• Compartir en Facebook
  • Compartir en Twitter

El Código Laboral ruso, mantiene un sistema de protección individual del trabajador que regula con detalle los derechos colectivos. La edad laboral mínima es de dieciséis años. Se prohíbe la discriminación por motivos no relacionados con el trabajo, así como la discriminación de las mujeres por el hecho de estar embarazadas o tener hijos.

El contrato de trabajo debe ser formalizado obligatoriamente por escrito, entre el empresario y trabajador, en el cual debe ser indicado expresamente el período de prueba. Antes de comenzar a trabajar, se exige una inspección médica a los menores de dieciocho años.

En general, tiene una duración máxima de tres meses, salvo para los cargos directivos, en que su duración máxima es de seis. En el caso de contratos temporales de duración de entre dos y seis meses, el período de prueba no puede superar dos semanas.

En la Federación Rusa existe la llamada "libreta laboral" (trudovaya knizhka), que se entrega al trabajador en su primer trabajo y en la que existe la obligación de consignar los sucesivos cambios significativos que acontezcan al trabajador a lo largo de su vida laboral.

1.- Condiciones laborales

El límite  de la jornada laboral es de cuarenta horas semanales. En general, no hay límite diario, aunque sí existe la obligatoriedad de establecer un tiempo mínimo de fin de semana de cuarenta y dos horas y de establecer un descanso para comer. El permiso mínimo de vacaciones pagadas asciende a 28 días anuales. Se conceden permisos sin sueldo en determinados casos.

La edad de jubilación en Rusia está fijada en 60 años para los hombres y 55 para las mujeres. Sin embargo, esta edad únicamente determina el derecho para acceder a una pensión de jubilación, el trabajador que alcance las edades señaladas puede continuar trabajando, no teniendo el empresario derecho a despedirlo por esta causa.

En el régimen de Seguridad Social de la Feder es algo diferente al español. Existen distintos fondos para cada uno de los conceptos asegurables los cuales utilizan reglas algo distintas para su financiación, que procede del Impuesto Social Único.

Seguro médico: Los trabajadores extranjeros que residan permanentemente en territorio ruso deben ser dados de alta en el fondo de seguro médico obligatorio y recibir la correspondiente póliza.

2.- Trabajadores extranjeros

Su actividad se rige por la normativa laboral, pero con las limitaciones establecidas en la Ley de Extranjería. Dicha normativa establece un régimen distinto, más favorable, para los extranjeros procedentes de países a cuyos nacionales no se les exige visado para la entrada en Rusia, entre los que no se encuentra España.

2.1.-Contrato de trabajadores extranjeros: 

Los documentos que estén en castellano (como el documento de identidad o, más normalmente, el pasaporte) deberán ser traducidos al ruso y la traducción deberá ser legalizada. En el caso del certificado del fondo de pensiones, solo se exigirá a los extranjeros que tengan residencia permanente o temporal en Rusia, no a los transeúntes.

El trabajador extranjero está sujeto al mismo régiman tributario general. El empresario debe practicar retenciones por el IRPF (13% ó 30%, según se trate de residentes o de no residentes) y realizar el pago del Impuesto Social Único.

En cuanto a los Fondos de Pensiones, la regulación es similar al caso anterior, debiendo realizarse pagos por los salarios abonados a los trabajadores extranjeros que sean residentes permanentes o temporales en la Federación Rusa. Sin embargo, no se prevén dichos pagos respecto de los transeúntes.

Sitios web recomendados

  • Servicio Español para la Internacionalización de la Educación (SEPIE)
  • EURES - EURopean Employment Services / Servicios Europeos de Empleo
  • ICEX. España, Exportación e Inversiones
  • Cámaras
  • Ministerio de Asuntos Exteriores y de Cooperación
  • Empleo y becas en el Instituto Cervantes

Pie de página