comidas.

    • Educación y enseñanza a hijos.

    • Transporte con motivo de negocios (automóvil, tren, avión, etc).

    • Seguro médico.

    • Lavandería.

    • Las retribuciones ordinarias se liquidan a partir de los salarios mensuales aplicando automáticamente una reducción general de 4.800 RMB.

  8. Repatriación de sueldos y salarios

    El personal de las empresas desplazado a China podrá repatriar sus sueldos y salarios presentando en el banco la documentación siguiente: pasaporte, contrato de trabajo, permiso de trabajo, certificado de la renta (nómina) y certificado de haber cumplido con sus obligaciones tributarias (expedido por el Buró de Impuestos).

  9. Residencia permanente

    Los extranjeros que deseen solicitar la residencia permanente deberán cumplir una serie de requisitos:

    • Los solicitantes deben invertir en China o mantener ingresos durante más de tres años.

    • Deben tener empleos de alto nivel, titulaciones superiores y se pide tiempo de estancia en China. Que haya realizado importantes aportaciones a China o que cumpla los requerimientos determinados por el gobierno chino.

    • El cónyuge y los hijos solteros menores de 18 años pueden de los solicitantes de los párrafos segundo y tercero, solicitar también este permiso.

    • Requisitos para los cónyuges de los ciudadanos chinos o de los extranjeros autorizados a residir permanentemente relativos a la duración del matrimonio y estancia continuada en China. Así como en el caso de hijos menores de 18 años.

    • Los solicitantes que no tengan familiares en el extranjero pero que tengan familiares directos en China, mayores de 60 años que residan al menos 9 meses al año.

    Requisitos:

    • Pasaporte válido o documento que lo sustituya.

    • Certificado de salud emitido por el departamento de salud designado por el gobierno chino o la organización de salud autentificados por las embajadas o consulados de China en el exterior.

    • No tener antecedentes penales acreditados por las embajadas y consulados de China en el exterior.

    El titular de D-visado tiene que tramitar el permiso de residencia en la comisaría municipal dentro de 30 días a partir de la fecha de entrada en China.

    Con la intención de atraer el talento extranjero China ha implantado el sistema de "Green Card" que permite a los extranjeros solicitar la residencia permanente en China. Se concederá preferentemente al personal extranjero de alto nivel que ocupen puestos en empresas que promuevan el desarrollo económico, científico y tecnológico. La Green Card supone menos trabas para los extranjeros en sus transacciones habituales, vuelos, entradas y salidas del país, trámites bancarios, etc...

  10. Sanidad

    Los organismos sanitarios recomiendan la vacunación contra la hepatitis A y B, difteria, fiebre tifoidea, encefalitis, tétanos y poliomielitis, aunque ninguna de estas vacunas es obligatoria para los visitantes procedentes de Europa. Sin embargo, conviene asegurarse de que las vacunas habituales están al día si se viaja a provincias del suroeste del país.

    China no tiene ningún convenio en materia de sanidad con España, por lo que es aconsejable contar con un seguro que cubra ampliamente cualquier necesidad médica.

    Es conveniente llevar consigo una provisión mínima de medicamentos de uso más frecuente, especialmente si se va a viajar por el país o si se padece alguna dolencia que requiera tratamiento específico.

    No es aconsejable beber agua del grifo.

    Antes de viajar se sugiere consultar las recomendaciones de viaje que realiza el Ministerio de Asuntos Exteriores  y de Cooperación en su página web.

  11. Sistema sanitario

    La Ley de Seguridad Social dispone que los extranjeros que trabajen dentro del territorio chino, participarán en la Seguridad Social.

    El sistema sanitario en China es deficiente, en las grandes ciudades hay hospitales internacionales bien equipados con un nivel médico adecuado. Se da acceso al sistema de cobertura de salud para los extranjeros pero es válido solamente en los hospitales estatales.

    En las principales ciudades existen algunos establecimientos que atienden principalmente a extranjeros y en algunos hospitales existe una sección especial para extranjeros. Cuando vaya al médico necesitará el pasaporte.

    Recomendaciones de viaje MAEC/CHINA

  12. Cuentas bancarias

    Los extranjeros pueden abrir una cuenta bancaria en China, si bien, lo recomendable es hacerlo en la moneda local, ya que las cuentas en dólares americanos u otra divisa extranjera solamente se pueden abrir en algunos bancos que admiten moneda foránea. Además, la circulación de moneda extranjera está prohibida en China. Algunas entidades bancarias permiten abrir una cuenta identificándose únicamente con el pasaporte, sin embargo otras piden, además, la presentación de otros documentos.

    Finalmente, en China operan directamente unos 75 bancos extranjeros de 20 países a través de 185 sucursales y 14 filiales. Además, otros 183 bancos extranjeros cuentan con oficinas de representación.

    Estas entidades principalmente proporcionan servicios financieros a los clientes de sus países de origen en sus negocios en China, básicamente operaciones de financiación al comercio y de tesorería.

Sitios web recomendados

  • Servicio Español para la Internacionalización de la Educación (SEPIE)
  • EURES - EURopean Employment Services / Servicios Europeos de Empleo
  • ICEX. España, Exportación e Inversiones
  • Cámaras
  • Ministerio de Asuntos Exteriores y de Cooperación
  • Empleo y becas en el Instituto Cervantes

Pie de página