• Compartir en Facebook
  • Compartir en Twitter
  1. Fiscalidad de los extranjeros

    La base legal del sistema tributario australiano se compone de varias normas individuales del Parlamento. Las dos normativas principales del impuesto sobre la renta son el “Income Tax Assessment Act” de 1936 y el “Income Tax Assessment Act” de 1997, ambas actualmente en vigor.

    • IVA

      Australia aplica el régimen del IVA (GST) a los suministros de bienes y prestaciones de servicios en el país. La base imponible la constituye el precio del bien entregado o del servicio prestado. En caso de importaciones, el GST se calcula sobre el valor de importación, que consiste en el valor de aduana, los gastos de transporte, derechos de aduana y gastos de seguro.

      El tipo de impuesto general aplicable es el 10%. Se aplica el tipo cero, entre otros, a la mayoría de los elementos básicos utilizados para el consumo habitual, la exportación de bienes y servicios relacionados con la exportación de bienes, a los servicios médicos y servicios educativos.

      Tributación de las personas físicas

      El impuesto en Australia, se retiene directamente sobre el salario. Las tasas de impuesto varían de 20 a 47%.

      Las cargas sociales patronales se sitúan entre el 40 y el 50 % del salario bruto y las cargas salariales representan hasta el 25% del salario bruto. El asalariado paga él mismo su impuesto a la administración fiscal sobre la base de su declaración de la renta. La tasa de impuesto es progresivo de 0 a 49.58%.

Sitios web recomendados

  • Servicio Español para la Internacionalización de la Educación (SEPIE)
  • EURES - EURopean Employment Services / Servicios Europeos de Empleo
  • ICEX. España, Exportación e Inversiones
  • Cámaras
  • Ministerio de Asuntos Exteriores y de Cooperación
  • Empleo y becas en el Instituto Cervantes

Pie de página