• Compartir en Facebook
  • Compartir en Twitter

Japón es la tercera economía del mundo y posee un mercado altamente competitivo. Ofrece oportunidades de negocio tal y como indica el último informe de la Oficina Comercial de España en el país

Uno de los sectores prioritarios para las empresas españolas es el de los productos de consumo. Dentro de éstos, los más significativos son los agroalimentarios así como también los de hábitat y moda, también los productos industriales (maquinaria, componentes y partes de automóviles); y el sector cultural (cine, arte, enseñanza de español, etc.)

Durante los próximos años se prevé crecimiento en nuevos sectores, el de cuidados médicos y asistencia social, el sector de telecomunicaciones, la biotecnología, el sector de energías alternativas y el sector de distribución y logística.

Concretamente, las industrias de energía solar, fotovoltaica, eólica, etc. representan una oportunidad en Japón tras la crisis nuclear de Fukushima que llevó al cierre temporal de los 55 reactores nucleares del país y el anuncio del Gobierno de su apuesta por las energías renovables.

  1. Establecimiento de una entidad extranjera.

    Con excepción de sectores sensibles como agricultura y servicios públicos básicos, todos los proyectos de inversión extranjera son libres y el único trámite a realizar es una notificación a posteriori.

    Sin embargo, en los últimos años, las autoridades son más restrictivas en la aplicación de la legislación en materia de inversiones extranjeras en Japón –Código de Comercio, Ley de Sociedades, Ley de Cambios Exteriores.

    No existe en Japón a nivel estatal, ningún tipo de incentivo fiscal establecido expresamente para captar la inversión de empresas extranjeras. En cambio existen incentivos fiscales, por ejemplo en forma de deducciones especiales del Impuesto Corporativo (impuesto de sociedades) aplicables para cualquier empresa nacional o extranjera.

    No obstante, las administraciones locales y regionales (gobiernos de prefecturas y municipales) han elaborado diversas regulaciones y programas que autorizan incentivos fiscales, incluyendo reducciones y exenciones para algunos negocios, activos fijos, o impuestos sobre adquisiciones inmobiliarias. También se incluyen en la lista de incentivos los subsidios y préstamos para financiar la adquisición de terrenos y edificios, así como gastos operativos.

    Para información detallada acerca de las condiciones de inversión en las prefecturas y en las ciudades, se recomienda contactar con las administraciones locales.

    Las sociedades extranjeras pueden establecer generalmente, su presencia empresarial en Japón, de una de estas tres maneras:Oficina de representación, sucursal o filial. La Guía para el establecimiento en Japón de la Oficina Económica y Comercial de España en Tokio explica las distintas características de cada una de ellas, así como la forma de constitución de "joint ventures" (sociedades mixtas).

  2. Visado/ requisitos para emprender un negocio

    Pueden obtener el permiso laboral y la residencia en Japón tanto los inversores extranjeros como sus representantes en el país. En la página web de la Embajada de Japón en Madrid se informa sobre los requisitos exigidos para la obtención de un visado de negocios.

    Más información Oficina Comercial de España en Japón

Sitios web recomendados

  • Servicio Español para la Internacionalización de la Educación (SEPIE)
  • EURES - EURopean Employment Services / Servicios Europeos de Empleo
  • ICEX. España, Exportación e Inversiones
  • Cámaras
  • Ministerio de Asuntos Exteriores y de Cooperación
  • Empleo y becas en el Instituto Cervantes

Pie de página