• Compartir en Facebook
  • Compartir en Twitter

Pese a que en Nueza Zelanda el desempleo ha subido en los últimos años, la media se sitúa por debajo del nivel de la OCDE con un paro en torno al 7% (datos a diciembre 2012). Las áreas en las que hay más demanda de empleo son: agricultura, construcción, educación, ingeniería, finanzas, telecomunicaciones, transportes y turismo.

  1. Condiciones laborales

    La normativa neozelandesa, Ley de Relaciones Laborales 2000 (Employment Relations Act 2000), obliga a que todos los trabajadores tengan un contrato laboral; dicho contrato puede tener carácter permanente, eventual o ser de duración determinada.

    • Contratos

      • Contrato individual de duración indefinida: Este contrato determina el comienzo de la relación laboral y tiene validez hasta que cualquiera de las partes lo rescinda según las condiciones acordadas en el mismo. Sus cláusulas pueden variar o se pueden actualizar en cualquier momento si existe acuerdo entre las partes.

      • Contrato individual a tiempo determinado: Debe especificar la duración exacta del contrato. El empleador (empresario) debe acreditar un fin empresarial que justifique la duración determinada que, se debe especificar y comunicar al trabajador.

      • Contrato individual de naturaleza eventual (esporádico): Establece una relación laboral eventual, basándose en las necesidades del empresario que, acuerda avisar con suficiente antelación al trabajador de la necesidad de disponer de él. Por su parte, el trabajador acuerda hacer lo posible para estar disponible en ese momento.

      • Contrato individual de naturaleza eventual (período fijo): La diferencia principal con el contrato individual eventual radica en que en este caso, el trabajo tiene una duración fija o determinada. Es obligatorio especificar la razón por la que el contrato debe finalizar en un momento determinado y comunicarla al trabajador.

    • Período de prueba:

      El período de prueba depende del acuerdo que adopten las partes, y se debe especificar mediante cláusula dentro del mismo contrato de trabajo. Este período no limita los derechos y obligaciones legales del empresario o del trabajador.

    • Salario mínimo/Jornada laboral:

      A partir del 1 de abril de 2013, el salario mínimo en Nueva Zelanda es de 13,75 NZ$ por hora. La legislación neozelandesa regula un máximo de 40 horas y 5 días de trabajo por semana.

    • Vacaciones:

      La Holidays Act 2003 establece que los trabajadores tienen derecho a un mínimo de cuatro semanas anuales de vacaciones retribuidas tras un año de trabajo. Existen, además, once días anuales de fiesta y cinco días al año por enfermedad sin justificante, que pueden ser acumulados de año en año, hasta un máximo de 20 días, pero que no pueden ser retribuidos en dinero.

    • Régimen de Seguridad Social:

      Nueva Zelanda estableció en 1938 el primer sistema integral de seguridad social del mundo. Oficialmente los trabajadores y empleadores neozelandeses no están obligados a contribuir a la Seguridad Social neozelandesa, si bien están cubiertos por ella.

      Tanto los ciudadanos neozelandeses como los residentes permanentes y trabajadores extranjeros empleados temporalmente en Nueva Zelanda tienen derecho a percibir prestaciones por desempleo o enfermedad.

      No obstante, sí que existe la obligación, tanto para los trabajadores como para los empresarios individuales de contribuir al Plan de Seguros de Accidente de la Corporación de Seguros de Accidente. Este plan de seguros cubre tanto los accidentes laborales como los ocurridos en otras circunstancias.

      Más información sobre la Seguridad Social neozelandesa.

    • Jubilación:

      En julio de 2007 entró en vigor un nuevo plan de pensiones aprobado por el gobierno conocido como Kiwisaver. Las aportaciones establecidas en el plan se realizan por parte del empresario (una cuota fija sobre el salario bruto) y del trabajador quien, a partir de una contribución mínima, puede aportar hasta el 8% de su salario.

      Para promover el Kiwisaver se incluyen incentivos como una aportación al fondo, por parte del gobierno, de 1.000 NZD y devoluciones fiscales que pueden alcanzar hasta los 521,43 NZD anuales.

      Aparte del KiwiSaver, el gobierno neozelandés paga una pensión anual después de impuestos de 18.585 NZ$ (New Zealand Superannuation) a toda persona mayor de 65 años que haya residido más de 10 años en Nueva Zelanda.

      Todos los trabajadores tienen derecho a sindicarse y existe un Consejo Neozelandés de Sindicatos. Los empleadores no pueden discriminar en la contratación, el despido, el pago, la formación o la promoción de un empleado por motivos de raza, color, origen nacional o étnico, sexo, u orientación sexual, estado civil o familiar, situación familiar o laboral, edad, creencias religiosas u opiniones políticas, discapacidad o la participación en actividades sindicales.

      En materia de derechos del trabajador existe una Guía dirigida a los extranjeros hispanohablantes: Guía relativa al trabajo y a los derechos del trabajador en Nueva Zelanda: con información oficial sobre la materia y direcciones de interés.

  2. Trabajadores extranjeros

    Las políticas de inmigración permiten a trabajadores extranjeros acceder a puestos de trabajo en Nueva Zelanda siempre y cuando no haya trabajadores nacionales disponibles o cuando exista escasez de mano de obra en determinados sectores. Conviene consultar las perspectivas de empleo.

    La Embajada de Nueva Zelanda en Madrid no dispone de una bolsa de trabajo. Sin embargo, en la página web del Servicio de Inmigración de Nueva Zelanda (NZIS) se puede encontrar una lista de los trabajos y las regiones donde hacen falta trabajadores cualificados

    • Visado/ Requisitos para trabajar

      Los distintos tipos de visados regulan la actividad laboral en el país. La working holiday visa limita la actividad laboral a seis meses; el visado de trabajo temporal permite la actividad laboral por un año renovable, mientras que el visado de trabajo permanente no tiene límite de tiempo.

      Sólo se podrá obtener un visado de trabajo si el interesado ya tiene una oferta concreta de una empresa en Nueva Zelanda, y la correspondiente autorización del Servicio de Inmigración. Los españoles que deseen solicitar un visado de trabajo, deberán tramitarlo en la Oficina de Inmigración de Nueva Zelanda en Londres.

      • Requisitos para solicitar un visado de trabajo:

        • Formulario de solicitud cumplimentado y firmado.

        • Abono de la tasa del visado.

        • Pasaporte original con una validez de más de 3 meses posteriores a la fecha prevista de salida del país.

        • Fotografía.

        • Oferta de empleo con la siguiente información: el salario, descripción del puesto y período de contratación.

        • Acreditación de la experiencia laboral y/o títulos que confirmen la capacidad para realizar el trabajo ofertado.

        • Acreditación de la colegiación si ésta fuera necesaria (en Nueva Zelanda para ejercer determinadas profesiones hay que estar inscrito en el registro correspondiente).

        • Autorización del Servicio de Inmigración de Nueva Zelanda (NZIS).

        • Pasaje de regreso o acreditación de medios para adquirirlo si el trabajo es por menos de 12 meses.

        • Si la oferta de trabajo es para más de 6 meses, es necesario aportar un certificado emitido por un médico autorizado del Servicio de inmigración; si la duración se estima en más de dos años, además hay que presentar un Certificado de Antecedentes Penales.

        La oferta de trabajo debe proceder de una empresa/empleador de Nueva Zelanda que pueda demostrar a Immigration New Zealand que no existen trabajadores del país disponibles para hacer el trabajo.

Sitios web recomendados

  • Servicio Español para la Internacionalización de la Educación (SEPIE)
  • EURES - EURopean Employment Services / Servicios Europeos de Empleo
  • ICEX. España, Exportación e Inversiones
  • Cámaras
  • Ministerio de Asuntos Exteriores y de Cooperación
  • Empleo y becas en el Instituto Cervantes

Pie de página